Luis Enrique: “El fútbol es de los futbolistas”

El entrenador y exfutbolista asturiano es el encargado de dirigir el nuevo proyecto de la selección española en uno de los momentos más difíciles de la selección y la Federación.

Luis Enrique: “El fútbol es de los futbolistas”
Luis Enrique: “El fútbol es de los futbolistas” Foto: FIFA

"El fútbol es de los futbolistas", esta es una de las frases que Luis Enrique pronunció cuando era entrenador del filial del FC Barcelona. Con esta frase el entrenador asturiano quiso referirse a la relación que pueden tener los futbolistas con sus entrenadores, queriendo aportar su idea de que un entrenador que ha sido futbolista tiene que tener mayor comprensión hacia los futbolistas que dirige.

Cuando salió a la luz su nombramiento al frente de la selección, múltiples opiniones comenzaban a rondar la idea de que no era la decisión adecuada separando los argumentos puramente futbolísticos y centrándose en los temas polémicos como declaraciones pasadas relacionadas a su etapa en el FC Barcelona y que tenían siempre relación con el máximo rival, el Real Madrid.

Se puede insinuar que la disconformidad de algún sector de la afición española se encuentra en apuros con sus sentimientos encontrados, pero la afición que deja de lado sus sentimientos de club estarán de acuerdo con el nombramiento de Luis Enrique. Es el entrenador idóneo, el que más garantías y confianza inspira a todos.

Pero, ¿Quién es Luis Enrique?

El Luis Enrique que conocemos todos tiene su propia carta de presentación, su faceta como futbolista de la selección española en épocas anteriores es el mayor recuerdo que uno puede tener, pero para los más jóvenes la faceta como entrenador es la más reciente en sus mentes.

Luis Enrique se caracteriza por haber sido un futbolista que vivió y durmió con el enemigo, al haber sido jugador del Real Madrid y el FC Barcelona en su etapa como futbolista. Odiados por muchos y queridos por otros muchos, es un entrenador con corazón de jugador, nunca mejor dicho.

Luis Enrique en un partido con la selección española. / Fuente: FC Barcelona.
Luis Enrique en un partido con la selección española. / Fuente: FC Barcelona.

A Luis Enrique no le verás haciendo amigos por las salas de prensa ni por los pasillos de la Ciudad del Fútbol en las Rozas. Ser un bien queda está sobrevalorado en el idioma que habla Luis Enrique, y podríamos decir que hace bien ya que su trabajo es sencillo, entrenar a una selección. La atención a los medios es también parte de su trabajo, pero se reduce a sus obligaciones mínimas que le impone su contrato, no le gusta estar en los focos de los medios. Bien es sabido por todos sus tensas ruedas de prensa o entrevistas como la ya conocida después de un partido de Liga de Campeones.

Un entrenador que utiliza sus pocas oportunidades ante los micrófonos para decir las cosas que entiende que tiene que decirlas, aunque no sea el momento ni las formas en ocasiones adecuadas.

Luis Enrique en el banquillo durante un partido del FC Barcelona. / Fuente: FIFA.
Luis Enrique en el banquillo durante un partido del FC Barcelona. / Fuente: FIFA.

Pero lo más importante y lo que de verdad interesa a la gran mayoría de aficionados al fútbol es su faceta como entrenador. Luis Enrique ha sido elegido entre muchos motivos, por uno en especial: dar un nuevo aire a la selección sin perder el estilo. Esto ya lo hizo con el FC Barcelona y es el precedente al que se agarra España para ver con buenos ojos este nuevo proyecto que tendrá Luis Enrique.

El carácter de entrenador puede que sea la mayor virtud del técnico asturiano. Se puede decir que su relación en el vestuario es la más directa y sincera posible, ha sabido llevar a estrellas aunque su mayor problema lo tuvo con Messi en el Barça, este puede que sea el episodio que marcó su devenir en el equipo catalán. Pero bien es cierto que la selección no es un club, las relaciones son más llevaderas debido a las convocatorias que se realizan cada dos o tres meses.

Ante este historial es difícil pensar que Luis Enrique no sea capaz de dar éxitos a la selección española, aunque hay que recordar que estamos hablando de fútbol, una ciencia incierta donde el trabajo realizado se refleja en títulos o participaciones meritorias en torneos internacionales. La confianza es plena en Luis Enrique, solo hace falta tiempo y dejarle espacio para trabajar.