Nolito, protagonista de los últimos Celta - Sporting

Celta de Vigo y Sporting de Gijón llegan a la cuarta jornada es situaciones  muy distintas. Los de Vigo llegan necesitados de victoria tras haber empatado en el Sadar y haber conseguido su primer punto de la temporada. Buscarán la primera victoria en casa ante un Sporting que llega situado en mitad de la tabla con siete puntos, pero que intentará llevarse los tres puntos para olvidar el 5-0 que recibieron en el Calderón.

Nolito, protagonista de los últimos Celta - Sporting
Los últimos enfrentamientos entre Celta y Sporting han tenido un solo dueño: Nolito. Alberto Morante//EFE

Celta y Sporting se han enfrentado en Primera división un total de 52 veces, de las cuales, 20 fueron victorias con color celeste, 17 de color rojiblanco y 15 terminaron en empate. 26 veces se han enfrentado en Balaídos, estadio en el que se volverán a medir este miércoles a las 20h. De los partidos disputados en Vigo, el balance también favorece a los locales con 15 victorias. Sin embargo el Sporting ha ganado en el feudo vigués 14 veces, un estadio que no se le da nada mal a los asturianos, que intentarán sumar una victoria más en Vigo.

Ambos equipos han estado muy igualados en sus enfrentamientos directos, tal y como muestra el historial de enfrentamientos entre ambos. Sin embargo en las últimas ocasiones el Celta ha estado un peldaño por encima del Sporting, al ganar los últimos tres encuentros directos. Los dos encuentros norteños de la temporada pasada se los llevaron los vigueses

Celta 2 - 1 Sporting

El Celta llevaba más de dos meses sin vencer en Balaídos. Desde su exhibición frente al Barça, que acabó con un histórico 4-1, los hombres de Berizzo no habían vuelto a triunfar ante su gente. Aquel día Nolito fue el héroe y frente al Sporting también tuvo que aparecer el genio de Sanlúcar de Barrameda para desnivelar el marcador y anotarse una nueva victoria en casa.

Un partido que empezó mejor el Celta, que se adelantó pronto, a los quince minutos en el marcador. Si Nolito fue decisivo por el gol de la victoria, también lo fue en el primer tanto, al ver el espacio y mandar un centro medido a Bongonda, que asistió con un pase de la muerte a Orellana, que solo tuvo que empujar el balón a la red.

En la segunda parte el Sporting se vino arriba en busca del gol del empate y lo consiguió en el minuto 66, obra de Carlos Castro, que acababa de entrar al terreno de juego y era el primer balón que tocaba. Legar y besar el santo.

Cuando parecía que el encuentro iba a terminar en tablas, apareció de nuevo el de Sanlucar para desequilibrar el marcador. Tanto con algo de fortuna. El despeje de Cuellar a un balón dividido al que llegó antes que Nolito, rebotó en la pierna de éste y se coló en la portería.

Con este resultado favorable el Celta se consolidaba en la parte alta de la tabla, haciendo así que el aficionado se ilusionase con la posibilidad de lograr algo grande.

Sporting 0 - 1 Celta 

El Celta de Vigo venía de empatar en el derbi gallego y quería conseguir una victoria en el Molinón para asentarse en la quinta plaza. Los hombres del 'Toto' Berizzo tomaron la iniciativa, tanto en el dominio como en la presión, desde los primeros instantes. Su trabajo a punto estuvo de tener frutos en el minuto 11, cuando Nolito armó un disparo que se marchó lamiendo el palo de la portería del 'Pichu' Cuéllar.

El de Sanlucar, al igual que en el partido de ida, se convirtió en la principal amenaza del equipo vigués, junto con Orellana. Ambos jugadores crearon las principales ocasiones de peligro por parte del equipo visitante, algunas de ellas muy claras, pero siempre se encontraron con las paradas de Cuéllar, que cuajó un gran partido defendiendo la portería sportinguista.

Sin embargo  Cuéllar no pudo evitar ser engañado por Nolito en el minuto 63. El gaditano volvió a brillar desde su lugar favorito, pero esta vez cambió la dirección. Recogió el balón, Pablo Pérez le dejó pensar y Cuéllar dio el pasito esperando el disparo a la escuadra contraria, su objetivo habitual. Pero, esta vez, Nolito optó por un tiro raso a su poste más cercano. Gol.

Así acabaría el partido que consolidó a los gallegos en puestos de Europa League y que dejó claro al Molinón que les tocaría sufrir para salvar la categoría.

Dos victorias para el Celta la temporada pasada, en dos partidos en los que la figura de Nolito fue clave para desequilibrar la balanza del lado de los vigueses. Nolito ya no está, ya es pasado, por lo que el partido del miércoles será otra película, veremos quién es su protagonista esta vez.