El Girona sigue vivo
El Girona aún depende de sí mismo - Foto: Girona FC

No está nada fino el Girona últimamente. El equipo parece empezar a acusar el cansancio acarreado toda la temporada, provocado por un esfuerzo antológico. Los partidos acumulados empiezan a hacer mella en las piernas de los jugadores rojiblancos, que solo han sacado un punto de los últimos nueve. Sin embargo, el sueño europeo no está ni de lejos descartado.

Tres partidos seguidos sin ganar, con 12 goles encajados y solo cuatro a favor, podrían haber cerrado las puertas europeas al equipo de Machín. Son números que cualquier año te dejaban muy tocado para asentarte en la zona noble de la tabla, pero no ha sido el caso esta temporada. De los rivales directos, solo el Betis ha conseguido aprovechar el bache del conjunto catalán. Ni Villarreal ni Sevilla han podido alejarse del Girona.

El Betis, intratable

El equipo de Setién está en un pletórico estado de forma. Los verdiblancos llevan cuatro victorias consecutivas, racha que les ha permitido asentarse en la quinta plaza, que da acceso directo a Europa sin pasar por la previa. Los verdiblancos le sacan cinco puntos al conjunto de Machín, al que se enfrentan este viernes. Dicho partido puede ser una oportunidad de oro para reengancharse a la lucha por Europa. También puede que sea la última.

El Villarreal vuelve a pinchar

El conjunto de Calleja, por su lado, no ha sabido sacar tajada del mal estado de forma del conjunto catalán. Su irregularidad durante toda la temporada parece no tener fin y eso ha permitido que el Giorna no se descuelgue. El submarino naufragó en La Rosaleda y no pudo levantar la cabeza frente al Athletic en La Cerámica. Dos derrotas consecutivas dejan sextos a los de Calleja con tres puntos más que el Girona.

El Sevilla, un punto de doce

La situación del conjunto hispalense es aún peor que la del submarino. Los de Montella llevan cuatro partidos sin conocer la victoria, cosa que ha permitido que su eterno rival, el Real Betis, les supere en la tabla. Con 46 puntos los de Montella son séptimos en la tabla, posición que les privaría de Europa si no dan una gran sorpresa en la final de copa o una de mucho mayor en la champions.

El Girona depende de sí mismo

El conjunto catalán, con 44 puntos, no está ni mucho menos descartado en esta lucha, pero debe revertir el rumbo de sus resultados. La jornada que viene parece la idónea para dicho objetivo, los de Machín abren la jornada contra el Betis y el Villarreal visita el Pizjuán en otro duelo directo el sábado. Esta circunstancia provoca que, muy probablemente, una victoria del Girona le haga subir un puesto en la clasificación. Lo único que podría evitarlo es un empate en feudo hispalense, cosa que mantendría a los de Machín en octava plaza pero a tan solo dos de la quinta, por lo que estaría otra vez de lleno en la lucha.

Cabe recordar también que el derbi sevillano aún está por llegar. El Villamarín espera la visita de su archienemigo en la penúltima jornada de liga en lo que puede ser un encuentro determinante. Este duelo, además de un derbi, es un partido entre rivales directos que puede aprovechar el Girona para ganar puestos en la clasificación. El partido de este sábado y el siempre apasionante Betis-Sevilla provocan que el Girona aún dependa de sí mismo en la lucha por Europa, si lo gana todo ahí estará.

Los de Machín, por tanto, tienen motivos de sobra para creer en sus posibilidades. Seguir dependiendo de sus propios resultados es un dato muy alentador. Sin embargo, deben revertir la situación y salir del bache este viernes contra el Betis. Si logran la victoria la clasificación tomaría un color muy diferente.

VAVEL Logo