Análisis postpartido: El Huesca sonroja a un Valencia plano y sin ideas
Imagen vía: LaLiga Santander

El Valencia volvía a jugar en casa con el objetivo de conseguir los tres puntos y repetir lo cosechado en la primera jornada, pero un gran Huesca se lo impidió. El equipo de la capital del Turia no estuvo cómodo en ninguna fase del encuentro y los de Míchel merecieron mucho más que un simple empate. Pese a tener un entrenador tan válido como Javi Gracia, el equipo sobre el verde no tiene ni alma ni identidad. 

Wass calmó los nervios de un Valencia perdido

Imagen vía: LaLiga Santander
Imagen vía: LaLiga Santander

El marcador señalaba el minuto 38 cuando Daniel Wass se encontró el gol en una falta lateral que pasó por toda el área pequeña y entre las piernas de Diakhaby. El tiro libre del danés fue el único disparo de los de Gracia en la primera mitad y sirvió para ver a un Valencia más tranquilo y con más balón, ya que los chés estaban siendo superados por un Huesca que asediaba la portería de Jaume con un incisivo y electrizante Ferreiro. 

El Valencia jugó una mala primera parte sin apenas ocasiones claras de peligro e internadas en el área rival. La lucha por el centro del campo se inclinó hacia el lado oscense y tanto Kondogbia como Racic tuvieron que hacer un gran esfuerzo para recuperar balones o aguantar la posesión. El conjunto blanquinegre se marchó a vestuarios superado en casi todas las facetas del juego, pero por encima en el marcador.

Gracia apostó por un 4-4-2 clásico y se notó la ausencia de Kang-In

El técnico navarro salió en Mestalla con el sistema táctico que tantas alegrías le había dado al conjunto ché en el pasado más reciente y dejó en el banquillo al futbolista que más estaba destacando en los dos últimos encuentros ligueros, Kang In Lee.

La no estancia del coreano en el once inicial fue clave para entender por qué no funcionó el sistema elegido por Gracia. Sin Lee en el campo, el Valencia no tenía un enganche que tuviese la capacidad de mover el balón con criterio, romper líneas y darle dinamismo al encuentro. 

Además, para encontrar a ese jugador que desbloquee el juego del equipo, el Valencia ha de tener en el mediocentro un jugador con calidad y con una visión de juego suficiente para enlazar jugadas, pero no lo tiene porque lo regaló al Villarreal. Ayer, el centro del campo valencianista era puro músculo y la figura de ese jugador no existía. 

El Huesca no ganó gracias a los palos y a un gato llamado Jaume Doménech

Imagen vía: @jaudomenech (Instagram)
Imagen vía: @jaudomenech (Instagram)

La actuación del cancerbero del Valencia fue clave y decisiva de cara al resultado final, sus paradas impidieron que el equipo de Míchel perforara sus redes en más de una ocasión. El gato de Almenara está aprovechando la titularidad y demostrando que -cuando quiere y está centrado- es un portero más que apto para defender la portería ché.

El guardameta valencianista tuvo que estar al pie del cañón durante todo el encuentro, ya que el asedio por parte del Huesca fue continuo. Fueron 17 los tiros que el equipo de Míchel realizó hacia la portería de Jaume y tres fueron las paradas cruciales, sacando un mano a mano a Mosquera que podía haberle dado la vuelta al marcador a favor de los recién ascendidos. Que la figura del de Almenara se resalte es positivo para el portero, pero denota que la línea defensiva aún sigue haciendo aguas. 

VAVEL Logo