Demasiado "Barça" para una inoperante Real
Iniesta conduce el balón ante la presión de Granero (Foto: LaLiga)

Nunca es fácil jugar en un escenario como el Camp Nou, y menos para un equipo como la Real, que ni por presupuesto y por ende, por calidad de plantilla, no ha sido capaz de puntuar en este estadio en los últimos 20 años. 

El encuentro no varió en exceso a los que ha disputado el Barcelona esta temporada, muchos equipos tratan de plantarle cara, cada uno con su estilo, y en este caso, los de Eusebio optaron por ser valientes, tratando de presionar muy arriba la salida de balón del conjunto catalán. 

Sin embargo, la zaga realista concedió demasiadas facilidades a sus espaldas, y fruto de dichas acciones, los blaugranas comenzaron avisando con un mano a mano de Suarez que salvó bien el meta Gerónimo Rulli. Fue el primer aviso de un Barcelona, paciente con el balón y que aprovechó muy bien las subidas de los dos laterales.

El tridente de arriba, volvió a causar estragos a la defensa rival, en este caso de la Real, y fue con Suarez de protagonista, el Barcelona tuvo cerca el primero del partido: El uruguayo centró con el exterior de su pie derecho, e Iniesta cabeceó el balón al palo

Alves, puñal por la banda derecha

Fruto de una de las subidas de Alves llegó el primer gol del partido: Transcurrían 20 minutos del primer tiempo, cuando el lateral brasileño recibió un sensacional envío de Iniesta, puso un centro raso al punto de penalti que Neymar, con un sutil remate con el interior del pie derecho, mandó el balón al fondo de las mallas. 

A partir de ahí la Real trató de reaccionar, animándose poco a poco a tener el balón, y a base de faltas laterales y saques de esquina se acercó a la meta defendida por Claudio Bravo, aunque sin crear apenas ocasiones de gol. 

Quien sí creo oportunidades y fue capaz de aprovecharlas fue el conjunto catalán, y de nuevo, con Alves como protagonista, llegó el segundo gol del encuentro: De nuevo, Alves recibió a la espalda de la defensa, Puso un balón a la frontal del área, y Suarez enganchó una volea fantástica a la que Rulli no tuvo respuesta. 

Lejos de darle la vuelta en la segunda parte, los realistas vieron cómo los blaugranas encajaban el tercero del partido: Balón de Iniesta para Mathieu, quien en fuera de juego, sirvió un balón al punto de penalti a Neymar para que este batiera la portería de Rulli. Fue un golpe muy duro para un equipo, que durante 40 minutos, mantuvo la fe de poder rascar algo de la ciudad condal. 

Oyarzun entró en lugar de Sergio Canales cuando no se llegaba a la hora del encuentro; el canterano jugó pegado a la banda derecha, por la que sobre todo en la recta final del encuentro, intentó crearle más de un susto a la defensa blaugrana. 

Bruma avisó al guardameta Bravo

Más destacada fue la presencia del hoy suplente Jeffrey Bruma, ya que en sus botas, la Real gozó de las dos oportunidades más claras del encuentro; primero con un disparo en el área que se marchó cerca del palo izquierdo de Bravo, y luego, con un remate muy centrado, despejado por el propio guardameta chileno. 

En la recta final del encuentro, la Real se animó en busca del gol del honor, atacando por ambos costados, con la participación activa de Yuri y de Héctor, entre otros. Fueron probablemente los mejores minutos de una Real generosa en el esfuerzo, pero negada tanto en ataque como en defensa. 

Messi, con un gol en tiempo de descuento, se encargó de cerrar el encuentro: Fue en una jugada personal de Neymar por la banda izquierda, quien puso un balón al segundo palo, al que nada pudo hacer un batido Gerónimo Rulli

Con este gol se llegó a la conclusión de un encuentro en el que la Real no tuvo respuesta a los goles de un Barcelona, que jugando a medio gas, tuvo el partido completamente controlado en todo momento. 

VAVEL Logo