Va por ti, Carlos
Atlético y Alavés homenajeando a Carlos Simeone. Fuente: Atlético de Madrid.

Parece que tuvo que ser Cunha quien desatascase el partido. La entrada del brasileño, el cual reaparecía tras su lesión, desembocó en un penalti provocado por él mismo. A partir de ahí, el Atleti se convirtió en una apisonadora. De una forma u otra, este participó en tres de los cuatro tantos rojiblancos. Poco pudo hacer el colista. Los babazorros vieron la luz con el empate de Escalante, pero la alegría no tardó en irse.

El encuentro comenzaba con las lágrimas del Cholo. La imagen de Carlos Simeone, su padre, en las pantallas del Metropolitano, por el reciente fallecimiento, hicieron que hasta el más duro se emocionase. El hombre que nos ganó de lleno en el documental de su hijo. Aquel que le ha acompañado durante este largo viaje en los banquillos, y el mismo al que abrazaba con fuerza Simeone en aquella liga del Camp Nou en 2014. La afición y equipo no tardaron en mostrar su apoyo al míster, además muchos de los jugadores han citado en varias ocasiones que el Cholo ejerce de padre en sus vidas. Hoy es a él a quien le falta el suyo. Esta victoria va por ti, Carlos.

Pitido inicial y a los indios les entraron las prisas. Rápidamente tomaron la iniciativa; se adueñaron del balón y protagonizaron las ofensivas más claras. Tanto que, bastaron sólo nueve minutos para cantar el primero de la noche. Lamentablemente, no subió al marcador. Renan Lodi le arrebató el gol a Lemar por un fuera de juego previo. El pánico no cundió, pues dos minutos más tarde llegaba, ahora sí, el primero. Por un momento a los aficionados les pareció ver a Radamel Falcao sobre el césped, pero no, era Joao quien buscaba el espacio para enviar un testarazo a la escuadra de Pacheco.

Twitter: Atlético de Madrid oficial
Twitter: Atlético de Madrid oficial

Con algo más de media hora por disputarse, no se pudo rescatar nada. El partido se quedó en “stand by”, a la espera de que alguno de los dos equipos diese un poco más de sí. Los espectadores tuvieron que esperar a los segundos cuarenta y cinco minutos para probar la miel. Y vaya si lo hicieron.

Mendilibar y Simeone movieron el banquillo con el objetivo de agitar el encuentro; Ximo Navarro y Vallejo por un lado, De Paul y Carrasco por el otro. Al Alavés parece que sí le funcionó. Corría el minuto 64 cuando Escalante se deshizo de su marca para rematar a placer un centro de Edgar. Partido empatado y con no muy buenas sensaciones de los locales. Tuvo que aparecer Cunha en la recta final y forzar un penalti para que Suárez perforase la red. 2-1.

Siete más tarde asomó de nuevo el talento portugués, el mismo que necesitó únicamente un control orientado para desprenderse del rival y aproximarse al área. Esta vez buscaba a su compañero Cunha en el segundo, pero este no terminó de golpear cómodo y Pacheco le sirvió al luso el rechace. La forma en la que se encuentra Joao es espectacular y su partido del día sábado fue sobresaliente. Lleva tiempo llamando a la puerta sin que le reconozcan el valor que merece.

De afianzar el póker se encargó el Pistolero, quien ganó un mano a mano cruzando la pelota al palo largo. Cunha se la volvió a servir en bandeja. Undécimo gol del uruguayo en liga.

El Atlético sigue en buena forma, y continúa en la lucha por puestos de Champions, justo cuando está a punto de afrontar la eliminatoria frente al Manchester City. En dos días la ida, y la siguiente semana el Metropolitano dictará sentencia. Veremos cómo afrontan los del Cholo esta recta final de temporada.

VAVEL Logo