Pedri, más de 500 días de azulgrana
Pedri en su presentación con el Barcelona | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

En poco más de un año, la vida de Pedri González ha dado un giro radical, una vuelta completa que ha puesto al canario en el centro del huracán. Tímido, sencillo y muy familiar es como se definía la joven promesa del fútbol que el 1 de julio de 2020 decidía firmar con el club de su vida, el FC Barcelona, para emprender un nuevo reto en su carrera deportiva.

Dejó la casa de sus padres y se mudó, junto a su hermano, a la Ciudad Condal en busca de una nueva oportunidad. Pensándose que su presencia entre los azulgranas sería la de suplente con pocos minutos, la vida volvió a sorprenderle y regaló a todos los aficionados de este deporte un diamante en bruto con mucho recorrido.

Debido a la pandemia, la competición oficial arrancó más tarde en la temporada 2020/21, donde el 12 de septiembre consiguió debutar en el primer amistoso del Barça que dirigía Ronald Koeman, que se enfrentó al Nàstic de Tarragona. Fueron pasando los días cuando el técnico holandés se dio cuenta del talento que tenía en el vestuario y, con sólo 17 años, apostó por la titularidad de Pedri de manera indiscutible hasta llegar a levantar la Copa del Rey de este 2021 con los culés.

Del Barça a Tokio 2020

Ahora tiene ya más de 19 años y el pasado lunes fue galardonado con el Trofeo Kopa, que premia el mejor futbolista del mundo menor de 21 años. Pero es que, además, ha sido nombrado como el Golden Boy de 2021, un logro que, hasta la fecha, sólo Leo Messi había conseguido alzar vistiendo la camiseta azulgrana.

El talento de Pedri es tan indiscutible que tampoco pasó desapercibido para Luis Enrique, el actual seleccionador de la Selección Española Absoluta, que no dudó en incluirle en sus convocatorias. Y su adaptación fue tan rápida, surtiendo al equipo de nuevos recursos, que no pudo perderse la Eurocopa de este verano, donde la 'roja' llegó hasta semifinales, cuando Italia certificó su eliminación.

Después de rodearse con la élite europea, también viajó hasta Tokio para disputar unos Juegos Olímpicos que difícilmente va a poder olvidar, donde la Selección Española Sub23 consiguió colgarse la plata el pasado mes de agosto, junto con los azulgranas Èric Garcia y Óscar Mingueza. En estos 517 que Pedri es futbolista del Barcelona, su vida se ha puesto patas arriba, pero tenemos jugador para años y con la certeza de que seguirá siendo el chico discreto y humano que toca de pies al suelo.

VAVEL Logo