Barça 1-2 Celta: enseñarle al mundo el significado de afouteza
Aspas, Mina y Brais celebran un gol | Fuente: LaLiga

El Camp Nou le quitó por un momento a Old Trafford el título de 'el teatro de los sueños'. Barça y Celta se vistieron de gala para intentar acertar con su última bala, su última bala para conseguir LaLiga y el billete a Europa respectivamente.

Claro dominio blaugrana

Los de Koeman se hicieron con la primera parte. Posesiones largas, verticalidad y recuperación tras pérdida fueron las claves del total dominio del Barça en los primeros 45 minutos. Los locales salieron fuertes, tanto que el Celta tuvo que retroceder unos cuantos pasos a pesar de haberse mantenido con una alta posesión los primeros minutos.

Y es que, los celestes a penas salían de su campo, lo que al final se termina pagando… Griezmann tras una bonita combinación con Messi, el propio Leo y Pedri lo intentaban, pero las intervenciones de Villar valieron oro para el Celta. Sin embargo, el ‘10’ a veces es imparable y el buen juego del Barça tuvo su premio en el 28. Un testarazo al segundo palo del argentino terminó en gol, su asistente fue Busquets.

Messi marcó su gol número 30 de la temporada.

Los de Vigo parecieron quedarse sin ideas, no sabían cómo progresar, tampoco les dejaba el Barcelona margen para ello. Despejes torpes y combinaciones desacertadas.

Reactivación a partir del 30

El Celta no pasó la línea de medio campo hasta el minuto 27 y no fue hasta el 38 cuando se dio la primera aproximación, con premio incluido. Mina marcó con un latigazo que dejó sin posibilidad de reacción a un Ter Stegen que se quedó de piedra, observando como el esférico encontraba sitio en su portería.

Los del `Chacho’ se dieron cuenta que contra los catalanes lo que funciona es el juego al primer toque, los pases cortos y la verticalidad, premisas que intentaron llevar a cabo.

Si algo destacó del Celta en la primera mitad es su orden, indispensable para mantenerse vivo.

Mina, Araujo y Nolito | Fuente: LaLiga
Mina, Araujo y Nolito | Fuente: LaLiga

Más igualdad, más emoción

El Celta salió un poco más fuerte, el Barça quizás con algo menos de precisión, lo que hizo que el partido tomara un rumbo más igualado, más apasionante, más divertido.

Tanto unos como otros lo intentaban. Dembélé lo intentó al comienzo de la segunda mitad metiéndose hasta la cocina, para ponérsela a Messi, un pase que se quedó corto. Después, tuvo otra Denis en el 70, remató a contrapié pero salvó Ter Stegen con una gran estirada. Siguió Messi intentándolo, ya pisando línea de fondo con un pase cruzado que no encontró rematador... Oportunidades por parte de locales y visitantes, ambos tenían ansias de lograr la victoria, una victoria que significaba soñar.

Dembélé y Mina fueron los jugadores más destacados del partido.

La única noticia negativa del Celta en el segundo tiempo llegó con la lesión de Aspas en el 78. El 'Mago de Moaña' ya llegaba tocado al encuentro y tras una falta de Lenglet, abandonó el terreno de juego lesionado. El mismo defensa fue expulsado poco después por doble amarilla.

10 minutos para enseñar el significado de afouteza

El Barça con 10 hombres y el Celta en su mejor momento del partido, ¿qué podría pasar? Pues que los celestes sacaran a pasera por el terreno de juego su 'afouteza e corazón'.

El partido terminó por romperse y sin un mediocampo bien constituido, las ocasiones continuaron repartiéndose por ambos bandos. El guardameta celeste evitó un gol de Messi en el 88 y posteriormente, falló Braithwaite el gol que daría la victoria al Barça. Por parte de los celestes, Solari hacía de las suyas en el área de Ter Stegen.

Debutó Hugo Sotelo con el 1º equipo.

Contra todo pronóstico, el Celta resurgió en los minutos finales. El argentino, Solari, había entrado vestido de mago. La más clara la tuvo en el 89, un remate fallido al poste. Pero ahí estaba Santi Mina, para demostrar una vez más que es una mina. El natural de Vigo enganchó el balón y anotó el gol de la victoria, el gol del orgullo.

Para finalizar, Messi tuvo la última en el 92.

Santi Mina celebrando su segundo gol | Fuente: LaLiga
Santi Mina celebrando su segundo gol | Fuente: LaLiga

Con este 2-1, el Barça se queda sin opciones de ganar LaLiga y el Celta sin ir a Europa. Pero, el equipo del 'Chacho' ha conseguido ganar en el Camp Nou por segunda vez en su historia y lo ha hecho con 8 bajas y contra un FC Barcelona jugándose el título. Además, es la 5ª victoria consecutiva del club, y es que el Celta ya tiene el premio en casa desde noviembre: Eduardo Coudet.

VAVEL Logo