Un
futuro en buenas manos
Celebración del gol de Vini contra el Sevilla I Imagen: Getty Images

El futuro madridista ha llegado para quedarse. Muchos futbolistas menores de 25 años ya son titulares indiscutibles en este Real Madrid y otros tantos están tirando la puerta abajo para hacerse con un hueco en el once. A continuación, se expondrá el recorrido de estos jugadores desde su llegada a la entidad blanca y cuál ha sido su evolución.

Militão mareó al madridismo con su fichaje

El central brasileño llegó al club merengue procedente del Oporto. Su exuberancia física, poderío aéreo, contundencia defensiva, velocidad al corte y excelente salida de balón fueron los principales aspectos que llamaron la atención del Real Madrid. No obstante, su llegada y, sobre todo, su presentación estuvieron protagonizadas por el mareo que sufrió a los pocos minutos de pisar el Santiago Bernabéu. La presión por llegar al mejor club del mundo y por cumplir el sueño de enfundarse la elástica blanca hicieron que el brasileño se indispusiera en su primer día como madridista. Militão se convirtió en el hazmerreir de la prensa antimadridista y, de hecho, cuestionaron su fichaje desde el primer momento.

Cabe destacar que, cuando el joven Éder llegó al Real Madrid, Sergio Ramos, Varane e incluso Nacho se situaban por delante de él en la escala de centrales. No era una situación ni mucho menos sencilla para el brasileño, pero aun así logró contar con algunos minutos en su primera temporada en el Real Madrid. Asimismo, sus primeras actuaciones como madridista no reflejaron el nivel esperado en el fichaje más caro de la historia del club blanco en la línea defensiva. La falta de contundencia y su inexperiencia caracterizaron sus primeros partidos con la elástica merengue, lo que provocó muchas dudas en la afición madridista.

A pesar de estar cuestionado por gran parte de su afición y protagonizar un sinfín de memes antimadridistas, Militão continuó trabajando día a día con la constancia que define al brasileño. Su esfuerzo y dedicación dio sus frutos y en la eliminatoria de Champions frente al Atalanta se reivindicó notablemente. El brasileño entró para sustituir a Sergio Ramos y no solo igualó el nivel del camero, sino que lo mejoró. Se mostró sólido, contundente, rápido y, sobre todo, ofreció una gran seguridad defensiva. A partir de ahí Militão fue creciendo y asentándose en el Real Madrid.

Celebración Militao I Imagen: Getty Images
Celebración Militao I Imagen: Getty Images

Sin embargo, este verano, tras la salida de dos pesos pesados como Varane y Ramos, las dudas volvieron al madridismo. ¿Sería capaz de hacer olvidar a estos futbolistas? ¿Qué tal encajaría el brasileño con el reciente fichaje madridista David Alaba? ¿Respetarían las lesiones al joven central? El primer mes de la presente campaña sirvió para disipar dudas y, sobre todo, para que Militão retratara y callara las bocas de todos aquellos que dudaron de su potencial. El brasileño explotó al máximo sus cualidades físicas y dejó ver un crecimiento futbolístico que nadie esperaba de él. Tanto el club, como el presidente y su entrenador depositaron en él la confianza de ser el primer central del equipo junto a David Alaba, y Militão ni mucho menos defraudó.

Actualmente, el brasileño y el austriaco conforman la mejor pareja de centrales del mundo. Un muro, una barrera infranqueable para cualquier atacante. Futbolistas de la talla de Mbappé, Messi, Neymar, De Bruyne, Joao Félix o Romelu Lukaku ya se han enfrentado a esta dupla defensiva y todos ellos han acabado frustrados al observarse incapaces de superarles. La base de todo equipo que pretenda optar a títulos es la seguridad defensiva y, esta faceta futbolística, con Militão, la tiene más que cubierta el Real Madrid.

Alaba y Militao I Imagen: Getty Images
Alaba y Militao I Imagen: Getty Images

Ceballos y su vuelta fulgurante tras la lesión

Entre todos los futbolistas que se van a mencionar en este artículo, Dani Ceballos fue el primero en recalar en el club blanco. El utrerano se unió a las filas del Real Madrid en julio de 2017. Su rendimiento en el Villamarín, su juventud y su proyección de cara al futuro hicieron que el conjunto merengue apostara por él y pagara su cláusula para completar su fichaje.

