Los once metros, jueces del derbi
Nolito escogió lanzar el penalti con el interior a su lado natural; no acertó (Foto: Miguel Míguez | La Voz de Galicia).

El Deportivo se llevó el derbi gallego porque fue más decisivo, no cabe duda. En un partido marcado por la escasez de oportunidades, bastó con el acierto de Lucas Pérez y la falta de atino entre Jonny y Sergio para que los tres puntos se quedasen en terreno coruñés. Pero la tercera jugada decisiva del choque tuvo como protagonista a Nolito, que falló un penalti cuando la ventaja blanquiazul era de un solo gol.

El momento no podía ser más propicio. Los de Víctor acababan de adelantarse en el marcador, y una reacción rápida del Celta habría frenado las crecientes sensaciones locales, para plantear un escenario en el que los de Berizzo habrían asestado un fuerte golpe moral a su rival. Pero todo esto se quedó en cábalas, Nolito no las tenía todas consigo. El gaditano ya se mostró indeciso cuando colocó el balón en el punto de penalti, sus dudas ya se percibieron a la vista de la demora en la que golpeó el balón. Antes de efectuar el lanzamiento, ya lo había fallado.

Nolito dudó demasiado antes de lanzar, y Lux acertóUn movimiento acertado de Lux hacia su derecha completó el error del internacional español. Al igual que muchos de sus compañeros, Nolito padeció las consecuencias de una preparación extraña de partido, marcada por los 15 días en los que los vigueses digirieron el duro palo de la derrota contra el Valencia y por la confusión y el miedo que reinaron tras los atentados de París, que tuvieron su eco en varios de los internacionales celestes.

Lux, nuevo héroe del derbi

El destino es caprichoso. Tanto, que semeja haber devuelto el favor al Deportivo, que se vio en las mismas circunstancias hace poco más de un año en Balaídos. En aquella ocasión, el Celta se topó con un penalti en contra en los compases finales del partido, cuando su ventaja en el marcador era de 2-1. Aquel partido encumbró a Sergio Álvarez como el héroe celeste, después de haber sabido atajar el lanzamiento de pena máxima de Haris Medunjanin. El de Catoira entendió que el bosnio, zurdo, lanzaría a su costado izquierdo; Lux, en esta temporada, hizo lo propio con el diestro Nolito.

Sergio acertó hace un año y detuvo el lanzamiento de Medunjanin (Foto: Alba Pérez | La Voz de Galicia).

Sin embargo, un penalti no decide un partido. En los minutos restantes de la primera mitad y en toda la segunda, el Celta no fue capaz de convertir la apatía deportivista en peligro serio para el marco del argentino. Los coruñeses especularon, y les salió bien la jugada. Por su parte, los vigueses ya se mentalizan para hacer pagar sus platos rotos contra el Sporting de Gijón.

VAVEL Logo