Miguel Escalona vuelve a casa
Foto: UCAM Murcia.

Una de las experiencias más bonitas para un jugador es la de volver a casa, la de volver al lugar que te vio crecer como futbolísta. Esta experiencia será la que sienta Miguel Escalona cuando pise San Mamés este sábado, aunque esta vez no se vestirá con la elástica rojiblanca, sino que defenderá la portería del rival del Bilbao Athletic, el UCAM Murcia.

Juventud de color rojiblanco

El arquero riojano comenzó su andadura futbolística en el club bilbaíno en la temporada 2002-2003 cuando debutó con Ernesto Valverde, que por aquel entonces dirigía el Bilbao Athletic. En su primer año en el filial rojiblanco, Miguel Escalona, cumplió las expectativas que exigía defender la portería de Lezama, por lo que disputó casi la totalidad de los encuentros a los que tuvieron que hacer frente los cachorros. En su segunda campaña como león, Miguel Escalona, siguió luchando por defender su puesto bajo palos, sin embargo, no tuvo la fortuna que el año anterior y descendió el número de partidos en los que Escalona se enfundó los guantes del equipo bilbaíno.

En busca de lograr el crecimiento del cancerbero rojiblanco, la entidad bilbaína decidió ceder a Escalona al Racing de Ferrol en la temporada 2004-2005, para que el portero pudiera incrementar su formación de cara dar el gran salto al primer equipo del Athletic. Tras un año en el equipo gallego, Miguel Escalona volvió a casa y como estaba previsto dio el salto al primer equipo vizcaíno, sin embargo, lo hizo como tercer portero. Miguel Escalona no logró jugar con el primer equipo rojiblanco

Por desgracia, ser el tercer portero de un equipo de Primera División nunca es fácil, puesto que son los otros dos porteros los que verdaderamente cuentan para los entrenadores y por tanto, el tercero, se queda sin oportunidades. Eso es lo que tuvo que vivir Miguel Escalona que veía como José Luis Mendilibar, que por aquel entonces era el entrenador del Athletic, dividía los encuentros coperos y ligueros entre Lafuente y Aranzubia, y a él le dejaba al margen del equipo.

En busca de oportunidades

Lo que comenzó como un sueño no acabó como tal y Miguel Escalona fichó por el Logroñés, desvinculándose totalmente de la entidad rojiblanca y dejando atrás siete años de formación en el club en el que hizo sus primeras paradas.

Desde ese momento ha ido curtiéndose tanto en equipos de Segunda División como en conjuntos de la categoría de bronce, lo que le ha hecho crecer como futbolista. Incluso, tras el descenso administrativo del Guadalajara, equipo en el que militaba en la temporada 2013-2014, dio el salto a la Primera División Chipriota donde disfrutó de una temporada defendiendo al AEK Larnaca.

Finalmente, en esta última campaña, el UCAM Murcia decidió volver a traer al portero riojano al fútbol español y sin duda no parece haberse equivocado. Miguel Escalona ha estado muy a la altura de las circunstancias en los 34 partidos que ha disputado con el equipo murciano, lo que ha ayudado a que el UCAM Murcia se encuentre inmerso en los play-offs. Además en el pasado mes de enero, Escalona se consolidó como uno de los mejores jugadores del equipo murciano dejando la portería de su equipo a cero durante cinco partidos seguidos.

Este sábado el fútbol dará la oportunidad a Miguel Escalona de cumplir lo que muchas veces ha soñado: jugar bajo los palos de San Mamés. Aunque en esa ocasión sus intereses estén del lado del UCAM Murcia, será un partido que Escalona podrá guardar entre sus recuerdos. Habrá que esperar hasta la tarde del sábado para ver si será Miguel Escalona o Alejandro Remiro el portero que sale airoso de la ida de los play-offs.

VAVEL Logo