Previa Celta de Vigo - Real Madrid: primer examen en el mar de dudas
Iago Aspas frente al marcaje de Sergio Ramos / Foto: LaLiga

Sumido en esa sensación del querer que salgan mucho mejor los partidos, pero sin que lleguen a salir. Sea por H (¿Hazard?) o por B (¿Bale?), el Real Madrid continúa sin encontrarse consigo mismo desde que se marchase el mismo técnico que ahora se sienta en el banquillo. Zidane afronta su segunda etapa en el madridismo y la primera prueba seria de la nueva temporada 2019/2020 ya está aquí. La visita a Balaídos en la primera jornada de Liga Santander llega después de un verano 'movidito' tanto en los despachos como en el campo. 

Han llegado jugadores para la recuperación blanca, pero quizás no los suficientes o no todos los que quería 'Zizou'. Un entrenador francés que ha ido probando nuevos sistemas, nuevos hombres y diversas alternativas. Pero, de momento, sin que llegue el equipo a cuajar, de ninguna de las maneras. Ahora, los amistosos ya son historia, arranca LaLiga, la competición de la regularidad, precisamente lo que necesita encontrar el club madrileño.

En frente, el Celta de Iago Aspas, pero también con algunas caras desconocidas, entre fichajes y canteranos. Los de Escribá desean empezar con buen pie e incluso alimentar más esas dudas de su rival en caso de conseguir un resultado favorable. Tal y como viaja el equipo merengue a Vigo, no caben favoritos en este segundo duelo de la jornada liguera. La moneda está en el aire. 

Sin las ideas claras en el Real Madrid

Durante la pretemporada blanca se han vuelto a ver los fantasmas del último campeonato doméstico, con errores impropios de jugadores de élite y menos del Real Madrid. A ese mal síntoma se ha sumado el vaivén de juego bastante regular, reservado a ciertos momentos e incluso la presencia de determinados hombres talentosos.

Sin embargo, esos que en la primera etapa de Zidane fueron claves, ya no lo son tanto. El francés quiere recuperar a los suyos pero no está siendo nada sencillo, mientras sigue pensando dónde está el problema. Además, los nuevos como Hazard o Jovic aún se encuentran lejos de su mejor nivel y los más jóvenes no están del todo preparados. Por todo ello e incluso porque se ha visto al equipo jugar con un inédito sistema 5-3-2 (que no ha funcionado), es evidente que las dudas y las ideas poco claras residen ahora mismo en la casa blanca.

Regresos que ilusionan en un Celta similar

En el equipo vigués también se podría decir que han tenido un verano intenso en relación a los movimientos, desde salidas hasta llegadas. La temida marcha del 'nueve' Maxi Gómez se produjo finalmente, aunque los ojeadores celestes ya tenían el as bajo la manga para suplirle. Paisano del propio uruguayo, Gabriel 'el toro' Fernández ha recalado en la disciplina celtiña para ocupar ese puesto vacante en ataque. Pero al ex de Peñarol se han sumado otros nombres importantes y, sobre todo, ya bien conocidos por la afición gallega. 

Santi Mina entró en la 'operación Maxi' y regresa a su casa ahora junto a otro ex del Celta como Denis Suárez. Dos vueltas que ilusionan a la hinchada, después de que el pasado curso no funcionasen los daneses Jensen y Hjulsager, además de otros que tampoco rindieron como se esperaba en el club.

Así, el lavado de caras en Vigo se ha producido con más llegadas como la del también excanterano Pape Cheick o los defensores Jorge Sáenz y Aidoo. Por supuesto, las salidas tanto de Cabral como de Radoja han dejado hueco en un Celta similar al del pasado curso, pero con serios refuerzos que convierten al equipo en más fuerte y competitivo. Siempre sin cambiar, eso sí, su filosofía de juego.

Antecedentes y estadísticas

A pesar de la mala etapa que atraviesa ahora el Real Madrid, lo cierto es que en los dos enfrentamientos de la pasada campaña, los blancos derrotaron por 2-0 y 2-4 al conjunto celeste. Además, en mayo de 2018, la última jornada liguera dejó un abultado 6-0 a favor madridista. Los dos choques anteriores a ese año en Balaídos finalizaron con empate a dos goles en el marcador, mientras que para encontrar la última vez que los locales ganaron en casa hay que remontarse al 2014. ¿Lograrán volver a repetir ese éxito cuando peor está su rival?

El árbitro

Xavier Estrada Fernández será el encargado de impartir justicia en el césped, un colegiado catalán con bastantes temporadas ya en Primera División. La última vez que pitó al Real Madrid, este ganó al Huesca la campaña pasada. En cambio, dirigió la derrota del Celta de Vigo en San Mamés en mayo 2019.

Por otro lado, para ayudarle con las acciones polémicas o dudosas, en la sala del VAR se sentará el árbitro De Burgos Bengoetxea, un viejo conocido para los blancos. 

Posibles onces

VAVEL Logo