Simeone contra el Barcelona, siempre hay una primera vez
Foto: Atlético de Madrid

Acabó el llamado parón de selecciones, y con ello, vuelve la Liga, vuelta a la rutina y a la realidad del día a día, vuelta a los entrenamientos con el equipo y a preparar el siguiente partido de la competición doméstica, que retorna nada más y nada menos para el Atlético de Madrid, con la visita del Barcelona al Wanda Metropolitano.

Esta partido lleva siendo especial para el Cholo desde hace unas temporadas, debido a que si hay un equipo que se le ha atragantado a Simeone en Liga, ése equipo es el Barcelona de Messi. Desde que llegó al conjunto rojiblanco no ha sido capaz de ganarles en Liga, a pesar de resultados tan beneficiosos como aquel empate en el Camp Nou que dio el título de Liga a los rojiblancos.

Este partido a pesar de que como siempre se antoja complicado, llega en un momento donde el Atlético se encuentra en lo más alto de la tabla a pesar de tener dos partidos menos, por los aplazados al inicio de temporada, y en un momento donde los de Simeone vienen realizando un juego de lo mejor que se recuerda en las tres últimas temporadas, con un cambio de actitud jugando más al ataque y que nos recuerda a esa garra que tanto le ha caracterizado.

Sin embargo, a la vuelta de los partidos con los combinados internacionales, el llamado “virus FIFA” ha hecho mella en el Atlético, puesto que no podrán participar en el encuentro Héctor Herrera por lesión, quien venía siendo titular y dando un nivel alto en los encuentros, así como siendo uno de los ejes en el doble pivote del equipo, pero tampoco podrán asistir al mismo Lucas Torreira, ahondando aún más en la falta de efectivos en el pivote, y la baja más sensible de todas, Luis Suárez, ambos por covid-19.

No se podrá producir el reencuentro Suárez-Messi en el campo, y esta baja, unida a la situación de Costa entre algodonas y medio forzando para poder participar, hace que el equipo de Simeone tenga que reorganizarse en la delantera a tan sólo unos días antes de un partido tan crucial.

La apuesta porque Diego Costa fuerce para jugar no es una opción, puesto que se tiene una jurisprudencia sobre el tema lo suficientemente amplia como para no arriesgarse, nunca ha salido bien, y se presupone que si juega, no lo haga el partido completo y sí los minutos finales, ya veremos la decisión definitiva sobre el de Lagarto.

En cualquier caso Simeone tendrá que darle una vuelta por su apuesta en la delantera, quien parece lógico que los únicos fijos serán Joao Félix y Marcos Llorente, ambos que vienen de un estado de forma francamente bueno.

No todo son malas noticias puesto que los “sustos” de Oblak y Savic finalmente parece que han quedado sólo en eso, y el Cholo recupera a Carrasco, que si vuelve en el mismo estado que cuando se lesionó, podría salir hasta de titular ya que venía cuajando grandes actuaciones.

El Atlético dispone de efectivos para aguantar este golpe de bajas y seguir en la misma línea de juego y actitud que venía demostrando antes del parón, dejando claro que puede pelear por todo y mostrando un nivel muy alto. Por su parte el siempre temible Barcelona, siembra algunas dudas, con la baja de Ansu Fati y la situación anímica de Messi que ha estallado en los últimos días, lo cuál no tiene por qué influir en su juego, pero tampoco vienen dando su mejor nivel en Liga.

El partido es contra un rival directo y se da por hecho que el Atlético lo dará todo en el campo como siempre, ahora es cuestión del Cholo, quiénes serán los 11 guerreros que saldrán de inicio y que pelearán por que por primera vez desde su llegada a la Liga Española, Simeone pueda ganar por fin al Barcelona.

VAVEL Logo