Solo tres victorias en San Mamés
Los jugadores de Celta y Athletic dándose la mano | Imagen: La Liga

El Celta cuenta con una tendencia positiva en los partidos disputados contra el Athletic Club en Balaídos, pero cuando toca jugar en Bilbao, los celestes no encuentran la forma de llevarse los 3 puntos a Vigo.

Sin ir más lejos, la temporada pasada los de Eduardo Berizzo perdieron una gran oportunidad de poder haberse metido en la previa de la Champions League al caer por 2-1. Fue un encuentro marcado por el homenaje a Paolo Maldini, ganador del ‘One Club Man Award”.

El Celta comenzó el partido muy centrado y como venía siendo habitual, practicando un gran fútbol. Por eso, llegó el gol tras una jugada rápida y de pocos toques. Balón recuperado en el centro del campo y Iago Aspas toca de cara con Marcelo Díaz. El chileno ve a lo lejos a su compatriota Fabián Orellana corriendo hacia el espacio. ‘Chelo’ arma su pierna derecha y tras recibir de Aspas, realiza un pase en largo sensacional para ‘El Poeta’. Orellana deja que el esférico bote, lo adelanta con su muslo derecho y finaliza la jugada. Gol a los 18 minutos y el viento de cara.

Aún así, a falta de pocos minutos para el descanso, una disputa entre Aduriz y Cabral acabaría en el empate de los leones. Estrada Fernández pitó penalti en el minuto 38, tras un agarrón del central argentino al delantero guipuzcoano. Aritz Aduriz se encargó de transformar la pena máxima que él mismo había provocado. A los 2 minutos siguientes, el goleador del Athletic se cayó en la frontal del área tras chocar con la espalda de Cabral, una acción sin más. O eso parecía. Mientras Aduriz estaba tendido en el suelo, Gustavo pisó relativamente cerca de su cabeza. Por este motivo, reaccionó a un posible pisotón y recibió la tarjeta roja directa.

Con uno menos, el Celta fue incapaz de controlar el segundo tiempo y sus posibilidades se fueron a pique con el segundo gol de los locales, obra de Raúl García en el minuto 72. Con el partido acabado, el Athletic Club de Bilbao superaba al Celta de Vigo en la tabla.

Partidos históricos

Balance Athletic-Celta Partidos Victorias del Athletic Empates Victorias del Celta
TOTAL 52 39 9 4
Liga Santander 50 38 9 3
Copa del Rey 2 1 0 1

La mayor goleada que ha recibido el Celta fuera de casa en su historia en Primera División, ha sido precisamente contra el Athletic. Corría el año 1942, y en pleno enero se disputaba el partido, dirigido por el árbitro Manuel Armas Caso. Al descanso, el Athletic ganaba por 3-0 con 2 goles de Zarra. Al final del partido, el mítico delantero acabó marcando cuatro de los diez goles que encajó Bermúdez, portero del conjunto gallego.

En cambio, el club vasco también está presente en la historia del Celta de manera positiva. Estamos hablando del 1-6 cosechado en la temporada 2001/2002, la mayor goleada a domicilio en la historia del Celta, arbitrado por Ansuategi Roca.

El partido comenzó con un susto inicial por parte de los rojiblancos, a través de un centro medido desde la izquierda de Aitor Larrazabal. Aún así, Cavallero realizó una gran estirada para evitar el que hubiese supuesto el primer gol del partido. Pero el primer gol iba a llegar por mediación de Catanha para el Celta tras una gran falta botada por Mostovoi. Poco antes, se había lesionado Gustavo López y tuvo que entrar Jesuli. Tres minutos después, Vagner la enchufaba desde la frontal del área para poner el 0 a 2 en el marcador. Pero antes del descanso, el Athletic Club aprovechó una jugada enrevesada en el área para recortar distancias. Urzaiz remató en el área pequeña y San Mamés se animó. El Athletic lo siguió intentando pero sus esfuerzos fueron escasos.

Tras el descanso, los locales intentaron la igualada, pero el buen fútbol celeste originó el tercer tanto. Luccin recibió solo desde unos 25 metros, controló y no se lo pensó dos veces: chutó potentemente y el balón se alojó inmediatamente en el fondo de la portería defendida por Lafuente. A falta de los últimos 20 minutos, el dominio iba a ser aún mayor.

Primero, Mostovoi volvía a botar una falta, esta vez desde el lado contrario para que Karpin la peinase y el balón se colase por el segundo palo. A continuación, el 1-5 en el 76’ gracias a una fantástica jugada personal de Jesuli en la que deja sentado al defensor y luego, engaña perfectamente al portero. Finalmente, Maurice provocaría que los aficionados de San Mamés se marchasen diez minutos antes del final del partido para no seguir viendo una nueva exhibición del EuroCelta de Víctor Fernández.

VAVEL Logo