Entrevista. Mikel Balenziaga: “Yo siempre creí en mis posibilidades”
"Mis dos temporadas en el Athletic fueron maravillosas". Foto: César Rodríguez (VAVEL) Montaje: Alex López- Rey (VAVEL)

Mikel Balenziaga (Zumárraga, 1988), defensa actual del Real Valladolid, está en boca de los aficionados del Athletic. Cuenta el equipo bilbaíno con una cláusula sobre el jugador guipuzcoano que permite su repesca este verano a cambio de 500.000 euros. La temporada pasada podía haber vuelto gratis, pero se descartó esa opción. Ahora, con Jon Aurtenetxe en el punto de mira (ha perdido la titularidad en el equipo), Xabi Castillo con los dos pies fuera de Bilbao y el joven Saborit aún por madurar, los dirigentes rojiblancos abonarán, salvo cambio drástico de última hora, la cantidad estipulada y Balenziaga retornará a Lezama por tercera vez en su carrera.

Balenziaga aterrizó en Bilbao en 2008, procedente del filial de la Real Sociedad a cambio de un millón de euros. La operación se concretó a pocas horas del cierre de mercado, después de que el Athletic lograra liquidez con la venta de Aritz Aduriz al Mallorca. El joven lateral izquierdo llegó  para cubrir las necesidades del equipo en una posición huérfana desde que Asier Del Horno pusiera rumbo a Londres en la temporada 2005- 2006.

Pese a que comenzó el curso como titular indiscutible, poco a poco fue disminuyendo su presencia en el equipo en favor de Koikili. Ese verano fue cedido al Numancia y en 2010 regresó a las órdenes de Joaquín Caparrós, que de nuevo no contó con él. La temporada pasada, tras no pasar la primera criba de Marcelo Bielsa, firmó por tres campañas con el Valladolid, equipo en el que triunfa actualmente, y donde atiende a VAVEL.

PREGUNTA. Menuda temporada que está realizando el Valladolid.

RESPUESTA. La verdad es que estamos muy contentos porque todo nos está saliendo bien. El año pasado jugábamos en Segunda, eso es algo que no debemos olvidar, y ahora competimos en la máxima categoría y estamos a un paso de cumplir el objetivo, que es la salvación.

P. A nivel personal las cosas también le van sobre ruedas

R. He tenido la confianza del cuerpo técnico desde el primer día que llegué a Valladolid la temporada pasada. Ya entonces, en Segunda, lo jugué casi todo y este año estoy otra vez contando mucho para el entrenador. No voy a decir que ha sido fácil, porque cuando sales de casa tan joven nunca lo es, pero estoy a gusto tanto con la ciudad como con la afición.

P. Lleva la toda la temporada jugando de lateral izquierdo, un puesto que a todos los equipos del mundo les cuesta una barbaridad cubrir ¿Es una posición maldita?

R. (Risas) Hombre, yo no creo que se pueda decir que es un puesto gafe, simplemente hay menos jugadores en esta demarcación y eso se nota, pero todos los equipos tienen muy buenos laterales izquierdos. Lógicamente, algunos lo harán mejor y otros peor, como ocurre en todas las posiciones, pero no creo que sea un puesto tan problemático.

Tenía claro que podía ser jugador de Primera División y el tiempo me ha dado la razón

P. Tras no lograr afianzarse en primera con el Athletic ¿Se ha demostrado a sí mismo que puede ser un futbolista de la máxima categoría?

R. Yo nunca tuve dudas y siempre confié en mí. Tenía claro que podía ser jugador de Primera División y el tiempo me ha dado la razón. Ha costado mucho, pero al final, con trabajo y esfuerzo, lo he conseguido. Ahora estoy en el mejor momento de mi carrera.

P. ¿Ha evolucionado mucho desde que abandonó Bilbao?

R. Sobre todo creo que soy un jugador más maduro y eso siempre suma en el campo. Cuando llegué al Athletic era muy joven y a pesar de que al principio jugué casi todos los minutos, acabé en el banquillo. Aprendí que no cuesta tanto jugar como mantenerse, algo que he logrado con el tiempo. Primero estuve en el Numancia en Segunda, muy a gusto, pero ha sido en Valladolid donde he conseguido la regularidad necesaria.

P. ¿Cómo recuerda la experiencia en el Athletic?

R. Yo estuve dos temporadas en el Athletic (2008 y 2010) y ambas fueron maravillosas. Es cierto que en la segunda apenas jugué partidos, algo siempre complicado porque a todo el mundo le gusta participar, pero fue un curso muy bonito porque llegamos  a la Europa League. Trabajé mucho para jugar, como todos, pero aunque no lo hiciera fue un año completo porque logramos el objetivo y la gente quedó contenta.

P. Supongo que disfrutaría mucho viendo el juego de sus compañeros la temporada pasada.

R. Por supuesto que sí, tenía mucha envidia sana. Ver al equipo jugar como lo estaba haciendo, eliminando a rivales como el Manchester, el Schalke y llegar a una final europea… en Copa también hicieron un gran torneo. Fue una temporada increíble para el Athletic y aunque no la pude vivir desde dentro del equipo, disfruté muchísimo.

P. Hay una opción de compra por parte del Athletic y todo indica que la van a ejercer ¿Puede confirmar que será rojiblanco la temporada próxima?

R. Ahora mismo lo que hay son sólo rumores y yo lo único que tengo en mente es trabajar como hasta ahora, pase lo que pase en verano. Lo que haya que hablar se hablará a final de temporada.

Todos sabemos lo que supone jugar en un club tan grande como el Athletic y para mí sería un sueño volver

P. ¿Pero le gustaría volver?

R. Por supuesto, todos sabemos lo que supone jugar en un club tan grande como el Athletic y para mí sería un sueño. Tengo grandes recuerdos de cuando estuve allí, sobre todo del vestuario, que siempre me arropó y ayudó cuando las cosas no fueron fáciles. Me encantaría volver.

P. ¿Le han sorprendido algunas de las cosas que han pasado esta temporada en Bilbao?

R. Han sido cosas de las que yo no puedo opinar, porque como no he estado dentro del vestuario pienso que no tiene mucho sentido. Son los actuales jugadores del equipo los que tienen que arreglarlo y yo no soy nadie para hablar sobre ello.

P. ¿Y qué le queda a Balenziaga y al Valladolid de aquí a final de Liga?

R. Seguir como estamos, lograr la salvación cuanto antes y continuar disfrutando como lo estoy haciendo.

VAVEL Logo