El Barça se desquita ante el Gipuzkoa Basket
Brandon Davies anotó 15 puntos al conjunto vasco | Foto: Noelia Déniz 

El Barça encontró la calma tras la tormenta, y se dió un respiro tras el correctivo para olvidar que recibió en la pista del Baskonia. El Acunsa Gipuzkoa Basket pagó los platos rotos del conjunto de Saras Jasikevicius, que comandado por la segunda unidad, encontró en el Palau Blaugrana ese triunfo plácido que tanto perseguía. Fueron los menos habituales, en vistas al apretado calendario que condensará 7 partidos en apenas 15 días, los encargados de certificar la incógnita que había dejado dos semanas atrás la cuarta jornada de la Liga Endesa, y que acabó decidiéndose con un contundente triunfo de los azulgrana por 87 a 60.

La segunda unidad, artífice del triunfo

De nuevo sin Nikola Mirotic, a quien sí se le vio en el graderío del Palau tras superar su particular cuarentena de 10 días, ni Víctor Claver, Jasikevicius decidió reservar a sus piezas más preciadas para dar entrada a los más jóvenes y con menos minutos en la rotación. Cory Higgins, una de las vértebras del conjunto culé en esta temporada, fue descartado, y otros titulares como Nick Calathes, Brandon Davies, Thomas Heurtel, Pierre Oriola o Alex Abrines dosificaron sus minutos ante el inminente clásico de la Euroliga. Fue Leandro Bolmaro el que se llevó el mayor premio de los reservas, gozando de 27 minutos en pista para aportar 8 puntos y 10 asistencias. Le acompañaron los canteranos Sergi Martínez y Brancou Badio, que con 26 y 20 minutos respectivamente, demostraron credenciales para entrar en los planes de Jasikevicius, y un Artem Pustovyi que aprovechó con creces sus 16 minutos para endosar 15 unidades pero acabó siendo eliminado.

El conjunto visitante tan sólo pudo plantear resistencia en un tramo inicial en el que pudo aguantar el ritmo culé hasta el 15-15. Fue entonces cuando dieron con la tecla los de Jasikevicius para desatascar el partido gracias a un parcial de 11 a 0 y poder irse al segundo cuarto con un contundente 28 a 15. No estuvo especialmente inspirado, sin embargo, el Barcelona, que se fue al descanso con un pobre balance de 1 de 8 en triples. Tan sólo Echenique (17 puntos) pudo inquietar al conjunto azulgrana en la primera mitad, que sí estuvo sólido en defensa y logró irse al descanso con una renta de 42 a 28.

Brandon Davies sentencia en el tercer cuarto

Tras la reanudación, fue Brandon Davies el que apareció para solventar el partido. Con trece puntos en el tercer cuarto, el estadounidense se impuso en la pintura e hizo inútil el esfuerzo de los de Marcelo Nicola para mantenerse en el partido. Visto para sentencia, Jasikevicius no tuvo otra que reservar a sus principales nombres de cara al Clásico europeo, y Sergi Martínez (10 puntos) y Bolmaro (8 puntos) se encargaron de resguardar la victoria ante la impotencia gipuzkoana. No fue un duelo ni mucho menos para sacar conclusiones en cuanto al potencial de este Barça, muy superior a su rival, pero sí sirvió de antídoto para resarcirse del último traspié liguero a manos del vigente campeón.

VAVEL Logo