El Celta expande su marca a nivel internacional

El RC Celta de Vigo consolida su marca a nivel internacional gracias a la Fundación Celta. Dicha fundación ha sido la principal promotora de la creación de escuelas por todo el mundo en busca de jóvenes talentos.

El Celta expande su marca a nivel internacional
Jugadores de uno de los campus de la Fundación Celta/ vía RC Celta

El Plaza España están de enhorabuena. Gracias a la Fundación Celta, el proyecto de las escuelas de fútbol, que el equipo vigués ha abierto por el mundo, está teniendo un gran éxito. Una idea que nació en 2013 con la apertura de un campus en Campeche, México, ha dado paso a un gran proyecto con varias escuelas por todo el mundo.

El Celta ya ha abierto escuelas en Campeche y Guadalajara, en México, en Brasov, Rumanía y en Paita, en Perú, donde más de 600 jugadores forman parte del proyecto futbolístico. Escuelas que tienen como objetivo enseñar a los jugadores valores únicos en el fútbol que podrán adaptar a su día a día fuera del deporte. Y, también, descubrir jóvenes promesas para crear una red global de jugadores para las categorías inferiores del club. Un proyecto ambicioso en un club que tiene las miras puestas en el futuro y que está en constante crecimiento. 

El proyecto, además, incluye la posibilidad de que jugadores que destaquen en los diferentes campus puedan vivir una experiencia profesional entrenando durante unas semanas en las instalaciones de A Madroa. Una experiencia apasionante, única y que estimula a los chavales a dar lo máximo de ellos mismos.

Pero no son las únicas escuelas que el Celta va a tener, ya que en los próximos meses se espera que comience a dar sus primeros pasos la creada por la Fundación en Estados Unidos, donde ya hay más de 50 jugadores inscritos, gracias a una campaña de localización de jovenes talentos.

También buscarán oportunidades de crear nuevos campos y de extender la marca Celta por otros países como en los Emiratos Árabes Unidos, más en concreto en Abu Dhabi, en Japón, Panamá o Serbia. Un proyecto de futuro, que ayudará al Celta a crearse una reputación a nivel internacional.