Míchel: "Tras el partido solo se habla de fútbol, eso es muy positivo"
Mïchel en sala de prensa. | Foto: Rayo Vallecano.

Míchel atendió a los medios de comunicación tras el empate sin goles entre el Rayo y el Numancia. Antes de empezar la rueda de prensa, el míster del conjunto vallecano tuvo un bonito detalle con la familia de Miguel Carrasco, jugador del cadete A del Rayo fallecido a causa de un cáncer. “Lo primero es mandarle un abrazo a la familia del jugador fallecido. Saben que nos tienen ahí para lo que sea”.

Sobre el partido, Míchel señaló que el encuentro tuvo dos mitades bien distintas. Así exponía el técnico lo que vio en la primera parte. “Hemos hecho lo que queríamos, jugar con posesión del balón. Iniciar con superioridad numérica buscando el tres contra dos, para filtrar el pase adelante”. Proseguía con su análisis, bastante contento por el fútbol que desplegó el equipo: “Hemos llegado muchas veces por banda y no hemos tenido acierto, salvo una vez que el árbitro lo ha anulado porque dice que ha salido el balón”. Sin ahondar en la aparentemente errónea decisión arbitral, Míchel se va “satisfecho con la primera parte”. “Veníamos a jugar a eso y nos ha salido como queríamos. La pena es no habernos ido por delante en el marcador”, sentenció.

Sobre la segunda parte, la cosa cambió para el técnico. “Con el cambio de Ebert nos ha faltado un jugador por dentro”, reconoció. “Ellos han apretado bien en el inicio, hemos jugado demasiado directo, no hemos tenido continuidad en la posesión, y cuando en segunda se produce ese juego de alternar pérdida y posesión no somos un equipo brillante”, reflexionó Míchel. El técnico del Rayo se mostró crítico con lo que su equipo hizo en la segunda mitad. “No hemos encontrado mecanismos para tener superioridad como en la primera parte. Eso ha provocado que el Numancia aprovechara dos ocasiones, un partido más incómodo, de no saber en qué tejado está la pelota. Nosotros no podemos jugar así”, concluyó.

Al ser preguntado por el gol anulado a Álex Moreno, Míchel no quiso entrar en polémicas ni en hipótesis. “Si ese gol hubiera sido legal, hubiéramos ganado el partido. Pero no se sabe, como no se ha producido, no puedo decir nada. Es verdad que ponerte por delante en el marcador te da más confianza, sobre todo fuera de casa, donde no habíamos obtenido buenos resultados, pero no lo sé”, reconoce.

Al ser preguntado por el cambio de actitud del equipo, Míchel lo achaca al juego, tanto positiva como negativamente. “Puede ser que el equipo haya aprendido a jugar sin mirar la clasificación. Para mí, jugamos sin pensar en la clasificación hasta que vemos que las cosas no salen lo bien que queremos”. Vio la lesión de Patrick Ebert como un factor clave en el partido. “Hemos perdido a Ebert, nos ha faltado para dar continuidad al juego, y cuando no hemos tenido eso el Numancia ha robado balones y ha jugado más directo. Cuando no juegas a lo que tú quieres, empiezas a mirar a ver si nos van ganar. Eso lo tenemos que corregir”.  Y añade: “Si eres capaz de jugar 45 minutos a una cosa, tienes que saber jugar 90, independientemente de cómo vayan el resultado o la clasificación. La clasificación es consecuencia de nuestro juego”, habló claro el entrenador.

Pese al punto, no se va contento de Los Pajaritos. “Es un día triste, veníamos a por los tres puntos pero solo sumamos uno más. Me voy con la sensación de que tras la primera parte podríamos haber ganado, y en la segunda nos podían haber ganado. No me voy contento, hay que seguir trabajando”.

Sobre la sensación que le da esta plantilla, el entrenador fue sincero. “La plantilla en el descanso se iba con la rabia de no haber hecho gol. Al final del partido, sin yo decir nada, los jugadores han reconocido que hemos jugado demasiado en largo, no hemos tenido continuidad en la posesión”. Y observa buenos síntomas entre los jugadores. “Se estaban buscando ya soluciones. El primer día que llegué a este vestuario les dije que quería hablar solo de fútbol. Hoy están hablando de fútbol, y eso es muy positivo”.

De la lesión de Patrick Ebert, el técnico comentó que fue “un golpe en la cabeza, decía que estaba muy mareado”. “Decía que veía borroso y le hemos tenido que sustituir”, concluyó.

VAVEL Logo