Vuelven las obras a Vallecas
Estadio de Vallecas. / Fotografía: LaLiga.

El pasado verano comenzaron las obras de remodelación en el Estadio de Vallecas. Estas fueron divididas en dos fases: la primera y ya realizada, se centró en la mejora de la estructura del mismo, como renovar las gradas, adaptar los aseos, retirar las publicidades obsoletas, eliminar las barreras arquitectónicas y aumentar su capacidad hasta 15.000 asientos; la segunda, aún sin fecha, estará más enfocada en la modernización del feudo vallecano. El primer periodo estaba previsto que comenzara en marzo de 2018, pero la directiva rayista pidió que se retrasara hasta que el equipo certificara el ascenso a la máxima categoría. Por lo tanto, la fecha límite era el 27 de mayo, ya que sería su último partido como local, a no ser que hubiera necesitado disputar los partidos de playoffs. Finalmente, tras aplazarse hasta tres meses, empezaron el cinco de junio.

El 19 de agosto fue la fecha en la que el Rayo Vallecano regresaba a Primera División. El encuentro concluyó con una derrota abultada contra el Sevilla por 1-4, pero eso fue lo de menos. Tras el partido fueron numerosas las denuncias que diversos aficionados del conjunto vallecano hicieron públicas, como la caída de una valla, y la de un niño de cuatro años a un hueco con material de obra que, por fortuna, no sufrió ningún daño grave. La falta de iluminación en las escaleras y en los vomitorios de salida, la presencia de andamios que no cumplían las medidas de seguridad ante una posible evacuación, la existencia de polvo y excrementos de aves en suelos y escaleras. fueron unas de las numerosas quejas que mostraron. Además, afirmaron haber sentido temblores en las gradas en una de las celebraciones de uno de los tantos. A pesar de todo esto, según fuentes oficiales, el estadio disponía de los certificados oficiales en regla para que se pudiera disputar el duelo correspondiente a la jornada número uno del campeonato liguero.

Tras lo ocurrido, el Estadio de Vallecas cerró sus puertas al público, obligando así a aplazar el partido ante el Athletic Club en Madrid, que debería haberse disputado a principios de septiembre. En las jornadas dos y cuatro no hubo problemas para jugar los encuentros correspondientes a estas, ya que el Rayo Vallecano lo hizocomo visitante ante Atlético de Madrid (1-0), y Huesca (0-1). El 22 de septiembre se produjo la reapertura con el choque frente al Alavés, en el que el conjunto local volvió a caer derrotado en casa (1-5).

Según el medio digital Unión Rayo, este verano volverán a producirse obras en el Estadio de Vallecas. No serán las  correspondientes a la segunda fase, sino para arreglar los errores del primer periodo. Tras las continuas protestas por parte de la afición rayista, debido al estado de suciedad del mismo, se le suma la acumulación de agua en los asientos en los días de lluvias, lo que les impedía disfrutar, de manera cómoda, del partido. Se ha podido ver a los propios hinchas vaciando sus localidades.

La Comunidad de Madrid, propietaria del Estadio de Vallecas, se hará cargo de estos arreglos de la misma manera en que lo hizo en la primera fase de las obras, motivo que desencadena en la situación actual.

VAVEL Logo