El FC Barcelona vence en el partido homenaje a Nelson Mandela

El Fútbol Club Barcelona se ha proclamado campeón de la Copa Centenario Mandela tras ganar 1-3 al Mamelodi Sundowns en la ciudad de Johannesburgo.

El FC Barcelona vence en el partido homenaje a Nelson Mandela
Dembélé y Rakitic celebrando un gol azulgrana | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.
Mamelodi Sundowns
1 3
FC Barcelona
Mamelodi Sundowns: ONYANGO (MWEENE, MIN. 65), LANGERMAN, NGCONGCA, SOUMAHORO (MADISHA, MIN. 61), ARENDSE, MABUNDA, KEKANA (SIRINO, MIN. 76), BILLIAT, VILAKAZI, ZWANE Y TAU (BROCKIE, MIN. 94).
FC Barcelona: TER STEGEN, NÉLSON SEMEDO, RAKITIĆ, SERGIO BUSQUETS, DENIS SUÁREZ, ANDRÉS INIESTA, LUIS SUÁREZ, OUSMANE DEMBÉLÉ, LUCAS DIGNE, YERRY MINA Y CARLES ALEÑÁ. LOS DOCE JUGADORES RESTANTES DISPUTARON LA SEGUNDA PARTE.
MARCADOR: 0-1, MIN. 2, OUSMANE DEMBÉLÉ. 0-2, MIN. 18, LUIS SUÁREZ. 0-3, MIN. 66, ANDRÉ GOMES. 1-3, MIN. 75, VILAKAZI.
INCIDENCIAS: PARTIDO AMISTOSO DE LA COPA CENTENARIO MANDELA. EL ENCUENTRO SE DISPUTÓ EN EL FIRST NATIONAL BANK STADIUM

Con algunas dudas en defensa, el Fútbol Club Barcelona salió victorioso en su viaje ‘express’ a Sudáfrica tras el desastre en el Ciutat de Valencia. El tempranero gol de Ousmane Démbelé parecía aguardar un partido fácil para el equipo catalán, pero, la insistencia de Mamelodi Sundowns en ataque, y los errores de la zaga culé daban vida al equipo sudafricano.

Los errores defensivos dieron vida a los sudafricanos en la primera parte

El equipo culé arrancó el partido con tres jugadores en la zaga azulgrana: Digne, Yerry Mina y Semedo, y pese a que lo intentaron, ninguno estuvo lo suficientemente afortunado en sus tareas defensivas.

La estrella de Mamelodi Sundowns, Percy Tau, que es caracterizado por su velocidad con el balón en los pies, llegó a poner en apuros en numerosas ocasiones a la defensa azulgrana. Aun así, la suerte sonrío al equipo visitante y el conjunto sudafricano se encontró con el larguero en una de las ocasiones más claras de la primera mitad. Además, en el minuto 33, Kekana lo intentó con un fuerte disparo desde lejos, pero el guardameta alemán, Marc-André Ter Stegen, voló para evitar el tanto africano.

La presión del FC Barcelona fue clave para que los de Valverde pudieran aprovechar los errores que también cometieron los locales en la salida de balón, que acabó en gol de Dembélé, mientras que, el segundo gol, fue fruto de una gran combinación de pases entre el killer uruguayo y Denis Suárez.

Reestructuración entera del equipo en la segunda mitad

Valverde sustituyó a los once jugadores titulares en la segunda parte del partido, aunque, no dio entrada a Leo Messi hasta el minuto 73.

La segunda mitad empezó muy tranquila, aunque Mamelodi Sundowns encontró una gran ocasión mediante a su delantero, Kekana, pero Jasper Cilessen pudo atajar con solvencia el disparo.

Los minutos pasaban y el fútbol del Barça seguía siendo poco vistoso y con pocas ocasiones claras de cara a puerta.

André Gomes aprovechó un fallo de la zaga amarilla y consiguió anotar con un disparo de rosca desde la frontal el gol que daba por finalizadas las esperanzas sudafricanas de poder remontar el partido que hasta entonces estaba siendo parcialmente favorable a sus intereses.

A falta de un cuarto de hora para finalizar el partido, un chute de Percy Tau cayó en los pies de Vilazaki, que definió a la perfección en la portería defendida por el portero holandés.

Con una sonora ovación, el astro argentino entró al terreno de juego en el último tramo del encuentro, y repartió ocasiones de gol para Aleix Vidal y Paco Alcácer, aunque las oportunidades quedaron en nada.

El silbido del árbitro sonó y el partido finalizaba, el Fútbol Club Barcelona era campeón de la Copa Centenario Mandala.

El mago volvió al lugar donde hizo historia

El partido se disputó nada más y nada menos que en el estadio Soccer City, llamado por motivos publicitarios First National Bank Stadium, que guarda un recuerdo imborrable para todos los aficionados españoles que pudieron disfrutar de la final de la Copa Mundial de la FIFA en el año 2010.

Todos recordaran el gol que Andrés Iniesta anotó en los últimos minutos de la prórroga ante la selección holandesa. Un tanto que valió nada más y nada menos que el primer Mundial de la historia de la selección.

Es por eso que, el partido era especial para el mago de Fuentealbilla, que en uno de sus últimos partidos con la camiseta azulgrana, pudo volver al lugar donde hizo historia.

Y su actuación no pasó por alto, el manchego hizo gala de su repertorio de pases al hueco en varias ocasiones, poniendo en pie a los aficionados de Johannesburgo.