El Granada CF se redime de sus penas y vence al Alavés
Jugadores del Granada CF celebran uno de los tantos del encuentro. Foto: LaLiga Santander.

El Granada CF se redimió de sus penas. Tres meses han tardado los rojiblancos horizontales en volver a conocer la victoria. Su último registro data de diciembre, ante el Atlético, en otro encuentro emocionante y de 'infarto', como este contra el Alavés, donde las emociones han ido variando con el paso del tiempo. Los de Torrecilla, además de sumar tres puntos vitales, se quitan de encima una gran carga mental y anímica a costa de un Alavés que queda tocado y casi hundido.

Alavés y Granada se enfrentaban en un duelo muy decisivo para ambas escuadras. No era una final como tal, pero lo que ocurriría en el duelo iba a determinar mucho en el devenir de los dos conjuntos en relación con la zona de descenso.  

Los locales llegaban tras perder en la pasada jornada ante la Real Sociedad (1-0). Mientras tanto, el Granada CF no pudo hacer los deberes ante el Elche en un partido clave frente otro rival directo (0-1).

Ambos onces eran bastante llamativos. Mendilibar apostaba una vez más por una alineación bastante ofensiva para aprovechar sus baluartes de las bandas y ataque, como Rioja o Joselu. A su vez, el Granada salía con una alineación donde destacaban la presencia de Escudero, que estuvo lesionado hace unas semanas, y de Molina por Luis Suárez, quien ha estado cuestionado durante varias semanas por su poca precisión de cara a puerta.

Los primeros compases del encuentro fueron bastantes vibrantes. Los dos equipos quisieron llevar el protagonismo con el esférico, teniendo el Granada las primeras ocasiones más claras. Luis Milla, a los cinco minutos de juego, se filtró muy bien entre la defensa vitoriana para plantarse en un uno contra uno ante Pacheco, definiendo con una picada que se fue fuera y muy pegada al palo.

El Granada CF salió excelentemente en el inicio del encuentro. Tuvo la mayoría del tiempo la posesión, tuvo intensidad y las principales llegadas. La idea que quería plantear Torrecilla estaba plasmada a la perfección sobre el verde, aunque el gol continuaba siendo la principal traba.

  • Un tira y afloja

No obstante, la poca contundencia en su área era el principal problema del cuadro andaluz. Varias llegadas sin excesivo peligro por parte del Alavés se acabaron convirtiendo en una odisea para los nazaríes. Loum tuvo una a balón parado, pero un fallo a la hora de despejar de Petrovic hizo que el remate lo parara Maximiano. Si no llega a ser por el portero, se hubiera convertido en el primer tanto de la tarde.

Los babazorros se despertaron progresivamente. Su empuje fue a más y sus ofensivas  fueron cada vez mucho mayores. La poca solidez atrás del Granada era su principal talón de Aquiles, y los de Mendilibar lo sabían.

Escudero, que intentó despejar un balón dentro de su área, tocó con la puntera el tobillo de Joselu. El colegiado no señaló nada, pero, tras revisarlo en el VAR, rectificó y adjudicó una clara ocasión desde los once metros para el Alavés. El mismo Joselu intentó engañar a Maximiano, que fue muy listo y paró el penalti al killer del Alavés. El luso, muy atento y de nuevo trascendental, fue decisivo para evitar que los locales se pusieran por delante.

Los de Torrecilla parecían no sentirse cómodos pasados ya los primeros minutos de juego. Poco a poco fueron perdiendo el sitio y habilitaban que los albiazules llegaran con más asiduidad a su portería. El encuentro se notaba claramente marcado por diversas fases, donde los dos equipos se repartieron el protagonismo y peligro, pese a que no terminaban de encontrar el gol.

  • Tres goles en diez minutos

En una de estas, Escudero anotó para el Granada tras quedarle un rechace en sus botas. No obstante, Cuadra Fernández inhabilitó ese tanto debido a un fuera de juego de Uzuni, que participó en dicha jugada.

