Los descartes de Zidane perjudicaron al equipo
Foto: Getty

Final de una temporada complicada, final de una campaña de altibajos, final de una temporada sin títulos, y final de una campaña de muchas críticas a Zinedine Zidane. Al francés se le criticó mucho durante todo el año por la gestión de la plantilla y por el "favoritismo" que tenía con los pesos pesados del equipo. 

La cuerda finalmente se tensó y el galo terminó abandonando la casa blanca, poniendo fin a su segunda etapa como entrenador del Real Madrid, que no fue tan buena como se esperaba. El francés alegó diferencias con el club que hacía imposible su continuidad. Desde VAVEL, repasaremos los jugadores que pudieron dar una mano al club en esta temporada ya finalizada. 

Achraf, el lateral del futuro

Hakimi salió de la fábrica como uno de los jugadores más prometedores. Se fue al Dortmund y regresó como uno de los mejores carrileros derechos del mundo, incluso demostrando adaptabilidad a la banda izquierda. Con un cartel de jugadorazo regresó a la casa blanca con ganas de demostrar su fútbol, sin embargo Zidane prefirió optar por Carvajal y Odriozola, además de la posibilidad de Nacho que se adapta a todas las posiciones de la defensa. Además entendiendo que Achraf estaba jugando más de carrilero que de lateral.

Foto: Serie A
Foto: Serie A

Los blancos optaron venderlo al Inter a cambio de 45 millones de euros, y vaya que le hubiese venido bien al Madrid esta temporada, Carvajal pasó casi toda la temporada lesionado, Zidane no confiaba en Odriozola, Lucas Vázquez llegó como bombero a la posición y lo hizo bastante bien, pero también terminó la temporada lesionado. Por esa posición pasaron Nacho, Mendy e incluso Valverde, antes de poner a Odriozola que era el teórico sustituto. 

Con el Inter jugó 45 partidos, en los que anotó siete goles y repartió 11 asistencias en los 3.211 minutos que estuvo sobre la cancha. 

Sorprendente decisión sobre Reguilón

El lateral canterano fue una de las apuestas fuertes de Solari, sentó a Marcelo a base de grandísimas actuaciones, a pesar de ello, con la llegada de Zidane, tuvo que salir cedido al Sevilla porque no se contaba con él y tras su regreso de Andalucía con una gran temporada, el equipo lo traspasó por 30 millones al Tottenham de Mou. 

A pesar de que Mendy realizó una gran temporada en todos los aspectos, no pudo terminar la campaña por una lesión que incluso lo alejó de una posible convocatoria a la Euro. El bajo nivel de Marcelo llevó a Zidane a utilizar a Miguel Gutiérrez y aunque fue un gran descubrimiento, no cabe duda que Reguilón hubiese sido muy aprovechable durante la campaña. 

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Dani Ceballos, el más perjudicado

Para nadie es un secreto que Zinedine Zidane no contaba con el andaluz y desde su regreso a la casa blanca en marzo de 2019 se sabía que su destino estaba fuera de la capital española. Ceballos hizo sus maletas a Londres y se instaló en el Arsenal de la mano de Mikel Arteta, a pesar de sus continuas oportunidades, no incidió mucho en el equipo, apenas aportó un gol y tres asistencias, números muy bajos para un mediocampista llegador. A pesar de ello, pudo ser un jugador útil en la temporada, ante la gran cantidad de minutos que tuvieron que acumular jugadores como Kroos y Modric que salvo lesiones, no tuvieron descanso.

Inexplicable lo de Ødegaard

El noruego regresó a la casa blanca de cara a la temporada 20-21 con el cartel de gran jugador. Desde las oficinas del Real Madrid nunca se ha dudado de la calidad de Martin y su temporadón con la Real Sociedad en la 19-20 hizo que Zidane tomara la decisión de acortar el préstamo a un año que en principio era de dos con los txuri-urdin. Prometía ser una temporada de consagración para el noruego, incluso se llegó a pensar que sería el causante del retiro de Modric, sin embargo todo estaba muy alejado de la realidad. 

