El Real Zaragoza asalta Lorca
ANDREA ROYO (VAVEL)

Seis de nueve. Hay equipo. Segunda victoria consecutiva del Real Zaragoza, hecho que no lograba desde el abril pasado, en el final de una temporada que el aficionado zaragocista prefiere no recordar. El Real Zaragoza solventó un partido gris, áspero y para nada atractivo para el espectador neutro con dos goles en la segunda mitad. El Lorca apenas puso en apuros a una defensa zaragocista que cada vez va a más y que dejó a cero su portería por segunda vez consecutiva.

El partido de esta jornada nueve de Liga enfrentaba a dos equipos que se encontraban en la zona baja de la tabla. El Lorca, equipo recién ascendido con tan solo ocho puntos en su casillero, sigue adaptándose a la categoría de plata mientras que, el Real Zaragoza, ganó un partido por fin con oficio, y prácticamente sin sufrimiento, y ya suma 12 puntos en la tabla.

El duelo comenzaba con una ligera superioridad local, que dispuso de una ocasión tras una jugada ensayada en los pies de Gurdiel que, tras tocar en Guti, novedad en el once aragonés, hizo lucirse a Cristian Álvarez. Poco a poco el Real Zaragoza fue asentándose en el campo y ganando terreno, y gozó de diez minutos en los que podría haberse adelantado en el electrónico si no fuese por la gran intervención de Dorronsoro a Aleix Febas. La primera parte apenas dio para más y ambos equipos se marcharon a vestuarios sin apenas inquietar a los arqueros.

En la segunda parte, el Real Zaragoza encarriló el duelo con un gol de Javi Ros, hasta ese momento bastante fallón. Borja Iglesias recibió, aguantó, y vio la llegada de Ángel Martínez que puso un balón atrás para que Javi Ros mandara el esférico a las redes locales. Cierto es que el meta local pudo hacer algo más, pero, al fin y al cabo, gol igual de válido que cualquier otro de mayor belleza. Poco a poco el Lorca se repuso del varapalo y fue ganando metros sobre la portería defendida por Cristian Álvarez. El conjunto de Curro Torres apretaba, pero no llegaba con claridad al área zaragocista. Natxo González movió el banquillo y sacó a Iñigo Eguaras, quien sustituyó al capitán Alberto Zapater, fundido una vez más tras un gran derroche físico. Fue entonces cuando el Lorca fue al ataque, con más corazón que fútbol. En ese momento empezó a aparecer con mayor frecuencia Aleix Febas. El ilerdense dejó detalles técnicos de alto voltaje, y pudo sentenciar en una contra, pero su disparo se marchó demasiado alto. Posteriormente dirigió un par de contras más que no pudieron definirse con claridad.

A falta de doce minutos para el final, Natxo dio entrada a Giorgi Papunashvili por Toquero, y tan solo dos minutos después, el jugador georgiano marcó el segundo y definitivo gol, su primero en la competición doméstica, en el primer balón que tocaba. Otra vez Borja Iglesias aguantó el cuero y tocó atrás para Eguaras, que hizo un gran pase hacia la internada de Ángel, quien cedió atrás para Febas, que inventó un pase para el ‘Papu’, que solo tuvo que empujarla. En los últimos minutos, el Lorca dispuso de alguna ocasión para acortar distancias, pero tanto la defensa como Cristian se mantuvieron seguros en todo momento y lograron dejar su puerta a cero por segundo choque consecutivo.

Con este triunfo, el conjunto zaragocista se coloca en la novena posición de la tabla, a expensas de que acabe la jornada, a tan solo un punto del playoff. El próximo duelo del Real Zaragoza será el domingo a las 20.30, para cerrar de esta manera una semana con tres partidos, frente al Club Atlético Osasuna. ¿Nueve de nueve?

VAVEL Logo