Su primer año en el Real Madrid fue bastante notable. Al andaluz le costó adaptarse a la capital y a su nuevo equipo, pero logró completar actuaciones muy destacadas cuando tuvo la oportunidad de jugar. Quizás, el futbolista esperaba contar con más minutos, pero aun así cumplió a la perfección con su rol en el equipo.

Los años fueron pasando y la figura de Dani Ceballos fue diluyéndose en la entidad madridista. Futbolistas como Kovacic, Isco o Asensio, entre otros, opacaron al utrerano, que quedó relegado al banquillo casi de forma permanente. Tanto fue así que, en 2019, el Real Madrid buscó la mejor solución para la entidad y el futbolista, y cedieron al ex bético al Arsenal. La cesión de Ceballos en el conjunto londinense se prolongó durante dos años y allí Dani pudo volver a disfrutar de minutos. Su estancia como gunner le sirvió para adquirir experiencia y crecer como futbolista.

A pesar de su comodidad en Londres, su gran papel a las órdenes de Unai Emery y su gran vínculo con la afición, en cada entrevista Dani Ceballos no escondía su objetivo de volver al Real Madrid. La finalidad del utrerano era la de acabar la cesión con el Arsenal en 2021, disputar los juegos olímpicos con España sub-21 y regresar al Real Madrid. Todo iba según lo esperado, Ceballos había logrado marcharse de Londres con el reconocimiento y el cariño de la afición y los juegos olímpicos estaban siendo un auténtico escaparate para el sevillano. Ceballos estaba dando recital tras recital hasta colocar a la selección en la final de los juegos olímpicos. Los planes del utrerano no podían ir mejor, pero entonces, en su mejor momento, una lesión frustró el devenir de Dani Ceballos.

La rotura de ligamentos que el futbolista español sufrió en la semifinal de los juegos olímpicos le ha mantenido apartado de los terrenos de juego gran parte de esta temporada. A pesar de la lesión, Ancelotti, desde su llegada al Real Madrid, hizo pública su intención de contar con Ceballos y el técnico italiano volvió a acertar con su decisión.

Ceballos en el calentamiento I Imagen: Getty Images
Ceballos en el calentamiento I Imagen: Getty Images

La lenta recuperación de Dani ha provocado que haya entrado muy poco en los planes de Carlo hasta el final de temporada. Desde su titularidad en Pamplona, Ceballos ha demostrado estar más que capacitado para formar parte de este Real Madrid. Su sobresaliente actuación reflejó, tal y como afirmó su entrenador, que el utrerano merecía más minutos. Y así ha sido. Desde ese partido, Carlo Ancelotti ha tirado del andaluz para relevar a sus centrocampistas habituales.

El choque liguero ante el Espanyol y el último partido ante el Manchester City han vuelto a poner de manifiesto que a este futbolista aún le quedan muchas alegrías por darle a los madridistas. Su calidad, su toque, su precisión en el pase y, sobre todo, sus ganas de comerse al mundo convierten a Dani en un jugador diferencial y con gran proyección en el Real Madrid. Si bien, a principio de temporada el club barajaba la posibilidad de buscarle una salida cuando finalizase la temporada, en estos momentos, la entidad pondrá sobre la mesa una renovación más que merecida.

Camavinga tira la puerta abajo

Eduardo Camavinga está viviendo su primer año como futbolista del Real Madrid, aunque podría parecer que lleva años y años en la entidad blanca. Su compromiso, su sentimiento y entrega por el escudo, su vitalidad y su ambición insaciable hacen de Eduardo un futbolista nacido por y para enfundarse la blanca.

El club merengue depositó sus ojos en él desde que Camavinga apenas tenía 16 años. Su crecimiento físico y futbolístico en el Rennes hizo que el Real Madrid no esperara más y fichase al joven talento francés. Al contrario que el resto de futbolistas que se han citado hasta el momento, Camavinga cayó de pie en el Santiago Bernabéu. Sus primeras actuaciones estuvieron protagonizadas por goles y asistencias que convirtieron al medio en el nuevo ídolo madridista.

