La segunda línea, el secreto
Raúl García y Susaeta, ante Las Palmas | Foto: La Liga

La segunda línea, el secreto

Los extremos y la mediapunta componen una de las claves de la buena temporada que está protagonizando el Athletic. La rápida adaptación de Raúl García, la explosión definitiva de Iñaki Williams o la recuperación de Muniain han sido condición indispensable para la capacidad ofensiva de un equipo que cuenta con una versatilidad enorme en dichas posiciones.

DiegoAthleticVavel
Diego García Maroto

Cuando se habla de gol en el Athletic Club el primer nombre que sale en la palestra es el de Aritz Aduriz. Es normal. El donostiarra suma un registro envidiable, rondando la veintena de goles en Liga y destacando como uno de los mejores nueves de la Europa League, competición en la que ya va a por la decena de dianas.

Sin embargo, el Athletic del ataque es mucho más que el zorro. A la segunda línea le va eso de ir de caza y sus aportes así lo atestiguan. Los Raúl García, Iñaki Williams, Muniain, Susaeta o Sabin Merino, entre algunos otros, garantizan un ataque fluido y con muchas opciones y variantes. Todo un tesoro.

Una adaptación notable

Los que han comenzado a vestir la rojiblanca esta misma temporada aprueban con nota el reto de defender los colores del Athletic. Raúl García y Eraso, los dos mediapuntas, vinieron desde el Manzanares y Leganés, respectivamente. Desde fuera. Otros, como Sabin Merino o Lekue –que también se ha desempeñado como extremo zurdo- lo hicieron desde el Bilbao Athletic que cogió el ascensor para subir a Segunda División.

Raúl García y Eraso se adaptaron tan rápido que en el primer partido de ambos ya vieron puerta. En el caso del canterano, por partida doble, en el encuentro que el Athletic ganó al Inter de Bakú en la ida de la tercera ronda previa de la Europa League. Rulo, por su parte, anotó gol ante el Getafe en el que era su partido de presentación ante la hinchada zurigorri.

Sabin Merino, celebrando su gol al Valencia | Foto: La Liga

Sabin Merino ha ido más despacio. Ha contado con minutos desde que arrancó la temporada, y los está sabiendo aprovechar. Durante los últimos meses está haciendo gala de su madurez, ya que ha sabido adaptarse a las necesidades del equipo para jugar también como delantero centro. Suma cinco goles en Liga –doblete al Betis incluido- y dos en la Europa League, donde consiguió una de las dianas más importantes de la temporada para el cuadro athleticzale, el del empate ante el Olympique de Marsella, que implicaba la clasificación del conjunto vasco para los octavos de final de la competición.

Williams y Muniain, claves a pesar de las lesiones

Los casos de Iñaki Williams e Iker Muniain han tenido un cariz diferente, puesto que ambos han tenido que superar sendas lesiones. Williams se lesionó durante la estancia del Athletic en Estados Unidos, en plena pretemporada y el navarro, por su parte, tendría que reaparecer después de haberse perdido el final de la campaña 2014/2015 por una lesión que afectó al ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Williams es el segundo máximo artillero del Athletic

Williams ha explosionado como si de una bomba de racimo se tratase: haciendo daño al enemigo en varias zonas al mismo tiempo. Ya no solo es su entrega, su velocidad y su elenco de ayudas en defensa. Ahora, la presencia ofensiva de La pantera es mayor y además, golea. Suma siete tantos en Liga, dos en Europa y otros dos en Copa. Tras Aduriz, es el máximo artillero rojiblanco. Como Sabin Merino, también ha llegado a jugar de ‘9’, aunque Valverde le prefiere en banda.

Muniain, por su parte, reapareció en diciembre. Lo hizo en el encuentro que el Athletic se llevó ante el Levante en San Mamés (2-0). Su participación en el equipo ha sido progresiva, comenzando a disponer de un mayor número de minutos desde el mes de febrero. Ha dejado destellos del mejor Muniain jamás conocido. Endiablado y escurridizo, consiguió dos goles seguidos, ante el Valencia y el Deportivo, en la que fue la semana de plenitud de juego del Athletic. Con Bart Simpson en estado puro, este Athletic es como él: eléctrico y vibrante.

Susaeta, el de siempre

Si hay un jugador inamovible y que siempre resiste a cualquier competencia que le surja, ese es Markel Susaeta. Desde su llegada al primer equipo en la temporada 2007/2008, el eibarrés ha sido el jugador que más partidos ha disputado en la posición de extremo derecho. Esta temporada, a Susaeta le han ‘beneficiado’ las lesiones de jugadores como Iñaki Williams o Muniain, mucho más versátiles y rápidos.

Susaeta, durante el partido contra Las Palmas | Foto: La Liga

Aun con todo, el guipuzcoano suma ya veintiún partidos en Liga de los treinta disputados por los leones. Dos son los goles que ha conseguido. El primero al Valencia, en San Mamés, un partido disputado a principio de octubre que el Athletic ganó por tres goles a uno. El segundo, al Sporting menos de un mes después. En la Europa League, once partidos y otros dos goles llevan la firma del bueno de Markel. El Augsburg ha sido la víctima en ambos casos, en la fase de grupos de la competición continental.

De Marcos, Lekue y el Bilbao Athletic, otras opciones

La versatilidad es una de las mayores virtudes del equipo vizcaíno. Es por ello por lo que la fuente de talentos para los extremos y la mediapunta es inagotable en el equipo que dirige Ernesto Valverde. Tanto es así que hasta dos de los jugadores que suelen desempeñarse como laterales también son aptos para jugar como extremos. Ellos son Óscar De Marcos e Iñigo Lekue.

De Marcos y Lekue, laterales, han jugado también como extremos

La faceta multifuncional del de Laguardia ya se conoce. De Marcos ha jugado de todo: lateral, centrocampista, mediapunta y extremo, posición para que Valverde ha requerido sus servicios cuando ha sido Bóveda el lateral. En todas ellas ha cumplido. Por otro lado, Lekue, que es otro de los futbolistas que debuta esta temporada con la camisola del primer equipo, ha tenido la confianza del técnico para jugar por delante de Balenziaga gracias a una inspiración ofensiva de la que ya hizo gala la temporada pasada con el filial.

Precisamente el Bilbao Athletic podría ser otra carta a jugar en este idilio que maneja Valverde con los futbolistas que juegan por detrás de Aduriz. En el equipo de Segunda División se encuentran dos futbolistas muy apetecibles como Aketxe y Unai López, que ya han debutado con el primer equipo y que tienen mimbres para competir en la máxima categoría. Una apuesta de presente y también de futuro. Futuro como el que tiene la segunda línea del Athletic. De lo mejor de Europa para el presente y para las próximas temporadas. 

VAVEL Logo