Sergi Martínez irrumpe en un Clásico atípico
El estadounidense Kyle Kuric también fue trascendental para la victoria culé. FOTO: Noelia Déniz

El Fútbol Club Barcelona de Saras Jasikevicius se llevó el segundo clásico de la temporada, el primero en Europa, gracias a una primera mitad en la que llegó a dominar por 23 puntos. Con una meritoria actuación del canterano Sergi Martínez, los azulgrana cerraron los dos primeros períodos haciendo valer su superioridad, pero los de Pablo Laso tiraron de orgullo para lograr recortar distancias hasta el 79 a 72 definitivo.

Acelerón culé para sentenciar al Madrid

Fue un clásico atípico, marcado por un Palau Blaugrana totalmente vacío y por las ausencias significativas de Nikola Mirotic y Felipe Reyes, lo que sirvió a jugadores como Kyle Kuric, Tavares o el propio Sergi Martínez para irrumpir en un escenario tan privilegiado. A pesar del arreón inicial del conjunto blanco, comandado por Alberto Abalde y Jeff Taylor, los azulgrana se asentaron en el partido gracias a una solvente defensa, reencarnada en una gran actuación de Adam Hanga, y comenzaron a distanciarse en ataque gracias al acierto exterior de Kyle Kuric.

El estadounidense logró 10 puntos en el primer cuarto para abrir brecha en el marcador. Por su parte, Laso probó de hacer frente al conjunto culé con la entrada de Campazzo, que no fue capaz de superar a Adam Hanga ni frenar a Nick Calathes en tareas defensivas. En el segundo cuarto, comenzó a irrumpir la figura de Sergi Martínez, hombre de la casa y apuesta personal de Jasikevicius. El canterano cumplió con creces su misión defensiva de hacer frente a Gabriel Deck y Abalde, y con 8 rebotes contribuyó a dejar en un 30% en tiros de campo al Real Madrid, lo que se reflejó en la distancia de 21 puntos con la que se llegó al descanso.

El Madrid no se rinde y Sergi Martínez sella el triunfo

Pese a salir con la misma dinámica que en la primera mitad, el Barcelona se vino a bajo tras lograr su máxima ventaja del partido en el inicio del tercer período (50-27). Entonces llegó la mejor versión de los de Pablo Laso, especialmente con la tardía irrupción de Sergio Llull en el partido y el poderío interior de Thompkins y Garuba. La mejora blanca dió pie a una cadena de errores defensivos y ofensivos de los azulgrana, por parte de jugadores como Brandon Davies o Roland Smits, y el buen partido de Kyle Kuric comenzó a disiparse.

El acecho blanco culminó en el último trance de encuentro, cuando Llull puso al Madrid a cinco puntos (74-69) de ventaja que hacia irreconocible a un Barça mucho menos eficaz que el de la primera mitad. Fue entonces cuando apareció, de nuevo, la figura del canterano Sergi Martínez, que logró un rebote vital para evitar que el Madrid se metiera en el partido a falta de dos minutos, y dos canastas que sirvieron para sentenciar el resultado definitivo favorable al combinado barcelonista (79-72).

VAVEL Logo