Celebración Camavinga I Imagen: Getty Images
Celebración Camavinga I Imagen: Getty Images

No obstante, con el paso de los meses los registros goleadores del francés fueron disminuyendo, algo normal teniendo en cuenta que es centrocampista, y algunos aprovecharon para discutir el fichaje madridista. Sin embargo, Camavinga se ha encargado de demostrar el porqué de su fichaje y evidenciar que puede marcar una época en los próximos años. Su poderío físico, su capacidad de entender el fútbol, su zurda que enamora a todos los amantes de este deporte y la alegría que transmite con tan solo 19 años, hacen augurar un futuro extremadamente prometedor para el galo.

Además, sus últimas apariciones con el Real Madrid han dejado patente una realidad difícil de afrontar para muchos madridistas y no es otra que el relevo generacional que necesita el centro del campo del club blanco. Guste o no, el tiempo también pasa por futbolistas como Modric o Kroos y la frescura que Camavinga está aportando cada vez que salta al verde para sustituirles hace ver que este chico merece la titularidad en este club.

Vini Jr y Rodrygo, dos futbolistas, una pasión

La llegada de los dos brasileños al Real Madrid estuvo envuelta por el precio que el club desembolsó para sus respectivos fichajes. Ambos chicos parecieron tener la culpa de lo que costaron, dado que su valor supuso un aluvión de críticas para ellos.

Abrazo entre Vini y Rodrygo I Imagen: Getty Images
Abrazo entre Vini y Rodrygo I Imagen: Getty Images

Pero, dejando lo económico y las críticas de lado, en lo futbolístico han brillado con luz propia. Rodrygo, desde sus inicios como madridista, demostró tener un vínculo especial con la Champions. El 21 blanco es capaz de hacer posible lo imposible y cada vez que suena el himno de la Champions se convierte en el protagonista de las noches mágicas del Santiago Bernabéu.

Celebración gol Rodrygo I Imagen: Getty Images
Celebración gol Rodrygo I Imagen: Getty Images

Por su parte, Vini es el niño maravilla del Real Madrid. Su amor incondicional por esos colores, su madridismo y su implicación con el proyecto madridista han hecho que Vinícius Jr se convierta en el gran reclamo de la afición blanca.

Vini señalando el escudo I Imagen: Getty Images
Vini señalando el escudo I Imagen: Getty Images

Además, Vini no es solo sentimiento y entrega. El brasileño, durante esta temporada, se ha encargado de mostrarle al mundo su crecimiento futbolístico y su candidatura al balón de oro. No cabe duda de que, junto a Mbappé y Haaland, Vini Jr protagonizará la nueva era del fútbol en Europa y en el mundo. Este chico de tan solo 21 años ha logrado poner patas arriba el Bernabéu en multitud de ocasiones y marcar goles, como el que anotó frente al Sevilla o su imparable carrera en el Etihad, que habrían sido candidatos al Puskas si lo hubiera firmado cualquier otro futbolista. Pero Vini, a pesar de lo que está haciendo durante este año, continúa siendo un futbolista infravalorado. Sin hacer mucho ruido y aun recibiendo críticas demoledoras, el niño maravilla ha logrado proclamar a su equipo campeón de liga y colocarle en la final de la Champions.

Juventud, divino tesoro

El crecimiento de todos estos futbolistas es innegable, al igual que su proyección y su futuro notablemente prometedor, pero para que estos jugadores se hayan proyectado de esta manera, alguien ha tenido que apostar por ellos. Por eso, cabe hacer mención especial al artífice de que estos jóvenes talentos, en el día de hoy, protagonicen este artículo.

El hombre que ha hecho posible todo esto no es otro que don Carlo Ancelotti. El héroe de la décima; el entrenador que logró un doblete en su primera temporada al frente del Real Madrid y está a punto de volverlo a conseguir; el rey de las cinco grandes ligas; el hombre que solo fuma si es para hacerse una foto con sus amigos… En definitiva, el mejor entrenador del mundo.

Ancelotti saludando I Imagen: Getty Images
Ancelotti saludando I Imagen: Getty Images

El técnico ha afirmado estar viviendo una luna de miel con el Real Madrid, con su Real Madrid, pero en realidad quienes están enamorados de él y del resurgimiento del equipo desde su llegada deben ser los aficionados madridistas y sus propios jugadores. Ancelotti es, sin duda, lo mejor que le ha podido pasar al conjunto blanco y ojalá, por el bien del club, que dure muchos años dirigiendo a la escuadra madridista.

VAVEL Logo