Messi sigue sin superar a Zarra
FOTO: Mireia Carcole (VAVEL.COM)

Messi sigue por detrás de Zarra. El argentino ha tenido una actuación discreta, acorde a la del equipo, pero ha creado más ocasiones que cualquiera. Dos largueros y una mano prodigiosa de Rubén (ya con el 1-2 final en el marcador) privaron al astro de convertirse, de una vez por todas, en el máximo anotador de la historia de la Liga.

Pese a las ocasiones de Messi, es injusto achacar a la mala suerte el NO récord de Leo Messi. Acumula tres partidos sin marcar. El Barça, hasta el 1-1 de Neymar llevaba 221 minutos sin ver puerta. Es cierto que es el equipo que más veces estampa la pelota en el palo (10 postes esta temporada), pero el Barça no puede hipotecar su éxito al acierto goleador de Messi, de Neymar ni de cualquier otro.

Sería injusto achacar a la mala suerte el NO récord de Leo Messi

Este problema se acentúa cuando la estructura del equipo no está confeccionada para que el mejor transformador de la historia (los récords lo acreditan) convierta en gol o en ocasión los balones que toca. En los pretéritos tiempos de Zarra, igual un jugador de su grandeza se bastaba para convertirse en máximo goleador de España. Pero en el fútbol actual, el 'recordman' de los goles debe tener a 10 compañeros trabajando para él.

Leo Messi sigue con 250 goles. Le queda un gol para igualarlo y dos para superarlo. Lo hará. Sin lugar a duda. Pero más allá del record, la trayectoria táctica del equipo no invita al optimismo. El Barça ha dejado de ir todos a una (como en Fuenteovejuna) y ha convertido su juego en una guerra de guerrillas. Ha abandonado el lema de los 3 mosqueteros – Uno para todos (Messi) y todos para uno- para convertirse en 11 MacGyvers.

El Barça ha dejado de ir todos a una  y ha convertido su juego en una guerra de guerrillas. Han dejado de ser los 3 mosqueteros para ser 11 Macgyvers

Duele ver a Messi recibir un balón entre los centrales. Hiere observar como Messi baja al centro del campo para organizar el juego. Y preocupa que el gol del Almería llegué a través de una pérdida suya. Pero no preocupa porqué el sucesor de Zarra pierda un balón entre tres hombres en la frontal, preocupa porque seis hombres esperaban el balón de Messi en estático por delante de él. En 80 metros, Thievy ha aprovechado una autopista sin ningún radar vestido de azulgrana. Una acción puntual que responde a un problema sintomático: Messi no puede hacerlo todo mientras otros miran.

Seguramente Leo superará el récord de Zarra en el próximo partido. Si a la tercera no fue la vencida, será a la cuarta. Pero hay que mirar como lo hizo y volver a esa senda. Cualquier otro rol para Messi le desvirtúa por completo. Hay que aprovechar al mejor goleador de la historia porqué son sus goles los que le han convertido en el más grande.

VAVEL Logo