Haris Seferovic pide perdón a la afición de la Real Sociedad
Haris Serferovic ha comparecido en la mañana de hoy en la sala de prensa de Zubieta para pedir perdón públicamente a la afición de la Real Sociedad debido a su gesto en el partido ante Osasuna al marcar el quinto gol. En ese momento el delantero se llevó la mano a la boca como queriendo hacer callar a la grada. 
 
El gesto fue muy mal recibido por la grada de Anoeta, que estalló ante su jugador en redes sociales mediante diferentes montajes fotográficos recriminándole su labor tanto dentro como fuera del campo. Pero también se sintieron molestos sus compañeros, el entrenador y el Consejo. Tal fue el malestar generado por el gesto de Seferovic que el propio presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, salió a los medios de comunicación declarando que el jugador había hecho mal y tendría que pedir perdón.
 
Jagoba Arrasate habló en los mismos terminos, pero su tono fue mucho más conciliador. Algunos medios de comunicación publicaron en vísperas al partido contra el Manchester United que el delantero balnquiazul iba a ser apartado del equipo pero nada de eso tenía base sólida. Jagoba lo dejó en el banquillo por decisión técnica y en la recta final del encuentro saltó al campo para cambiar el rumbo del partido y conseguir algún gol.
 

Sonora pitada para Seferovic

Incluso antes de que comenzará el encuentro frente al Manchester United, Haris Seferovic ya había soportado las iras de los aficionados de la Real Sociedad. La primera pitada que tuvo que oir el jugador, fue al llegar al estadio de Anoeta, donde cientos de aficionados estaban esperando la llegada del equipo.
 
La segunda protesta de los aficionados por los gestos realizados por el suizo fue cuando ingresó en el terreno de juego, a falta de diez minutos para que finalizara el encuentro frente al Manchester United. En ese momento fue abucheado por una grada que, de forma absolutamente mayoritaria, reprobaba los gestos del jugador, más si cabe teniendo en cuenta que era un intrascendente quinto gol y no hizo más que empujar el balón al fondo de las mallas gracias a la meritoria jugada de sus otros compañeros.
 
Las primeras palabras de Haris Seferovic han sido para pedir perdón, "el gesto en la celebración viene por una situación personal, no iba dirigido al público. Estoy contento en la Real Sociedad. Quiero escusarme ante todos. Estuve mal. Cometí un error. Pido perdón y espero que me perdonen", declaró el jugador Txuri-Urdin, haciendo una autocrítica pública que le pedían todos los estamentos del club.
 
No contento con ello, y para despejar todas las dudas y rumores que estos días han circulado por la actualidad blanquiazul, ha sentenciado que "estoy a gusto en Donostia. He firmado para 4 años y quiero cumplir mi contrato". Además, ha querido apostillar que el motivo por el que no quiso comparecer antes fue que "teníamos un partido importante contra el Manchester United. No he querido hablar antes por respeto".
VAVEL Logo