Llorente o Gameiro, esa es la cuestión
Centrales compenetrados (foto:pinterest)

El esférico volverá a rodar en el verde del Camp Nou el próximo domingo día 28 de febrero, en el que promete ser uno de los encuentros más complicados de lo que queda de Liga BBVA para el conjunto catalán. El Sevilla FC de Unai Emery se presentará con sus mejores espadas en la Ciudad Condal, aupado a los puestos altos de la tabla y clasificado recientemente para la final de la Copa del Rey, donde los actuales contendientes volverán a verse las caras.

Es conocido por todos la enorme capacidad táctica de los equipos de Emery, siendo el actual conjunto andaluz un bloque formado a su medida. Contra, quizá, el combinado que mejor fútbol desarrolla en la actualidad, el entrenador de los hispalenses deberá plantear el encuentro sin obviar un solo detalle. No será un partido más del calendario, al menos en la preparación.

En retaguardia, el entramado que presentará, si no por nombres sí por posicionamiento, parece bastante claro, ya que el técnico guipuzcoano viene contando con una línea de cuatro defensores y dos mediocentro, al menos uno de ellos de corte defensivo.

La parcela ofensiva, de cuya capacidad y acierto sin duda dependerán más que nunca, es la que podrá presentar alternativas cualitativas que serán definitorias para el mecanismo de ataque; el cómo hacer daño al FC Barcelona. Múltiples opciones podrían ser explotadas tanto de inicio como en el transcurso del encuentro, según la necesidad.

Gameiro en velocidad (foto:sportsmole)
Gameiro en velocidad (foto:sportsmole)

Las opciones para Gameiro

Este año, tras la decepción y salida del italiano Ciro Immobile, el dueño y señor de la punta de lanza andaluza ha sido el experimentado francés Kevin Gameiro. Se trata de un delantero cuya principal virtud es la movilidad, acompañada de una gran punta de velocidad y una técnica depurada. Quizá el olfato goleador sea su principal punto débil, aunque el presente curso ha afinado sin duda la puntería y le cuesta menos encontrar el gol. 17 tantos le acompañan, encontrándose en plena racha ascendente.

En principio, si todo fuese según el plan previsible, Kevin será el '9' que formaría de inicio

Iborra para prolongar

Tras el francés actuaría un mediapunta. La unión de ambas piezas mostrará gran parte de las ideas puestas en escena por el entrenador. La opción de Vicente Iborra, centrocampista fuerte y espigado de gran dominio aéreo, permitiría influenciar, en combinación con Kevin, en dos aspectos esenciales.

En primer lugar, con posesión de balón en estático, la ubicación de Iborra entre los centrales rivales y Busquets (el medio centro), facilitaría el envío aéreo directo, salvando así la presión de los mediapuntas azulgranas y propiciando la prolongación para cualquier desmarque en ruptura a lo largo de la línea defensiva de Gameiro.

 La ubicación de Iborra entre los centrales rivales y Busquets (el medio centro), facilitaría el envío aéreo directo

Por oto lado, en recuperación de pelota, la velocidad de los hombres de banda, siempre explotada por los equipos de Emery, facilitaría una rápida salida al contragolpe, permitiendo a Kevin escorarse a cualquier costado y a Vicente ocupar la zona central, bien como hombre más adelantado o bien percutiendo en segunda línea junto a uno de los extremos para facilitar los envíos laterales en transición y buscar el pronto remate a portería.

Permitiendo a Kevin escorarse a cualquier costado y a Vicente ocupar la zona central, bien como hombre más adelantado o bien percutiendo en segunda línea

Banega para elaborar

De optarse por el talentoso mediapunta argentino, Emery dejaría ver que lo que pretende es aprovechar las rupturas de Gameiro en un fútbol basado en la combinación y pausa, dejando el juego directo defensa-ataque al margen. Ever Banega es capaz de dominar la zona ancha del campo si tiene su día, y sin duda el trío ofensivo podría beneficiarse de ello, de sus pases en profundidad milimétricos.

En repliegue y transición sería el primer encargado en recibir el balón recuperado para intentar formar un ataque veloz, esta vez aprovechando cualquiera de las zonas ofensivas, no exclusivamente los costados, ya que la misión de Gameiro no sería la de caer a banda, sino la de solicitar el balón en el área rival, ya sea directamente a servicio de Éver o desde los hombres abiertos.

