El conjunto armero se impone merecidamente a los de Marcelino
Santi Mina corriendo tras el esférico bajo la lluvia en Ipurua. Fuente: Valencia CF.

La primera parte del encuentro estuvo marcada por una circulación de balón muy obstaculizada por parte de ambos equipos. Tanto armares como valencianistas tenían muy estudiado a su rival y no concedieron ni un segundo de relajamiento.

Tanto Santi Mina como Rodrigo Moreno pudieron adelantar a su equipo en las oportunidades más claras de la primera parte.

Para sumar a la dificultad de combinar el balón llegó la lluvia para regar a todos los presentes. Sin embargo, los 22 jugadores no bajaron el ritmo y se mostraron muy intensos, protagonizando así muchas idas y venidas.

Ninguno de los dos conjuntos arriesgaron en la salida de balón y los despejes y centros largos fueron la tónica principal al inicio del partido.

El primer en avisar al rival fue el Eibar, a través de una buena jugada de Inui -ganando la espalda de Montoya- quien realizó un gran centro que Sergi Enrich enviaría al lado de la portería.

Por su parte, la respuesta valencianista apareció en las botas del capitán, Dani Parejo, el cuál conectaba un potente disparo desde fuera del área para que Dmitrovic atrapara en dos tiempos.

A partir del minuto 33, el conjunto local empezó a dominar el esférico y llegaba con más frecuencia e intensidad a la portería defendida por Neto. Iván Alejo mostró mucho desparpajo al encarar sin tapujos tanto a Gayà como a Nacho Gil, provocando faltas y centros con peligro.

Sin embargo, el equipo de Marcelino, consiguió reaccionar y después de varias contras dirigidas de forma errónea pudo combinar en diferentes ocasiones para poner a los locales en aprietos.

Tanto Santi Mina como Rodrigo Moreno pudieron adelantar a su equipo en las oportunidades más claras de la primera parte.

Iván Alejo confirmó su gran estado de forma y realizó un gran centro por banda derecha para que Joan Jordán marcara tras un testarazo increíble en el minuto 86.

Después del paso por vestuarios el equipo eibarrés salió más sólido a los terrenos de juego. En un símil con el partido de la semana pasada en Mestalla contra el Celta de Vigo, la defensa del Valencia CF no consigue despejar un balón que acaba a los pies de Takashi Inui (tras un muy mal despeje de Martín Montoya), quien la envía al fondo de la red sin que Neto pudiera reaccionar.

A partir de este momento, los locales se mostraron mucho más cómodos en el encuentro. Sin embargo, ocurrió uno de esos fenómenos del fútbol, cuando peor está pasándolo el rival, este consigue marcar gol.

De esta forma, Santi Mina fue capaz de empatar el partido tras un buen centro de Andreas Pereira, quien se encontraba en una posición al límite del fuego de juego.

No obstante, las tablas en el marcador no consiguieron revertir la dinámica del choque. El Valencia CF se metió demasiado atrás esperando al rival, y tras unos minutos marcados por la cantidad de amonestaciones que recibieron los valencianistas, (hasta cinco) llegó el gol de la victoria vasca.

Como ya adelantábamos en la previa, Iván Alejo, confirmó su gran estado de forma y realizó un gran centro por banda derecha para que Joan Jordán marcara tras un testarazo increíble en el minuto 86.

El resto del partido fue un "quiero y no puedo" del visitante en el cual, Gonçalo Guedes y Ferran Torres -debut incluido en primera división- hicieron acto de presencia en el terreno de juego.

Por tanto, el equipo de Marcelino, volvió a perder a domicilio ante un rival que supo jugar mejor sus armas. Además, deja visible la necesidad de las vueltas por lesión, tanto de Garay como de Murillo, en el eje de la zaga. Toca levantarse de nuevo y centrarse en el próximo duelo frente al Villarreal CF en Mestalla.

VAVEL Logo