Análisis Shakhtar Donetsk: salsa del Este de Europa

El conjunto dirigido por Paulo Fonseca tiene más de equipo brasileño, alegre y vistoso, que del frío ucraniano. Su delantera es letal con espacios.

Análisis Shakhtar Donetsk: salsa del Este de Europa
Jugadores del Shakhtar, en la celebración de un gol ante el Braga (foto: Uefa.com)

Muchas son las ventajas de este equipo ucraniano en el que su idioma oficial en el vestuario es el portugués. Al menos 8 de sus jugadores tienen la nacionalidad brasileña, además de varios jugadores ucranianos de primer nivel y el croata Dario Srna. Además, sus jugadores clave saben bailar salsa; no por sus orígenes sino más bien por sus diabluras en ataque, los que les hace un equipo muy peligroso con espacios (21 goles en la liguilla de la Europa League, el equipo más goleador). Pero duele más ver el demoledor dato de sus últimas derrotas: en esta temporada 2016/2017 solo ha perdido 1 partido (Young Boys en la calificación de la Champions League) y ha cosechado 22 victorias y 2 empates desde aquella. Números que asustan, tanto en el campeonato local como en la Europa League.

Su sistema de juego varía entre la 4-2-3-1 y la 4-4-2 con doble pivote, la más habitual en los esquemas del portugués Fonseca. Su juego es bien sencillo, basado en una defensa seria pero cogida con pinzas, algo que los delanteros celestes deberán aprovechar. El lateral Dario Srna, veterano donde los haya con 34 años es su baluarte defensivo, siendo también su gran capitán. Para veterano, su cerrojo en la portería Pyatov, internacional por Ucrania, con 32 años es uno de los mejores porteros del país del este en activo.

A partir del medio campo, empieza la creatividad de sus brasileños. Sus bandas son llegadoras y goleadoras, con Marlos por la derecha y Bernard, su mejor jugador, por la banda izquierda. En el medio, Fred pone la magia y Kovalenko la casta, ambos también llegadores al área rival. La velocidad de sus bandas es lo más peligroso, uniendo velocidad y regate, desbordando a los laterales rivales. Arriba, Alan Patrick y el argentino Facundo Ferreyra cansan a sus rivales con sus desmarques, pero no es el inminente peligro de este equipo ucraniano que le gusta bailar y que tiene como bailarines principales a los brasileños Marlos, Bernard y Taison. Un equipo muy complicado de parar arriba y que en un partido loco se mueve como pez en el agua.