Foto: Arsenal
Foto: Arsenal

Comenzó con fuerza siendo titular los dos primeros partidos de la temporada, sin embargo una lesión en la pantorrilla lo apartó por seis partidos y luego tuvo otro parón obligatorio de cuatro partidos por una lesión muscular. Sin embargo, luego de esto no se ocasionaron más lesiones importantes, y aun así, Zidane no contaba con él por decisión técnica, por lo que el jugador salió cedido en el mercado invernal al Arsenal. 

Los extremos con poca producción 

Vinicius y Rodrygo fueron una apuesta de la casa blanca para esta temporada, sin embargo los brasileños no aportaron lo que se esperaba de ellos, Vinicius en 49 partidos solo hizo seis goles y repartió siete asistencias, mientras que Rodrygo con dos goles y ocho asistencias, tampoco convenció al madridismo. 

Brahim fue uno de los descartes de Zidane, motivo por el cual, el malagueño decidió ir a buscar suerte en el Milán, donde consiguió más de 1.800 minutos de juegos donde marcó siete goles y dio cuatro asistencias en 39 partidos disputados. Su definición pudo ayudar a los blancos, sobre todo en el tramo final de la temporada que a no ser por Benzema, no se llegaba con opciones a la última fecha. 

Un '9' de garantías

Benzema se montó el equipo al hombro cuando más se necesitaba y no cabe duda que fue el mejor jugador del Real Madrid en el curso 20-21, a base de goles y buenas actuaciones dio la razón a Zidane. Sin embargo, el Madrid acusó la falta de un matador en partidos enredados, Mariano contaba con pocos minutos y las veces que entraba se veía muy ansioso y en muy mal estado de forma.

Luka Jovic nunca se encontró cómodo, y no solo por el hecho de ser suplente, sino que tampoco contaba con la aprobación del técnico y poco a poco sin el apoyo de la afición ante su falta de gol. Sin embargo, su capacidad goleadora está demostrada y hubiese sido un jugador muy importante para la temporada estando en un buen estado de forma. 

Los que no pudieron quedarse

La primera gran decisión del club al inicio de la temporada, fue decidir quiénes iban a ocupar las plazas de extracomunitarios, la casa blanca, de la mano de Zidane, decidió apostar por Vinicius Jr, Fede Valverde y Rodrygo, por lo que optó por ceder a jugadores como Reinier y Kubo, quienes también ocupaban estas plazas.

Tanto el club como los jugadores decidieron que la mejor opción para ellos era seguir desarrollando su carrera fuera, dado que el Castilla estaba en Segunda B y el rango de mejora no iba a ser el mismo que cualquier equipo de primera división. 

Kubo se fue cedido inicialmente al Villarreal por petición de Unai Emery, sin embargo el entrenador Vasco no contó mucho con él, por lo que a mitad de temporada cambió el Submarino amarillo por el Getafe, las cosas mejoraron considerablemente para el nipón. 

Por su parte Reinier, optó por irse al fútbol alemán de la mano del Borussia Dortmund, sin embargo el brasileño no consiguió el protagonismo que buscaba, fue apenas el tercer jugador que menos vio minutos en la temporada, solo superando a Steffen Tigges y Ansgar Knauff. Incluso el debutante de 16 años Moukoko tuvo más posibilidades que el brasileño. 

En definitiva un año complicado para ambos jugadores, en especial para el brasileño, que poco pudo hacer evolucionar su fútbol, que era su principal objetivo de esta temporada. 

Planificación de la temporada

Esta temporada 2020-2021 deja plasmado que la planificación de la temporada es muy importante para un equipo como el Real Madrid que está acostumbrado a ganar títulos. Esta temporada el equipo merengue dejó carta abierta a Zidane y las cosas se salieron un poco de control. En una temporada atípica causada por la pandemia del COVID-19, no había espacios para egos ni para actitudes testarudas. El Madrid causó muchas bajas, tanto por lesiones como por positivos por Coronavirus, dejando una plantilla muy corta que se fue acortando por los descartes del mister, ocasionando el desgaste de una plantilla corta.

VAVEL Logo