Bojan Krkic, un prodigio desencajado
Bojan Krkic durante una partido en su segunda temporada (2008-2009) con el primer equipo

Bojan Krkic era un jugador llamado para ser una estrella, de esos que nacen cada cierta década, únicos y con un destino escrito para hacer grandes cosas en el mundo del fútbol, pero sobre todo en el club que lo vio crecer: el FC Barcelona. Desafortunadamente, la suerte no le acompaño y el camino que parecía que tenía marcado se fue difuminando a medida que pasaban los años. Ahora, después de varias cesiones, su etapa azulgrana pone su fin. Su próximo destino es Inglaterra en el Stoke City.

Bojan Krkic Pérez nació en un pueblecito de Lleida, Linyola, un 28 de agosto de 1990. Hijo del futbolista serbio, Bojan Krkic, de la Estrella Roja y el OFK de Belgrado fichó por el Mollerussa en 1988. Tras su retirada, dirigió el futbol base del Bellpuig y el primer equipo amateur. El pequeño Bojan fue descubierto por Oriol Tort y Joan Martínez-Vilaseca quién ya era futbolista a la edad de 4 años en las categorias inferiores del Bellpuig.

El rompedor de récords de La Masia

Bojan es (o era) un delantero prodigio, un goleador nato, un jugador excelente en la definición. Batió todos los records de goles anotados en las categorías inferiores del Barça. Ha marcado cientos de goles, con un promedio de más de 3 goles por partido en todos los equipos de las diferentes categorías por las que ha pasado. Es un jugador que destaca por su olfato goleador, por no dar un balón por perdido y por la dificultad que causa a los rivales si intentan frenarlo. En las siete temporadas que ha estado en las categorías inferiores del FC Barcelona, ha superado los 400 goles, siendo uno de los máximos goleadores de la historia en todas las categorías del club.

Bojan fue un quemador de etapas. Siempre ha militado en categorías superiores a las que le correspondería por edad. De este modo, la campaña 2005-2006, en que formaba parte del Cadete A, consiguió 32 tantos en 26 partidos, por lo que ascendió al Juvenil B. Dada su progresión lo subieron rápidamente al Juvenil A, y sin pisar prácticamente el filial azulgrana fue a parar al primer equipo.

Una estrella fugaz

Hay jugadores que suben a los primeros equipos rápidos como la espuma, Bojan fue uno de ellos, y quizá, subió demasiado fugazmente. Con tan solo 16 años, la temporada 2007-2008, subió al primer equipo del Barça, de la mano de Frank Rijkaard.

El día 24 de abril de 2007, debutó con el primer equipo del FC Barcelona en un partido amistoso contra el Al-Ahly El Cairo, donde marcó el segundo gol del partido. Después de regresar de la selección sub-17, se incorporó a los entrenamientos con el FC Barcelona y con sólo tres días de entrenamiento entró por primera vez en una convocatoria oficial para jugar contra el Club Atlético Osasuna el día 16 de septiembre de 2007. Aquel día, debutó en un partido oficial con el primer equipo del FC Barcelona en un partido de Liga. Con sólo 17 años y 19 días, fue el tercer jugador más joven que debuta en el primer equipo del FC Barcelona en partido oficial.

tEl día de su debut en Champions, sustituyó a Leo Messi

El primer gol de Bojan Krkic en Primera División fue el 21 de octubre de 2007 en el campo del Villarreal CF, en su debut como titular. El 19 de septiembre de 2007, debutó con el Barça en la Champions League contra el Olympique de Lyon, sustituyendo a Lionel Messi, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia (17 años y 22 días) en jugar en esta competición, superando de esta manera al ghanés Peter Oforiquaye.

Marcó su primer gol en el Camp Nou el día 24 de noviembre de 2007 frente al Recreativo de Huelva.

Su primer gol en la Champions League fue el 1 de abril de 2008 en el campo del Schalke 04, convirtiendo en el segundo más joven de toda la historia de la competición en hacerlo. El día 28 de agosto del 2008, al hacer 18 años, firmó su primer contrato profesional con el FC Barcelona, de 5 años de duración y con una cláusula de rescisión de 80 millones de euros.

El 13 de mayo de 2009, Bojan lograba su primer título como profesional, la Copa del Rey. Bojan salió como titular y disputó 84 minutos de la final ante el Athletic Club anotando uno de los goles de la victoria del FC Barcelona, que se impuso por 4-1. En ese torneo marcó cinco goles, convirtiéndose en una pieza indiscutible para ganar el torneo ya que sus goles fueron decisivos para proclamarse campeones.

La temporada 2009-2010 comenzaba con buen pie para Bojan, marcando un gol en la primera jornada ante el Sporting y jugando a un nivel muy alto. Pero una lesión le marcó el resto de temporada. Aún así, Bojan fue decisivo durante las últimas jornadas para que el Barça ganara la Liga, ya que se ganó estar en el once titular y desde el lado izquierdo fue una ametralladora de goles. Terminó la temporada con 12 tantos, mostrando un buen nivel y demostrando que podía ser titular en el Barça. Tras la marcha de Zlatan Ibrahimovic, Bojan cogió el dorsal número 9 en la temporada 2010-11.

El 19 de marzo de 2011, con 20 años y 202 días, jugó su partido número 100 en Primera División ante el Getafe CF, convirtiéndose así en el jugador más joven en la historia del Barça en llegar a esta cifra, y el tercero en la historia de la liga, sólo por detrás de Raúl González y de Joseba Etxeberria. Coincidiendo con esa marca, hizó el gol 25 en la máxima categoría.

