Gaizka Garitano no consigue la victoria en su estreno
Fuente: Mundo Deportivo

Los cachorros debutaban hoy, domingo 20 de agosto, a las 11:30 de la mañana en Lezama frente al club riojano, Unión Deportiva Logroñés. Los bilbainos se estrenaban ante su afición y en su estadio, pero el conjunto de Sergio Rodríguez Martínez tiró de veteranía y saber hacer para llevarse el partido a su terreno, y ganar sin sufrir demasiados apuros. Los leones protagonizaron jugadas de calidad, pero esto no fue suficiente ante un rival que muestra intención de hacer una buena competición.

El encuentro comenzó, como en el resto de los partidos de las distintas categorías nacionales, con un minuto de silencio emotivo por las víctimas del atentado en Barcelona. Tras este acontecimiento, el esférico echó a rodar en las instalaciones deportivas rojiblancas. Los primeros 15 minutos de juego fueron monótonos, donde ninguno de los dos conjuntos quería correr el menor peligro, por lo que el balón se movía en las inmediaciones del centro del campo sin mayores consecuencias. No fue hasta pasado el cuarto de hora cuando llegó la primera ocasión de los cachorros, tras una jugada individual de Muñoz que, tras disparo, el guardameta del Logroñés atajó sin problema. A partir de ahí el equipo riojano se fue haciendo con las riendas del partido, y tras algún ligero aviso, en el minuto 26 de juego, Carles Salvador logró poner a su equipo por delante, cruzando el balón desde dentro del área ante la pasividad de la zaga local. Así pues, los leones reaccionaron y dieron la sensación de querer levantar el encuentro. A pesar de ello, su juego fluyó de forma intermitente. Hasta que Guruzeta, robando un balón en el centro del campo, logró abrir un buen balón a banda izquierda y, tras sensacional galopada, definió desde la frontal del área al lado derecho de la portería logroñesa. Un gol que deja a las claras la calidad del delantero rojiblanco. 

La segunda mitad empezó de forma similar a la primera, con los equipos corriendo pocos riesgos. Se sucedieron pocas llegadas por parte de ambos conjuntos, causando pocas sensaciones de peligro. Hasta que en el minuto 58, Muneta logró adelantar a su conjunto gracias a un balón colgado, y este, que se encontraba solo en el segundo palo, remató a placer a la red, de nuevo ante la falta de contundencia defensiva de los de Garitano. Tras el gol, los de Logroño supieron hacer valer su veteranía y saber estar en el terreno de juego para no pasar demasiados apuros en defensa. Exceptuando alguna ocasión aislada, mayormente en jugadas de córner de los cachorros, estos no supieron abrir las líneas rivales para lograr el empate, por lo que los visitantes se llevaron los tres puntos a su casa.

Sin victoria en su debut

Gaizka Garitano no supo hacer valer su condición de entrenador de primera división para que su equipo, el Bilbao Athletic, se llevase la victoria en la primera jornada de la competición regular. Los leones dieron sensación de funcionar de forma intermitente dependiendo de las distintas fases del juego, sin la continuidad necesaria para optar al ascenso, objetivo de los cachorros tras el gran legado dejado por Kuko Ziganda en la entidad. Mucho deberá mejorar el equipo bilbaino si quiere hacer frente a la temporada y no quedar por debajo de sus aspiraciones. Está claro que el objetivo primordial de la cantera del Athletic Club es, sin duda, formar jugadores para el primer equipo. Pero, si además de ello, logras hacerte con el deseado puesto para el playoff de ascenso a la categoría de plata, cumples con los deseos de afición y directiva. Es demasiado pronto para analizar las aspiraciones de este equipo, que no puede permitirse tampoco dormirse en los laureles.  

VAVEL Logo