Gonzalo Escalante, el muro argentino y la jerarquía en el centro
Gonzalo Escalante la muralla defensiva del Eibar. Foto: La Liga

Gonzalo Escalante es el jugador clave del Eibar en el esquema táctico de Mendilibar. A pesar de no ser el futbolista más técnico en la plantilla, sí es un centrocampista con personalidad, liderazgo y alta intensidad. Tras la marcha de Dani García al Athletic Club de Bilbao, es un fijo para el técnico de Zaldívar y un pivote defensivo, que se adapta a los valores del Eibar, trabajador, luchador y con buen disparo desde la frontal.

En estas dos primeras jornadas, es uno de los capitanes dentro y fuera del campo. Junto con Riesgo, Ramis y Enrich cumple su cuarta temporada con el Eibar, y es de los más veteranos en la plantilla, ejerce de líder en el centro y transmite los valores de trabajo, sacrificio y pelea a los nuevos. Por eso y ser un centrocampista con galones en el club, además de tener carisma dentro del campo y ser un futbolista que va a más, no siendo sólo un pivote al uso sino también un mediocampista con visión de juego, llegada y buena salida de balón.

Escalante llegó a Ipurua desde el ascenso

El argentino llegó a Eibar cuando el equipo ascendió a Primera División en la temporada 2015/2016 procedente del Calcio Catania. Se ha quedado en el club a pesar de recibir ofertas de otros equipos y perder la titularidad al estar Dani García, Joan Jordán y Pape Diop. Sin embargo, esta temporada comenzó siendo suplente pero entró al campo en la segunda parte contra el Huesca y marcó el gol que reducía la diferencia de los oscenses. Ha jugado dos partidos a un alto nivel y ofreciendo rendimiento, en el Coliseum fue titular merecido por su gran encuentro en la primera jornada.

Escalante cumplió 100 partidos con el Eibar frente al Huesca, y está ante su oportunidad de convertirse en un fijo para Mendilibar, y entrar cuando el equipo lo necesite.

VAVEL Logo