Análisis UCAM Murcia: la ilusión del novato

El conjunto católico debutó esta temporada en la Segunda División española y está teniendo problemas para su adaptación. Celta y UCAM nunca se han enfrentado ambos equipos en partido oficial.

Análisis UCAM Murcia: la ilusión del novato
Jugadores del UCAM celebran un gol la pasada jornada ante el Numancia (foto: Laliga)

Llega la Copa del Rey, el torneo del KO que tanto gusta a unos equipos y que tanto desprestigian otros por su estructura más que discutible. En ella han quedado encuadrados el Celta de Vigo contra el UCAM Murcia, en un duelo a priori desigual pero igualmente atractivo para comprobar qué nivel pueden dar los menos habituales de Eduardo Berizzo y qué sorpresas tiene en su haber el conjunto murciano. Con su ascenso a la Liga 123 ha pasado a todo un histórico como el Real Murcia y ahora mismo es el equipo representativo de la comunidad murciana. Sin apenas historia a sus espaldas (creado en 1999), se sitúa un punto por encima de la salvación en su primera temporada, y todo indica que luchará hasta el final por librarse de la quema del descenso.

Salvando las distancias, el equipo católico intenta hacer un fútbol combinativo no muy diferente al del Celta, con ataques mediante posesión de balón y mucha facilidad para fabricar goles (su delantero, Jesús Imaz, lleva cinco goles en el campeonato nacional). Su entrenador, Salmerón, amante del fútbol asociativo deberá encontrar un equilibrio en su plantilla, pues dispone de muy pocos defensas y la sensible baja de Sergio Mora en el medio campo para el encuentro ante el Celta. Otros nombres que conforman su plantilla, invirtiendo este mercado veraniego en jugadores expertos en segunda, son Biel Ribas, Jona (delantero hondureño y referencia pasada del extinto CD Ourense) o Natalio, un viejo rockero de la división de plata.

En una situación tan delicada en la tabla, luego de comenzar el campeonato con buen pie e ir descendiendo a medida que transcurrieron las jornadas, el UCAM saldrá también con los menos habituales en la copa ante un equipo muy superior a ellos. Ante el sustento económico ofrecido por la Universidad Católica y los 14 nuevos fichajes para esta ilusionante temporada, el UCAM Murcia plagado de viejas perlas de Segunda División (sin apenas jugadores por debajo de los 25 años) busca mantenerse en su histórico primer año en la categoría de plata y poder disfrutar de la copa ante un rival de entidad como lo es el Celta de Vigo.