El Caudal jugará por el ascenso
Los jugadores del Caudal celebran la clasificación. Foto: Diego Blanco VAVEL

Club Deportivo Lealtad-0-0-Caudal Deportivo

 

CD Lealtad: Bussman; Miguel Obaya, René Pérez, Álex Blanco (Xabi Semedo, min. 86), Damián (Santi Gegunde, min. 72); Piniella (Alagy, min. 72), Maissa, Juan López; Miki Cantave, Kofi Atta (David Ruiz, des.), Ekedi.

Caudal Dptvo: David Armengol; Robert, Omar Hernández, Keko Hevia (Yosu Camporro, min. 17), Keko Roza (Diego Díaz, min. 72); Mendi, Guille Pinín, Coutado (Davo Fernández, min. 56); Jandrín, Borja Navarro, Cristian. 

Árbitro: Valdés Díaz, asistido en las bandas por Novoa Hernández y Martínez Medina.  Amonestó a los leales Piniella, Álex Blanco y Santi Gegunde y a los caudalistas Robert, Coutado y Borja Navarro.  

Estadio: Román Suárez Puerta (Avilés). Puerta cerrada. Se guardó un emotivísimo minuto de silencio en memoria de las víctimas del Covid19. 

Goles: 0-1, min. 83, Robert Martínez. 

Volver es ganar. Volvió el fútbol, sin público, sin esas previas eternas y corteos hacia el campo, sin los bocadillos de panceta al descanso, pero con la ilusión intacta de un playoff.

El Román Suárez Puerta de Avilés acoge esta fase de ascenso a Segunda División "B" correspondiente al grupo asturiano. Un escenario a la altura y primer y cuarto clasificado, Lealtad de Villaviciosa y Caudal Deportivo de Mieres que alzaban el telón con la primera semifinal. Difícil o imposible evaluar dinámicas, porque no las hay. Pero, hace ya más de tres meses, antes del parón, el Lealtad afianzaba su liderato y su interminable racha sin perder en la categoría y, el Caudal, sin saberlo, se metía en el último suspiro en playoff tras ganar por cero goles a dos en El Candín a un Tuilla al que sobrepasó en la que sería, sin que nadie lo supiese y ni siquiera lo imaginase, la última jornada de la liga regular 2019/2020.

Salieron ambos conjuntos con planteamientos de ataque, de no guardarse nada. Si bien al Lealtad le valía el empate, no especuló Clemente Sánchez con la alineación y sacó a los buenos, a los de crear cosas, dejándose en la recámara alguna bala como la de Álvaro García. Por su parte Chuchi Collado, obligado a ganar, planteó las hordas caudalistas al ataque, y, además, mostrando el poderío de plantilla mierense guardandose para más adelante hombres de la talla de Yosu Camporro, "el mago" Diego Díaz o Davo Fernández.

Salió a mandar el Caudal, sabiendo que necesitaba ganar, y el primer acercamiento llegó con una buena dejada de Jandrín, para Cristian a la que se anticipó bien Bussman antes del primer minuto de juego. Respondió y de que manera el Lealtad, con un disparo desde la frontal de Juan López que se marchó cerca del palo izquierdo de la meta de David Armengol. Primeros diez minutos sin dominador claro, más de tres meses de parón que pasan factura pero, al que no le pasa factura el parón para el olfato es a Cristian, y fue el delantero avilesino el que lo probó para el Caudal desde fuera al doce de partido, alto. 

Problemas para el Caudal al cuarto de hora. Keko Hevia, que había sufrido un golpe al inicio no iba a poder aguantar más y debería ser sutituído. Chuchi Collado aprovechaba para avanzar un poquito más y en el lugar del central entraría el centrocampista langreano Yosu Camporro. Mendi al eje de la zaga y el ex del Lealtad a la sala de máquinas. Y un problema mayor pudo costarle un mal despeje a la defensa mierense que terminó con disparo de Juan López alto cerca del veinte de la primera mitad. Le sentó muy bien la entrada de Yosu Camporro al conjunto mierense, ya que el langreano cogió el timón y empezó a distribuir siempre con criterio. En una de estas el balón terminó en Jandrín que puso el centro raso atrás y, cuando Robert se disponía a engatillar para el primero, llegó Álex Blanco para salvar la papeleta. La tuvo clarísima en el tercer minuto de añadido el Lealtad. Córner desde perfil diestro y Maissa que entró como si no hubiera un mañana para estrellar un cabezazo contra el travesaño. Fue la última de la primera mitad. Tablas al descanso

 

Variación en el Lealtad al descanso. David Ruiz entró por Kofi Atta, cambio que movió piezas en el esquema de Clemente. El ex del Sporting entró como lateral derecho, Miguel Obaya pasó al izquierdo y Damián al extremo diestro a pierna cambiada. 

Avanzó líneas, como no podía ser de otra manera el Caudal, que lo intentó con una acción por banda y un cabezazo que no pudo conectar bien Borja Navarro. Agitó el avispero Chuchi, que con más de media hora por delante metió al canterano Davo Fernández al pasto en lugar de Coutado. Más madera. Lo intentó Cristian a falta de media hora con un disparo desde fuera del área que se fue desviado. Metió miedo el Lealtad en la siguiente con una cabalgada tremenda de Miki Cantave desde campo propió que terminó con el disparo del haitiano repelido por Mendi a córner. El partido empezaba a romperse. 

La tuvo el Caudal para saltar la banca. Centro teledirigido de Robert al segundo palo y Jandrín en carrera al palo. Zafarrancho de combate caudalista y el Lealtad defendiéndose como gato panza arriba. Fue Mendi en la siguiente quien cabeceó a las manos de Bussman. En el ochenta y tres, saltó por los aires el partido. Combinación en perfil zurdo, balón para Robert que juega por donde quiere, y el gijonés que paró el tiempo y la tocó sutil por encima de un Bussman que sólo puede salir en la foto. Lo hizo el gijonés, patas arriba el banquillo del Caudal que invadió el campo y se juntó en una enorme piña en el banderín de córner. Puñetazo al mentón de un Lealtad que tenía muy poco tiempo para la reacción y además estaba grogui. Cristian buscó el segundo pero su intentó desde fuera se marchó alto. Se lanzó a morir el Lealtad en el añadido, con pelotazos buscando a la torre Maissa, y en una de estas, en el segundo del alargue, clarísima. Centro desde la izquierda y Ekedi, incomprensible, remato con el flequillo y apenas cambió la trayectoria en área pequeña. Desfibriladores en Mieres. El más difícil todavía, la tuvo Xabi Semedo en el último, en la última, pero la envió a la rotonda. 

Final, y el Caudal que jugará por el ascenso. El Lealtad, por su parte, aún tiene una bala como campeón para jugar en Segunda División "B".

VAVEL Logo