Historia de los Barça-Celta
Messi en carrera en el partido de la temporada pasada/ EFE

El próximo sábado 2 de diciembre, se disputará en el Camp Nou el encuentro de la jornada 14 en el que se enfrentarán el FC Barcelona y el RC Celta de Vigo. Un partido entre dos históricos de nuestra liga. Por un lado el Barça de Valverde, contra el Celta de un ex del equipo catalán, Juan Carlos Unzué. Un partido que, según se puede ver en las estadísticas, está a favor de los locales.

A lo largo de la historia de La Liga, estos dos equipos se han enfrentado en 102 ocasiones, en las cuales, el Celta únicamente ha podido ganar en 20 ocasiones, por 59 de los blaugranas. Más en concreto, las estadísticas jugando en el feudo catalán, los números son aún mejores para el conjunto local, con 39 victorias del Barça por tan solo 2 del Celta.

Un balance muy positivo para el Barcelona, que espera seguir manteniendo su cómoda distancia en la tabla con sus perseguidores. Por su parte, el conjunto de Vigo buscara seguir afianzando sus posiciones en la parte media-alta de la tabla, buscando clasificarse para la próxima edición de la UEFA Europa League.  

Últimos precedentes

En los últimos años y con Berizzo en el banquillo celeste, se vio la versión más competitiva del Celta, haciendo de su estadio un bastión inexpugnable para algunos equipos, entre ellos el Barcelona. Dos años seguidos, en 2015 y 2016, el Barcelona se llevó dos serios correctivos a casa, encajando 4 goles en ambos partidos.

Pero cuando se jugaba en Barcelona cambiaba la dinámica. Únicamente en la temporada 2014-15, gracias a un espectacular Sergio Álvarez y a un precioso gol de Larrivey, se conseguían llevar los tres puntos fuera del Camp Nou. La primera victoria se remonta a la temporada 1941-42, con doblete de Roig para un 0-2 definitivo. El resto de enfrentamientos los ha ganado de forma clara y contundente el conjunto local, endosándole al Celta más de una manita. De hecho, el último empate se dio en la 2003-04, fue un 1-1, con goles de Cocu y Jesuli.

Temporada 2000-2001

Una temporada histórica, donde el Celta comandado por Mostovoi, Karpin y Gustavo López, se cruzó con el FC Barcelona en las 3 competiciones que estaban disputando. Esta ha sido la única vez en la historia que estos dos equipos se han enfrentado fuera de la competición doméstica.

El primero de los enfrentamientos tuvo lugar en los cuartos de final de la UEFA, donde los vencedores fueron los blaugranas en dos encuentros reñidos en los que el total del marcador acabó siendo un 3-3, pero con ventaja para los barcelonistas por los goles marcados fuera de casa.

El segundo enfrentamiento tendría lugar en la Copa del Rey. El Celta, con ganas de revancha en uno de los torneos que mejor se le ha dado históricamente, volvía a enfrentarse al equipo que le impidió seguir soñando en Europa. Una motivación que sirvió para eliminar de forma clara al conjunto dirigido en aquella época por Serra Ferrer con un contundente 4-2. El Celta disputaría así su segunda final del torneo del KO.

Partido de reencuentros

El partido también tendrá el aliciente del reencuentro de jugadores y técnicos con la que fue su antigua casa. El FC Barcelona con La Masía, tiene una de las canteras más prolíferas de toda España. Tal es la cantidad y la calidad de los jugadores que salen de las categorías inferiores, que son pocos los equipos de Primera y Segunda División que no cuenten con algún ex canterano culé.

El Celta, gracias a su buena relación con la directiva blaugrana, ha conseguido a lo largo de los últimos años un gran número de jugadores con pasado en el equipo de Barcelona. En los gallegos son dos los jugadores con pasado en La Masía, Andréu Fontás y Sergi Gómez.

Andreu Fontás y Sergi Gómez tienen historias paralelas con un mismo final. Ambos contaban más para el filial del Barcelona, pero a no poder contar con oportunidades en el primer equipo acabaron saliendo. El primero, Fontás, cedido al Mallorca, donde le descubrieron los ojeadores gallegos y donde le decidieron fichar. El segundo, Sergi, decidió no renovar y buscar un equipo que le diera la confianza que no tenía en la ciudad condal. 

Su peso dentro de la plantilla y su importancia, en cambio, fue una historia opuesta. Fontás llegó y desde el primer momento se convirtió en uno de los titulares indiscutibles, pero con el paso de los años ha perdido ese peso específico en el equipo. En cambio, Sergi llegó como jugador de rotación, pero ha crecido tanto que ahora es el mejor central de la plantilla.

En las filas del Barcelona también hay tres ex jugadores del Celta. El primero Rafinha, hijo del mítico Mazinho que paso un año cedido en Vigo para adaptarse al ritmo competitivo de Primera, siendo de lo más destacado del equipo ese año.

El segundo es David Costas, que pese a no ser jugador de la primera plantilla, por las bajas en defensa, suele ir convocado con Valverde, con quien ha debutado ya esté año en Copa del Rey. El joven central gallego está a préstamo este año con el regreso del filial a Segunda División.

Por último, Denis Suárez salió de la cantera celeste primero rumbo al Manchester City y después a Barcelona, donde pese a no contar con muchos minutos, demuestra por qué está en la primera plantilla de un club como el FC Barcelona cuando le dan oportunidades.

No solo jugadores se reencuentran con su ex equipo, también Juan Carlos Unzué. El entrenador del Celta vuelve a la que hasta el año pasado era su casa. El Camp Nou recibirá el sábado al que fue segundo entrenador de la era Luis Enrique en el FC Barcelona, pero también jugador y preparador de porteros muchos años antes. 

VAVEL Logo