Con Mirotic es suficiente
Nikola Mirotic volvió a ser el máximo anotador con 23 puntos. Foto: Noelia Déniz

El Barça suma y sigue en Euroliga. Acumula ocho victorias y tan solo una derrota, cosa que le sirve para colocarse líder destacado en la máxima competición continental. Esta vez sin la brillantez con la que masacró al Fenerbahçe, los azulgranas compitieron acorde al escenario pero se relajaron en un final que les pudo costar caro.

Excelente inicio y efectividad

El Barça empezó el partido muy sólido en defensa como de costumbre esta temporada. Logrando un 7-0 de parcial en los primeros cuatro minutos, concedió poquísimas oportunidades de anotación al Estrella Roja. Los de Saras Jasikevicius mordieron con una agresividad sin balón realmente dificultosa para su rival. Además, en cuanto recuperaban la posesión Calathes tiranizaba el juego ofensivo tanto con asistencias para sus compañeros como sirviendo bandejas. Gracias a la superioridad inicial, el Barça se situó 19-6 en el primer cuarto.

El conjunto catalán consiguió ampliar su ventaja en el segundo cuarto en base a su efectividad en tiros de 2 (9/14 hasta el momento). De hecho, Pierre Oriola estuvo dominante en la pintura.  Por contra, el Estrella Roja trató de tomar atajos para remontar pero no estuvo nada acertado en tiros exteriores, puesto que falló sus primeros ocho triples. El primero en entrar tuvo que esperar hasta prácticamente al descanso, a los 18 minutos de juego.

Relajación excesiva

Habiéndose colocado con un +17 en la media parte, ya todo parecía bajada. Sin embargo, la apuesta del equipo serbio por el tiro exterior empezó a surgir efecto. Tres triples en cuestión de un minuto hicieron explotar a Jasikevicius, que ni con tiempos muertos pudo frenar la relajación de sus jugadores. Los visitantes se fueron metiendo en el partido hasta colocarse a siete puntos del Barça a falta de 2 minutos y 30 segundos para el final. No obstante, el liderazgo de Mirotic y Calathes acabó bastando para apoderarse de una victoria merecida.

VAVEL Logo