El diamante roto

Igual que quemó etapas rápidamente, igual que marcaba goles en las categorías inferiores del club a ritmos estratosféricos, su calidad se vio apagada y no pudo ser explotada por calentar banquillo. Su juventud, aspiraba a enseñarla poco a poco, a no estropearla, pero el efecto fue el contrario. Empezó eclipsando las grandes estrellas del vestuario de aquella época, acaparando la prensa, como la gran revelación, para que después, cuándo se cansaran de él le pasaran otros por delante. Si no juegas y no tienes suficientes minutos, tu moralidad, confianza y porque no también calidad se va a pique. Por delante de él - recordar que el aquel entonces, sólo tenía apenas entre 18-20 años-, pasaron Eto, Ibrahimovic, Pedro y Villa, incluso Afellay. ¿Dónde cabía el joven Bojan?
​ ​

¿Qué paso realmente con Bojan Krkic? ¿Hubiera sido diferente si hubiera jugado los minutos que le correspondían por talento? ¿Era demasiado joven para triunfar? ¿No tuvo la suficiente paciencia y por eso decidio irse? No estoy segura, pero si pusiera la mano en el fuego quizá poco me quemaría, solo los que estuvieron allí lo saben. En un vestuario lleno de genios del fútbol se puede devorar a pequeños futbolistas que no tiene carácter para imponerse. En este mundo del balón de cuero, no hay buenos ni malos, sino que manda la ley del más fuerte.

Su primera temporada con Guardiola fue bastante buena, perdió la titularidad por el sistema de rotaciones, pero gracias a él se ganó la Copa del Rey. Incluso, durante en algun partido de esa copa, Bojan Krkic, a sus 20 años, llevo el brazalete de capitán. Al siguiente curso le pasó por delante Pedro. Pero, al final de la 2009-2010 fue su mejor periodo como azulgrana, pese a estar lesionado durante parte de la temporada, ganó una liga a un nivel muy alto. En la siguiente campaña, se fichó a Villa. Ya no había lugar para él.

Él así lo contaba la primera vez que se fue del Barcelona. "Sentí la necesidad de cambiar porque no estaba jugando y eso no es fácil para un jugador joven, ya que corres el peligro de caer en una espiral negativa". Aunque reconoce que no fue fácil: "Fue una decisión difícil, porque era el club en el qué he crecido, donde he estado la mayor parte del tiempo y, sobre todo, porque me fui después de un año difícil", confesaba. Ante su marcha, entraba Alexis como nuevo ‘9’ del FC Barcelona.

Una pieza desencajada

Empezaron las cesiones, cada verano la misma historia, el joven nunca sabía cuál sería su destino. Quizá peco de querer apuntar demasiado alto - por talento-, y tendría que haber empezado por un club más modesto de Liga española o de la Premier, que importa el nombre, pero más humilde y en el qué pudiera aprender y madurar. Quizá tampoco estuviera en sus manos, las cantidades que ofrecen los clubs de mayor nombre son superiores. La cuestión es que...

El 22 de julio de 2011, el AS Roma y el FC Barcelona llegaron a un acuerdo de cesión para fichar a Bojan por 12 millones de euros y se unió al nuevo proyecto de Luis Enrique. El 4 de diciembre de ese mismo año recibió la primera tarjeta roja de su carrera contra el Fiorentina. Al finalizar la temporada 2011-12 Bojan terminó con 7 goles en 37 partidos.

Bojan le dedicó un gol a Abidal en la Roma
Bojan le dedicó un gol a Abidal en la Roma

Al verano siguiente, el 28 de agosto de 2012 se confirmaba la cesión por 1 temporada de Bojan en el AC Milan. Debutó el 1 de septiembre, en el partido que enfrentaba al Milan con el Bologna. Marcó su primer gol con la A. C. Milan ante el Chievo Verona (jugando como local) anotando el 3-1. Bojan marcó 3 goles con el Milan, los 3 anotados en Liga.

Una lesión por ruptura muscular en el quadriceps de la pierna derecha, lo dejó apartado de los terrenos de juego durante el final de temporada. No era la primera vez que tenía problemas físicos ese año. En los últimos meses, tuvo pequeños contratiempos que lo habían dejado fuera de varias convocatorias. Finalmente, en junio de 2013, el Milan no pagó su ficha y volvió al Barcelona.

Después de haber vuelto de Italia, nuevamente es cedido el 5 de julio de 2013, con destino al Ajax Amsterdam donde estuvo la temporada 2013/14. Debutó en el conjunto holandés en la final de la Supercopa de los Países Bajos ante el AZ Alkmaar como titular siendo sustituido en el minuto 64 por Andersen en un partido con marcador final de 3-2 a favor de los de Frank de Boer.

Bojan sumó un título más en su palmarés; el título de la Eredivisie con el Ajax de Frank de Boer. Pero no todo fue bonito, tuvo que superar una de sus peores pesadillas, la lesión que le apartó durante dos meses de los terrenos de juego en la primera vuelta. Después de este duro golpe volvió fuerte y con ganas de ganarse un lugar en el equipo, que logró hacer suyo en la mayoría de enfrentamientos disputados en las tres competiciones. Este año, indudablemente, fue el mejor en cuanto a minutos jugados desde que se marchó del Barça. Dónde fue denominado como mejor jugador del partido varias veces, aunque en la mayoría de ellos no anotó ningún gol.

Finalmente, su historia con el FC Barcelona- al menos como jugador-, acaba el 22 de julio del 2014. En el Barça ya no quieren apostar por él. Pero, su carrera aún no ha acabado, tan solo tiene 23 años, un talento sin explotar - guardado en lo más adentro de sus botas y su interior- en su poder está cambiar el rumbo de su futuro. Mucha suerte Bojan.

VAVEL Logo