Cierran la primera vuelta con sensaciones contrapuestas
Nahikari García una jugadora determinante para el equipo de Arconada. Foto: Giovanni Batista

Los equipos realistas cierran la primera vuelta en posiciones distintas y mirando objetivos contrapuestos. El Sanse de Imanol Alguacil llega a la segunda vuelta con 35 puntos en el casillero, asegurándose prácticamente la permanencia una temporada más en Segunda División B, y con aspiraciones a luchar por el playoff de ascenso hasta final de temporada. A pesar de las bajas, Odriozola, Kevin, Zubeldia, Guridi y Bautista forman parte de la plantilla del primer equipo, y la baja de Gorosabel al haber entrado en alguna convocatoria con Eusebio hace más meritorio el trabajo de Alguacil y el rendimiento de los jugadores del filial.

El Sanse perdió en Lezama el puesto de playoff. | Foto: Athletic Club
El Sanse perdió en Lezama el puesto de playoff. | Foto: Athletic Club

Además, esta temporada los potrillos han subido a varios jugadores de la cantera, entre ellos a futbolistas que hace un año jugaban en Tercera División o en categoría juvenil, como Garrancho, Zubiaurre, Guevara, Muñoz, Saénz y Ujía entre otros, y se han adaptado a la categoría de bronce a la perfección cogiendo los mecanismos de posesión y presión en campo contrario desde los primeros partidos. Los veteranos Muguruza, Merquelanz lesionado de gravedad que estará de baja hasta finales del curso, Le Normand, Lapeña, Sanz, Sangalli, Olaizola y Jauregi aportan su experiencia en Segunda B y ayudan a los jóvenes a crecer día a día y les apoyan para conseguir una unión en el grupo, una de las virtudes del Sanse que han creado un bloque competitivo sólido en defensa y efectivo en ataque.

En definitiva, el objetivo del equipo entrenado por Imanol Algucial para el final de temporada es entrar en el playoff de ascenso a Segunda División y competir para jugarse una plaza la temporada que viene la categoría de plata. Para los jugadores sería una inyección de moral y la base de la Real crecería más y estarían preparados para dar el salto a Primera, al curtirse durante las eliminatorias y enfrentarse a los clubes con más presupuesto de Segunda División B.

Arconada reconvierte la situación y suben posiciones en la clasificación

La llegada de Gonzalo Arconada al equipo femenino ha devuelto a la Real femenina a su lugar. Están escalando posiciones y han salido de los puestos de descenso. Las realistas se habían metido en problemas desde principio de temporada sin poder solucionar y recuperar la ventaja perdida. Sin embargo, el entrenador donostiarra que estuvo en el primer equipo masculino de la Real, ha superado a su antecesor y ha sacado del pozo a las guipuzcoanas. Ahora el reto es mirar arriba, y clasificarse para la Copa de la Reina en verano, remontando los seis puntos que les separan del objetivo.

Empezar la segunda vuelta con victoria daría confianza al grupo y las realistas saldrían más motivadas para el resto de las jornadas. Deberán ganar al Atlético de Madrid en Zubieta, el colíder de la Liga Ibedrola que busca revalidar el título, así que no será un partido sencillo y necesitarán de una Nahikari efectiva que con ocho goles es su máxima realizadora en Liga.

VAVEL Logo