Un comienzo intermitente, influido por decisiones arbitrales dudosas

Lejos de transmitir una imagen de juego pobre, desordenado o insuficiente, la plantilla del Cádiz CF ha transmitido dos mensajes claros: que tienen una idea de juego clara y que la lucha no se negocia.

El conjunto cadista necesitaba refuerzos en varias líneas que se quedaba con un solo jugador o que necesitaba mejorar para poder optar a algo en LaLiga Santander. Álvaro Cervera así lo pedía desde el principio de verano hasta el día antes del cierre de mercado. Se han visto reforzadas la zaga defensiva, con la incorporación de Pedro Alcalá, la portería con el descubrimiento de Jeremías Conan Ledesma, y la delantera, con el internacional con la selección, Álvaro Negredo. Por otro lado, se unen para la banda izquierda Jairo, que Cervera saber que lo podrá usar tanto de extremo como de lateral, y Bobby Adenkaye, que además puede jugar como segundo punta. Por último, muy destacable el refuerzo procedente de Dinamarca, Jens Jonsson, que ya se hace notar en la medular para dar oxígeno al equipo.

Con esta introducción, se podría pensar que es insuficiente para luchar por la permanencia en la liga de oro española pero sin embargo, la garra demostrada en estás 5 primeras jornadas, los puntos logrados a día de hoy y los que se pudieron conseguir de no ser por injustas decisiones arbitrales, hacen al Cádiz capaz de soñar con todo. 

El primer partido del curso ante Osasuna sirvió de aprendizaje para un Cádiz novato que volvía a la máxima competición tras un final de temporada anterior irregular y una pretemporada corta, además de accidentada. Acabó el partido con un 0-2 que nada tenía que ver con lo visto en el partido, pues cuando más apretaban los amarillos, llegó segundo gol osasunista debido a un fallo defensivo, al igual que el primero.

El segundo partido, ante el Huesca, fue otra historia. Álvaro Cervera contaba con mayor plantilla de supuestos titulares y Jorge Pombo confirmaba que su gran juego en la primera jornada no fue cosa de brujas. El Cádiz recuperaba el orden defensivo característico y el rigor en el contraataque que tanto daño hace a los rivales. Se recuperaban sensaciones y estas casi se confirman totalmente en la jornada 3 ante el Sevilla FC. 

Ganaba el Cádiz hasta bien entrados en la segunda parte, dónde el Sevilla empató tras jugada ensayada. La peor noticia llegaba en el 90, cuando una falta clara al "Choco" Lozano no era pitada por el árbitro y el Sevilla, al contraataque, aprovechaba la falta de concentración de la zaga amarilla para que Munir quedara mano a mano ante Cifuentes. Luego vino otra gran falta de concentración y el tercero del conjunto hispalense.

Ante el Athletic Club de Bilbao fue una proeza, aguantando con 9 ante la expulsión correcta de Akapo y la poca consideración en la segunda amarilla a Álvaro Negredo. De nuevo, el fantasma de las decisiones arbitrales volvía a aparecer al final de un partido en el que los jugadores cadistas y unos excelentes cambios estratégicos del "Gafa", lograron una victoria que tenía un valor mayor que 3 puntos.

En la última jornada disputada, ante el Granada CF, los de la Tacita de Plata jugaban de tu a tu a un recién llegado a la Europa League por méritos propios y con un entrenador que tiene engrasados los engranajes de su plantilla hasta el punto de aprovechar todo su potencial. El Cádiz CF gobernaba el partido y abrió la lata gracias a un gol por la escuadra de Iván Alejo tras un rechace. Empataba el gaditano Germán, por parte del conjunto nazarí, de cabeza tras una jugada ensaya de córner y una gran asistencia. Los amarillos tuvieron varias oportunidades para adelantarse y los blanquirrojos tuvieras dos ocasiones clarísimas de gol que golpearon en poste y larguero respectivamente.

Este Cádiz promete mucho, manteniendo la base del equipo que ascendió a primera y un mensaje que cala profundamente en todo los que llegan: ¡la lucha no se negocia!.

VAVEL Logo