'Monsieur' Benzema entierra las esperanzas del Levante
Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Vinicius / Fuente: laliga.com

El Real Madrid tras dos zarpazos puntuales se encargó de recordar algo que parece muy simple pero que algunos en Valencia no quieren ver. Por mucho que "juegue bonito", el equipo dirigido por Zidane mostró las costuras de un Levante que ni está ni se le espera en defensa

La presión ejercida por los de Paco López, hasta que las pilas se agotaron, fue un 'caramelito' para Vinicius y compañía que pillaban contra sí y contra también las espaldas de la defensa local. En una serie de posesiones largas y estériles por parte de ambos conjuntos, el Real Madrid tras varias imprecisiones del Levante abrió la lata en la Cerámica.

Previsibles; sin mas. Jugada a balón parado, perdida de marcas y gol del Madrid. Vinicius tuvo tiempo de controlar, de pensárselo y de disparar. Nadie salió a tapar, nadie lo cubría. Los jugadores de Paco López no faltaron a su cita y como si fuera un guion prescrito, tras el gol de Vinicius, el Levante desapareció. Los valencianos especularon con el resultado del partido y Courtois se erigió como espectador de lujo en una primera parte muy plana de ambos. 

Tras el descanso, el ritmo del partido cambió por completo. El Madrid fue quien primero puso a prueba la portería rival con hasta tres ocasiones claras de gol, sin embargo, no encontró fortuna en ninguna de ellas. Benzema disparó a la madera tras una jugada marcada por errores en defensa del Levante y Vinicius no estuvo preciso en dos mano a mano con Aitor. Los de Zidane le dieron una vida extra a un moribundo Levante y tan previsibles en defensa como a la vez impredecibles en ataque, los locales dominaron de forma abrupta los treinta minutos que restaban por jugarse.

Las ocasiones eran de todos los colores. Bardhi, De frutos, Clerc... la insistencia de los valencianos encontró como principal antítesis a un muro belga con nombres y apellidos, Thibaut Courtois, que evitó en numerosas ocasiones un mal mayor para los suyos. El Madrid jugaba con fuego y cuando parecía quemarse encontró en un viejo conocido a su principal salvador.

'Monsieur' Benzema no falló cara a puerta ante un Aitor qué poco pudo hacer con la defensa plantada en tres cuartos de la cancha. El delantero francés firmó en el 95' su gol 250 con la camiseta del Real Madrid y selló con creces el liderato blanco con un sufrido triunfo en tierras valencianas. 

VAVEL Logo