Un Rayo perjudicado por el arbitraje
Embarba cayendo dentro del área | Foto: LaLiga Santander

Un Rayo perjudicado por el arbitraje

Como compartió Marca, el cuadro de la franja se siente impotente por las decisiones del arbitraje en el choque ante el Huesca tras cuatro penaltis que ni se revisaron por el VAR.

fatima-juan-belmonte
Fatima Juan Belmonte

En el encuentro vivido en el Estadio de Vallecas ante el Huesca volvió a destacar que los de la franja terminaron de nuevo indignados con el arbitraje y con la intervención del VAR en alguna jugada.

Hasta cuatro penaltis reclamó el primer equipo franjirrojo que no se señalaron en el encuentro ante el último en la clasificación. Éstos fueron a Raúl de Tomás en el minuto 60 y en el 83, a Embarba en el 86 y a Alejandro Gálvez en el primero del añadido al final del partido.

En el primero a Raúl de Tomás fue en una jugada en la que Mantovani agarró al atacante franjirrojo cedido del club blanco, por lo que tuvo problemas para rematar. Después en otra jugada, Etxeita derribó al delantero en el área, pero finalmente el colegiado ni acudió a revisar las pantallas del vídeo arbitraje. 

Tres minutos después, Etxeita volvió a ser el protagonista, el cual hizo caer al extremo madrileño sin tocar el esférico y, por último, Chimy Ávila agarró a Gálvez para evitar que rematara en una de las últimas jugadas del encuentro en el tiempo añadido. 

Cuatro jugadas que destacaron que no fueron ni pitadas ni revisadas por el VAR, por lo que los el club de Vallecas no entienden las decisiones tomadas, puesto que, si hubiesen señalado al menos una de esas faltas, podría haber supuesto un cambio en el resultado del choque en Vallecas. 

El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, declaró a Marca: "He llegado a mi casa y, tras ver las cuatro jugadas, que han sido cuatro penaltis, la sensación que queda es de impotencia total. El Rayo ha salido muy perjudicado."

No obstante, Paco Jémez también comentó este aspecto, diciendo: "Lo mínimo que se puede pedir es que se vaya a verla." Por lo que la sensación en el barrio obrero madrileño es que el sistema del VAR es de desigualdad, que no se trata por igual a todos los equipos.

Sin duda, el Rayo Vallecano ha tenido gran impotencia por estas jugadas y a lo largo de la temporada, puesto que no es el primer encuentro en el que se ven afectados, por lo que se siente muy perjudicado en una situación tan complicada como en la que se encuentran a falta de cinco partidos para que termine la temporada y su permanencia en Primera División cada vez se ve más complicada.

VAVEL Logo