Análisis del rival: el Extremadura, un rival a no infravalorar
Willy disputa un balón en el partido contra el Lugo | LaLiga

Análisis del rival: el Extremadura, un rival a no infravalorar

Pese al mal inicio de Liga, el Extremadura desarrolla un juego de toques cortos y posesión que dio buenas sensaciones, y números retrocediendo a la temporada pasada.

baldo98
Baldomero Fernández Muñoz

Tras haber logrado una más que meritoria salvación la pasada campaña, el Extremadura ha vuelto esta temporada con las pilas cargadas, y con la única intención de continuar asentándose en la categoría. Sin embargo, la temporada para los extremeños no ha empezado de la mejor manera. Pese a haber obtenido un punto en el Antxo Carro en la primera jornada, los de Manuel Mosquera acabaron perdiendo, con polémica, ante el recién ascendido Fuenlabrada, lo que les ha llevado a situarse cerca de los puestos de descenso. Aun así, no se le debe infravalorar. Y más conociendo los enfrentamientos recientes, donde los amarillos, tanto en la ida como en la vuelta, no fueron capaces de vencerles.

Manuel Mosquera y su estilo de juego

Aunque el planteamiento táctico puede variar dependiendo del rival, en los dos anteriores partidos se ha visto un Extremadura posesivo, dibujando en el campo un claro 4-2-3-1 que, en ocasiones, puede llegar a ser un 4-5-1. Con un centro del campo generalmente formado por Lomotey, Zarfino y Kike Márquez, el equipo de Manuel Mosquera suele desplegar un juego de toques cortos, tratando de buscar fisuras en la zaga contraria a partir de sus dos veloces bandas ocupadas por Pastrana y Nono. Dispone, además, de un nueve táctico como Álex López, especialista en aguantar el balón de espaldas y oxigenar el juego del equipo.

De igual forma, dos de los jugadores a vigilar de cara al domingo, serán Kike Márquez y Nono. El sanluqueño, quien se encuentra en los mejores años de su carrera, es la pieza clave del equipo, por donde pasa todo el juego ofensivo. La temporada pasada, el ex cadista mostró dotes de su gran calidad, aunque cierto es que, en ocasiones, peca de irregularidad y absentismo. Si tiene el día, puede desequilibrar la balanza para su lado. En cuanto a Nono, su juego se basa en velocidad, desborde y pegada. Al igual que Kike, se está erigiendo como uno de los líderes del cuadro granota, y su presencia se hace notar en prácticamente todos los encuentros.

La defensa, factor a mejorar

No todos los equipos son perfectos, y el Extremadura no es una excepción. Es un equipo algo frágil en una defensa donde Pardo y Borja Granero suelen ser los titulares. Ambos futbolistas han demostrado en algún que otro momento que no transmiten una gran seguridad, y que sufren cuando se encuentran con delanteros rápidos. Los suplentes, Josema y Fran Cruz, tampoco mejoran excesivamente la contienda.

Con respecto a los laterales, habitualmente suelen estar ocupados por Álex y Bastos, quienes estuvieron la pasada temporada. Álex fue titular indiscutible y, pese a ser debutante en la categoría, realizó una buena campaña. Esta temporada, sin embargo, se espera que dé un paso adelante y corrija, sobre todo, errores de posicionamiento. En la otra banda, la izquierda, está Bastos, quien llegó procedente del Reus el pasado invierno. Sus buenas actuaciones le dieron rápidamente la titularidad, siendo inamovible en el último tramo liguero de liga. Esta temporada ha comenzado con la misma sintonía y se espera que, al igual que Álex, muestre, como mínimo, el mismo nivel que la pasada campaña.

VAVEL Logo