Pareja Llorente y Banega (foto:estadiodeportivo)
Pareja Llorente y Banega (foto:estadiodeportivo)

En repliegue y transición sería el primer encargado en recibir el balón recuperado para intentar formar un ataque veloz

Las alternativas para Llorente

El juego de Fernando es diametralmente opuesto. Rematador de área con extrema influencia por alto, ya sea para definir como para bajar el esférico y aprovechar su corpulencia y buen hacer para asistir a futbolistas en apoyo o fabricarse su propia opción de gol. Llorente buscaría, sin duda, la zona izquierda de la defensa azulgrana, donde Mascherano carece del poderío físico de Piqué. Hasta el día de hoy ha venido siendo el "plan B", desatascando partidos y sumando 6 goles en todas las competiciones.

Rematador de área con extrema influencia por alto, ya sea para definir como para bajar el esférico

Banega para distribuir

Parece difícil que la opción Iborra tome cuerpo si el elegido por Unai es Llorente. La clave tendríamos que buscarla más con la variedad de opciones en los carriles laterales de vanguardia. En principio Ever Banega sería eje clave para un fútbol con el '9' internacional español en liza. Con él, el técnico priorizará el ataque elaborado o contragolpeador pero con similar objetivo principal: rematar el mayor número de centros laterales. Éver se vislumbra esencial para que la fluidez del juego sea estable y los envíos a los extremos constantes.

Cuatro opciones para diestra y siniestra

El danés Krohn-Dheli a la izquierda y Vitolo en la derecha serían, a priori, los futbolistas que iniciarían el encuentro, dado que Emery viene confiando en ellos y el resultado es evidente. Dehli aporta la estabilidad ofensiva-defensiva, Vitolo la potencia en transición y la ayuda goleadora. En síntesis, complementos perfectos para cualquier atacante.

Dehli aporta la estabilidad ofensiva-defensiva y Vitolo la potencia en transición y la ayuda goleadora

Pero las opciones de banquillo no dejan de ser interesantes, principalmente si Llorente forma de inicio. Reyes y Konoplyanka, quizá dos de los tres futbolistas más talentosos en lo técnico del plantel, serían alternativas adecuadas para el desborde y centro a área, ubicándose indistintamente en ambas zonas del terreno de juego.

Emery les ha sacado provecho esta temporada como revulsivos, dado que con sus habilidades y facultades ofensivas de verticalidad y sencillez en el regate, superan obstáculos y líneas con facilidad, sobre todo si ingresan en mitad del encuentro y los defensores están mermados físicamente. No sería de extrañar que el míster decidiese apostar por uno de ellos en lugar, principalmente, del danés Dehli ante un rival como el FC Barcelona, ya que los contraataques pudieran ser definitivos a la espalda de laterales tan adelantados y con un rematador como Llorente.

Mascherano contra Gameiro
Mascherano contra Gameiro

Reyes y Konoplyanka, quizá dos de los tres futbolistas más talentosos en lo técnico del plantel, serían alternativas adecuadas para el desborde y centro al área

La importancia dividida de Piqué y Mascherano

De jugar Gameiro sería "el jefecito" el principal encargado de su marca, si no individual, sí cercana. La velocidad de Mascherano sería clave en este caso, dado que ningún otro central disponible para Luis Enrique, sea Gerard o cualquiera de los suplentes, Mathieu, Vermaelen y Bartra, posee condiciones físicas de aceleración y contundencia para poder frenar con garantías al francés.

En el caso de que Llorente inicie, la pelota pasaría al tejado de Gerard Piqué. Su excelente juego posicional y su altura y preponderancia aérea intentarían minimizar los efectos de Fernando. Mascherano actuaría ahora de auxilio inminente, en los casos en los que Fernando consiguiese controlar y cubrir el balón en el piso.

Éstas, entre otras, serán las posibilidades de los sevillistas para combatir el juego azulgrana mediante su ataque. Seguro que Emery intentará noquearlos arriba. Se podría apostar a que no se encerrará y que cualquiera de las opciones elegibles tendrá un cariz ofensivo. Por alto, a ras de césped, frontal o escorado, vertical o mediante combinación, pero el objetivo será claro: horadar la defensa del FC Barcelona usando las armas disponibles con la mayor eficacia.

VAVEL Logo