Y los goles aparecieron
Celebrando un gol FOTO: @SeFutbol

La Selección volvió a reencontrarse con el gol en esta Eurocopa. Y lo hizo con nada más y nada menos que cinco dianas. Un resultado que supone la mayor goleada del torneo europeo desde el 5-0 de Suecia a Bulgaria en 2004. 

Los de Luis Enrique se lo jugaban todo, una absoluta final, en este partido para estar en octavos y eso hizo que se reivindicaran como nunca. Aunque tenían la vista puesta en el partido de Polonia y Suecia, pues si se producía el empate, quedarían primeros de grupo. Por unos instantes sucedió, pero en el tiempo de descuento Suecia se llevó la victoria. Así, España se verá las caras con Croacia en Copenhague el próximo lunes. 

Cinco nombres, cinco goles

Dubravka, Kucka, Laporte, Sarabia y Ferran Torres fueron los nombres propios de la tarde en Sevilla. Los eslovacos, con goles en propia puerta más los otros tres de los españoles, pusieron la 'manita' en el marcador final. La Roja por fin cumplió aunque pudo haber más goles de no haber fallado las infinitas ocasiones que tuvieron en los primeros treinta minutos, o el penalti errado por Morata. 

Pero, sin duda, el más destacado en el ataque fue Sarabia. El futbolista del PSG fue quien puso la marcha en la ofensiva española. Marcó, provocó el autogol del portero y su papel fue brillante. Quien también destacó por encima de todos fue Sergio Busquets, que volvía después de pasar el COVID, junto a Pedri en el centro del campo. 

La superioridad de España dejó sin protagonismo a una Eslovaquia que no ocasionó peligro en la portería de Simón en los 90 minutos. Parte del trabajo fue también de la defensa española que supo defenderse muy bien. 

Cambios efectivos

Cuatro fueron los cambios en el once respecto al partido de Polonia. Azpilicueta, Eric García, Busquets y Sarabia. Lo que sí sorprendió fue que dejara en el banquillo a Marcos Llorente, siendo uno de los más destacados de todo el combinado nacional. Con estas variantes, España dominó de principio a fin. Surgió así el penalti de Hromada a Koke, dado por bueno tras la revisión del VAR. Aunque, en un principio, el lanzador sería Gerard Moreno, Luis Enrique quiso que fuera Morata quien no acertó con el lanzamiento. Segundo penalti y segundo penalti fallado en esta Eurocopa para la Selección. 

Después de ello, España se lanzó a la ofensiva. Una y otra vez el peligro acechaba a Dubravka y así, en una jugada en la que Sarabia da en el larguero y el balón coge mucha altura. El guardameta lo mira descoordinado y en vez de despejarlo, lo palmea y lo introduce en la red. Justo antes del descanso volvió a errar. En un córner, se quedó a media salida y Gerard Moreno acabó poniendo una pelota bombeada para que Laporte se estrenara con la absoluta. 

La fiesta de los goles no había hecho más que empezar. En la segunda mitad, España se encontraba en su salsa y no cambió la película. Con una larga jugada colectiva, que terminó en un pase de Jordi Alba para que Sarabia pusiera el tercero. Con la entrada de Ferran y Pau Torres llegaron el cuarto y el quinto final. Ferran culminó de espuela una gran acción de la Selección y Pau, al no acertar Kucka con el despeje, dándolo en propia puerta. 

Y de no ser por el añadido en el otro partido del grupo, España habría cerrado una tarde idílica después del sufrimiento y las dudas con los dos primeros encuentros. Así que España y Croacia se medirán en la capital danesa el próximo lunes a las 18:00. 

VAVEL Logo