La cara A de la Real

El encuentro frente al Real Madrid volvió a dejar sensaciones agridulces en la afición de la Real sociedad, que volvió a ver como su equipo volvió a mostrarse como un conjunto sólido, con las ideas claras y con posibilidad de plantar cara a uno de los mejores equipos del campeonato. Una vez más la Real volvió a ser un equipo serio.

"La Real corrió, recuperó y puso a prueba a Keylor Navas en repetidas ocasiones"

Parece que la Real solo compite si enfrente tiene a un equipo superior. Ocurrió frente al Barcelona y se ganó, ocurrió frente al Sevilla y se volvió a ganar. Y frente al Real Madrid se compitió, que es mucho más de lo que se podría decir del resto de encuentros de la Real. Frente a un equipo mermado por las bajas, la Real Sociedad consiguió imponer su juego y anular al del Real Madrid durante buena parte del encuentro. El gol de Gareth Bale sobre la bocina permitió al cuadro madrileño salir con los tres puntos de Anoeta cuando más de uno de los allí presentes ya veía el empate como resultado final. El equipo de Zinedine Zidane sufrió durante diversas etapas del encuentro ante una buena Real Sociedad que volvió a sacar a relucir ese carácter que tanto echan de menos sus aficionados. La Real corrió, recuperó y puso a prueba a Keylor Navas en repetidas ocasiones. No fue ni mucho menos un mal partido aunque el resultado refleje lo contrario.

Zurutuza, Bergara e Illarramendi cuajaron un buen partido y eso se tradujo en un partido muy completo de todo el equipo, que pese a no contar con jugadores clave en el perfil ofensivo como Carlos Vela o Jonathas supo crearle peligro a uno de los aspirantes al título liguero. El equipo se mantuvo unido, gracias a los kilómetros que recorrieron  los centrocampistas de la Real y que provocaron pérdidas en el bando contrario posibilitando contragolpes de Bruma y Oyarzabal. La idea estaba clara. Eso sí, vuelve a plantearse la misma pregunta de siempre ¿Por qué  rinden así en contadas ocasiones?

Frente a equipos de menor calibre el espíritu del equipo no es el mismo, la distancia recorrida no es la misma y el esfuerzo no es idéntico. La respuesta parece hallarse en la motivación. Pese a que los puntos en juego sean los mismos parece que los jugadores de la Real han olvidado que ganar al Barcelona, Sevilla etc. No suma más puntos. Cada partido tiene el mismo valor. ¿Qué otra explicación se encuentra en otros partidos con resultado adverso? ¿Tenían mejor plantilla? ¿Tuvieron suerte? No, la explicación parece encontrarse en la falta de motivación. Un problema que debe afrontar Eusebio en este tramo final de temporada, en el que poco hay en juego, y de cara a la temporada que viene. La 'cara A' de la Real Sociedad debe salir a relucir más a menudo, no solo frente a los 'equipos grandes' sino frente a equipos de menor categoría en los que una versión descafeinada del equipo parece saltar al campo

VAVEL Logo