En la Península faltan los goles
Cristiano Ronaldo y Busquets durante el partido FOTO: @SeFutbol

Al derbi ibérico solo le faltaron los goles. Y es que los 2.500 hinchas que acudieron al José Alvalade no pudieron ver cómo el balón acababa dentro de las porterías. Aunque los lusos acabaron más contentos ya que fueron los que más empeño pusieron en los últimos minutos para llevarse la victoria con dos disparos, durante la segunda parte, que acabaron en el travesaño. Pero los de Luis Enrique no perdieron la cara en ningún momento. Sin duda, el momento más esperado de la noche era el duelo generacional entre Ansu Fati y Cristiano Ronaldo. Pero Luis Enrique lo reservó de cara a la Nations League, y no le dio minutos.

A todos sorprendió el once que presentó España en Lisboa, sin ningún jugador del Real Madrid y con solo cuatro nombres de LaLiga Santander ( Roberto, Canales, Busquets y Gerard Moreno), más seis de la Premier (Kepa, Reguilón, Eric Garcia, Diego Llorente, Ceballos y Rodrigo), y uno de la Bundesliga (Dani Olmo). Una alineación revolucionaria y repleta de novedades.

Con esa revolución de jugadores, la selección española salió muy valiente a por el partido y solo generaba peligro en el área contrario ante una Portugal que se encontraba débil, sorprendida y prácticamente sin iniciativa ninguna. Ese empuje de los españoles terminó con llegadas y ocasiones muy tempranas protagonizadas por Gerard Moreno y Dani Olmo cuando todavía no pasaban ni cinco minutos. Y más tarde, la llegada de Rodrigo. Con soltura y presionando, el balón solo lo movía España mientras que Portugal maniobraba pero sin resultado.

De esta manera, Dani Olmo, Rodrigo y Sergio Canales, aparecieron para poner a prueba a Rui Patricio. La superioridad de La Roja era evidente, a la vez que los lusos no daban con la tecla para que su centro del campo se conectase con la delantera. Y eso hizo que Cristiano Ronaldo acabase desesperado porque no le llegaban balones con los que sorprender a Kepa. La buena imagen e España no hizo olvidar que los goles no llegaban y llegar con más ventaja al descanso. Quien sí mejoró al filo de terminar la primera parte fue Portugal que. Guerreiro mandó el balón a las nubes y Cristiano consiguió conectar un forzado cabezazo a la salida de una falta. Pero el marcador no se movió.

Con el inicio de la segunda mitad, ambos entrenadores lavaron la cara a sus equipos e introdujeron muchas caras nuevas. En España, Gayá sustituyó al lesionado Reguilón, Merino salió por Rodrigo y Campaña debutó, ocupando el puesto de Ceballos. En la otra mitad del campo, Pepe, Joao Moutinho y André Silva abandonaron el césped. A los pocos minutos del comienzo, Cristiano ya provocó el peligro con un magnifico trallazo que, solo un milagro, hizo que no fuera gol. La pelota salió escupida por el travesaño y botó sobre la línea. Misma situación que pasó en el minutos 67 con un obús de Renato Sánchez que acabó en el larguero.

En los 30 minutos finales, llegó el momento de Adama Traoré con la absoluta. Y su debut no pasó desapercibido ya que se mostró muy incisivo en su actuación. En una de sus arrancadas, asistió a su compañero Dani Olmo que sirvió para que se sacase un enorme disparo que Rui Patricio sacó, de milagro, con el pie.

Y por fin Joao Félix salió al terreno de juego en sustitución de Cristiano Ronaldo al que, Fernando Santos quiso reservar para los compromisos de la Nations League. Mientras que Luis Enrique quiso darle unos minutos a Sergio Ramos que cumplió bien en defensa. Y en estos minutos fue cuando Portugal, junto con la entrada de William Carvalho, encontró esa última jugada del partido pero Joao Félix no encontró su premio.

VAVEL Logo