Tras el difícil revés en la temporada anterior, el Valencia ha logrado salvarse y mantenerse en lo alto de la clasificación del fútbol español de Primera División.

En el final de la temporada anterior, se tenían muy pocas expectativas sobre los resultados que se obtendrían en la próxima temporada, las expectativas eran sombras y se vislumbraba un panorama desalentador.

Los seguidores del equipo expresaban abiertamente sus preocupaciones acerca de un posible descenso si no en la temporada 2022/23, en la próxima, debido a los malos resultados que se obtuvieron y lo cerca que se posicionaba del descenso cada jornada. La sensación de pesimismo y desconfianza estaba arraigada en la mente de los aficionados, quienes temían que la historia se repitiera durante la temporada, pero que finalmente el Valencia sufriera el descenso a Segunda División.

Análisis de la clasificación

Tras 23 jornadas disputadas, el Valencia ha dejado en claro su determinación no solo de asegurar su permanencia en la primera división, sino también de competir por un puesto en competiciones europeas. Aunque el desempeño del equipo ha sido notablemente mejor que en la temporada anterior, sería un grave error pensar que el objetivo ya está cumplido y que la temporada está terminada , dado que está lejos de concluir.

Todo este éxito se atribuye en gran medida a la plantilla del equipo. Numerosos jóvenes provenientes de la cantera  dieron un paso adelante y han asumido roles importantes, enfrentando con valentía los desafíos y contribuyendo a las victorias, incluso en ausencia de figuras clave durante los momentos cruciales.

El entrenador, Baraja, supo inculcar en ellos la confianza necesaria para sacar adelante al equipo incluso en momentos difíciles, sin depender de nuevos fichajes muy significativos, aunque sí enfrentándose a la pérdida de jugadores importantes.

La cohesión y solidaridad en el vestuario han desempeñado un papel fundamental en la superación de adversidades. Este sentimiento de unidad fue destacado por varios jugadores en ruedas de prensa, como Hugo Duro, quien afirmó: "Somos equipo para todo y se nota dentro del vestuario, en cada jugada que se gana o celebra".

Mercado de invierno

Al analizar los fichajes del Valencia CF en el mercado de invierno, es evidente que el equipo experimentó una transformación significativa con la pérdida de Gabriel Paulista, quien se unió al Atlético de Madrid. La partida de Paulista dejó al Valencia con una plantilla más joven y menos experimentada, ya que había sido un jugador veterano y clave en el equipo.

Al Valencia se incorporó el extremo Peter Federico González del Real Madrid Castilla, quien llegó en calidad de cedido hasta el final de la temporada. Aunque González carece de experiencia en Primera División, se espera que refuerce las bandas y aporte su juventud y ambición al equipo. Es importante destacar que el Real Madrid permitió la salida de González con una opción de compra por el 50% de sus derechos, lo que indica su confianza en el jugador y la posibilidad de una futura transferencia.

Incorporación de Peter Federico / Fuente: Valencia CF
Incorporación de Peter Federico / Fuente: Valencia CF

Sin embargo, es crucial reconocer que las salidas de jugadores veteranos como Paulista no pueden ser completamente compensadas por la llegada de nuevos talentos como González. La falta de experiencia en Primera División de González y su integración en un equipo predominantemente joven representan desafíos para el entrenador Baraja. A pesar de ello, Baraja ha expresado confianza en las habilidades de González y su capacidad para adaptarse y contribuir al equipo en ambas bandas.

En resumen, el Valencia se encuentra en un período de transición en el que debe equilibrar la experiencia con la juventud, la estabilidad con el cambio. Sin embargo, el espíritu de unidad y determinación que ha demostrado el equipo hasta ahora sugiere que están bien encaminados para alcanzar sus objetivos y continuar creciendo.