¿Por dónde íbamos?
Entrenamiento del primer equipo en Lezama - Athletic

Después de la reanudación de la Bundesliga, hemos conocido que La Liga volverá, probablemente, en la segunda semana de junio. Una gran noticia para los seguidores del club vizcaíno, pero que tras tanto tiempo de parón nos suscita una pregunta, ¿en qué punto se encontraba el Athletic?

Los de Garitano recogieron sus pertenencias de Lezama el 13 de marzo, en el último entrenamiento de la plantilla, con 37 puntos y en la 10ª posición en La Liga. Los rojiblancos se encuentran actualmente a 5 puntos del Valencia, que ocupa la última plaza para entrar en la Europa League, pero las sensaciones del equipo antes del parón no eran muy positivas a pesar de haberse plantado en toda una final de Copa del Rey. De los últimos diez partidos, entre las dos competiciones, el Athletic se llevó los tres puntos en cuatro ocasiones, empató una vez y perdió el encuentro en cinco jornadas. Todas estas derrotas ocurrieron fuera de casa, donde el equipo no logró sacar ni un solo punto de los cinco partidos que disputó lejos de San Mamés. Sin embargo, de los cinco en La Catedral sólo perdió uno frente al Getafe, cuarto clasificado de la competición. Este aspecto puede resultar determinante para el resto de La Liga, ya que los partidos se jugarán sin público y la falta del calor de la afición afecta negativamente al equipo, como es evidente.

En cuanto a los jugadores, aún está por ver hasta qué punto han recuperado la forma, siendo este un factor con una gran polarización, ya que puede ser muy beneficioso para los equipos de media tabla para abajo, al igualarse las condiciones físicas; o algo muy negativo por la importancia determinante de la calidad de los jugadores. Más allá de hacer la lectura de una u otra forma, el balance del Athletic respecto a la situación anterior es algo peor. A pesar de que De Marcos ha asegurado verse apto para el primer choque frente al Atlético, no tiene el respaldo médico aún y dos jugadores han causado baja: Iñigo Lekue, por una lesión de tobillo, que parece que le tendrá apartado hasta finales de junio y la leyenda del Athletic, Aritz Aduriz, quien tras una nueva lesión ha terminado retirándose.

Lo que está claro es que los jugadores tendrán que adaptarse lo mejor posible a esta nueva situación, aunque tendremos que esperar a que ruede el balón para analizar el juego y concluir a quién le ha venido bien o mal el parón. Lo importante es que pronto volveremos a ver a nuestros equipos y nos acercaremos, un poco más, a esa ansiada normalidad.

VAVEL Logo