Nada más arrancar la segunda parte se acabó abriendo la lata. Escudero, a quien se le había anulado un gol anteriormente, anotó un grandioso tanto (0-1) después de llegar libre de marca en un córner que puso Collado. Entró por el medio y colocó su cuerpo a la perfección para meter una grandiosa volea que no pudo parar Pacheco.

El Granada celebrando uno de los goles. Foto: LaLiga Santander.
El Granada celebrando uno de los goles. Foto: LaLiga Santander.

No pasaron más de tres minutos y el Alavés respondió rápidamente. Duró poco la alegría en el Granada. El tanto de Escalante (1-1) volvió a venir a balón parado, uno de los principales hándicaps de este equipo. Balón muy difícil de blocar para Maximiano, que vio cómo el esférico acabó penetrando en las mallas de su portería.

El gol de los locales dejó efectos colaterales en la plantilla del Granada. Neva se marchó lesionado aquejado de unos problemas en su rodilla, lo que provocó su cambio forzado por Soro, que continuó en la posición de carrilero.

Poco después, el Alavés volvió a soltar otro golpe en la mesa. El balón se paseó por toda el área chica rojiblanca en un contragolpe. Nadie despejó y, tras intentarlo dos jugadores diferentes, Manu Vallejo se antepuso y metió la pierna (2-1) para meter el balón dentro de la guardia visitante. En menos de quince minutos, el Alavés remontó un resultado muy favorable para el Granada.

  • Los cambios fueron la clave para remontar

Torrecilla apostó por un cambio de sistema más ofensivo. Acabó siendo un éxito. La entrada de Suárez y Puertas fueron determinantes. De hecho, el colombiano vio puerta después de varios encuentros, pero su tanto fue anulado por fuera de juego. Un gran mazazo para el delantero.

Los granadinos no se arrugaron y continuaron en la pelea contra viento y marea para buscar el empate. La persistencia es la clave del éxito y, después de tanto intentarlo, el Granada puso las tablas (2-2) a quince minutos del final con un imperioso remate de Puertas que parecía de primeras no haber entrado en su totalidad. Tras analizarlo en el VAR, el colegiado señaló gol a favor de los nazaríes.

Suárez tuvo una muy clara en otro uno contra uno ante Pacheco. El cafetero se escoró mucho y mandó el tiro fuera. El futbolista, que llevaba una amplia sequía goleadora, se quedó lamentado en el suelo. Sin duda alguna, sus compañeros le animaron y mostraron su plena confianza pese al error. Una vez más, la unión fue clave.

No le pesó para nada lo sucedido a Suárez. Tirando de galones, el ariete se redimió de su error y en una jugada en la que Machís consiguió quitarse a su rival tras recibir un buen pase al espacio de Milla, el balón fue cedido a Suárez, que perforó la portería de Pacheco y acabó remontando el partido (2-3).

Casi tres meses después, el Granada CF ha vuelto a vencer, rompiendo una amplia sequía sin conocer triunfo alguno. Con este resultado, el Granada coge un colchón respecto a la zona baja de cuatro puntos -suma 28 puntos en total- y le gana el gol average al Alavés.

  • Ficha técnica

Alavés: Pacheco, Tenaglia, Laguardia, Lejeune, Duarte (De La Fuente 88’), Loum (Pere Pons 78’), Escalante, Vallejo, Edgar, Vallejo (Jason 78’), Luis Rioja, Joselu (Toni Moya 66’).

Granada: Luis Maximiano, Quini, Germán, Duarte, Neva (Soro 57’), Collado (Puertas 62’), Petrovic (Eteki 84’), Milla, Escudero, Jorge Molina (Machís 84’), Uzuni (Luis Suárez 62’).

Goles: 0-1, Escudero; 1-1, Escalante; 2-1, Manu Vallejo; 2-2, Puertas; 2-3, Suárez.

Árbitro: Cuadra Fernández (comité balear). Amonestó a Loum, Tenaglia, De la Fuente y Escalante en el Alavés y a Quini, Uzuni, Petrovic, Germán, Aarón -roja directa-, Víctor Díaz y Escudero en el Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de LaLiga disputado en el estadio de Mendizorroza.

VAVEL Logo