Ojeando al rival: llega un poderoso Atlético

El conjunto rojiblanco llega a la Jornada 5 de Liga en un gran estado de forma tras dos goleadas consecutivas en liga y una victoria en Eindhoven por un solitario gol.

Ojeando al rival: llega un poderoso Atlético
El Atlético de Madrid en su encuentro frente al Sporting/  FOTO: Daniel Nieto

El conjunto rojiblanco llega al Camp Nou pletórico de juego y de moral tras las dos goleadas conseguidas frente al Celta de Vigo en Balaídos por 0-4 y en su feudo de la capital ante el Sporting de Gijón por 5-0. Allí le espera un siempre difícil Barcelona que en sus dos últimos partidos ha destrozado a sus rivales con una goleada ante el Celtic por 7-0 y 1-5 al Leganés en la competición liguera. El Atlético de Madrid mantiene la misma eficacia como conjunto que la temporada anterior, quizás haya mejorado en ataque ya que a la salida de Vietto se ha unido la incorporación del exsevillista Gameiro que a priori parece más jugador que el joven argentino. No ha dejado salir ningún jugador de su plantilla y se ha reforzado con la joven promesa del fútbol argentino Nico Gaitán que hasta el momento no ha tenido muchos minutos.

Solidez defensiva

Si algo le caracteriza al Atlético de Madrid del Cholo Simeone es su fortaleza defensiva, ya el pasado año su guardameta consiguió el trofeo Zamora al meta menos goleado y este año lleva camino de repetir. En cuatro partidos disputados en Liga y uno de Champions solo ha encajado un gol y este fue fruto de un disparo lejano de un jugador del Alavés desde fuera del área en el minuto 93 en la primera jornada.

FOTO: Rodri J Torrellas
FOTO: Rodri J Torrellas

Su defensa es contundente y con una gran juego área tanto en su zona de defensa como en la zona atacante, son fijos en ella Juanfran, Godín y Filipe Luis alternando en el otro puesto del centro de la zaga Savic con el uruguayo Giménez. A pesar de su contundencia defensiva es el equipo que menos tarjetas ha visto en lo que va de Liga, tan solo 3 en 4 partidos.

Un equipo hábil en el contrataque

Desde siempre el Atlético de Madrid se ha caracterizado por tener un hábil juego de contrataque, la transición entre defensa, medios y ataque es rápida y fluida.

Muy pocos equipos en el mundo pueden tener unas características tan idóneas para el contragolpe como las que tienen los jugadores colchoneros

El club colchonero siempre ha tenido jugadores capacitados para el contragolpe como eran los míticos extremos Collar y Ufarte y en la actualidad posee un jugador que nada tiene que envidiar a los anteriores, como es el galo Griezmann que ayudando mucho al centro del campo se desdobla rápidamente hacia al ataque tanto para dar pases de gol como para hacerlos. El Cholo Simeone ha impregnado a sus jugadores de la historia del Atlético y jugadores como Torres o el belga Carrasco son la imagen de ese juego rápido y ágil para sorprender a las defensas contrarias. Muy pocos equipos en el mundo pueden tener unas características tan idóneas para el contragolpe como las que tienen los jugadores colchoneros.

Griezmann como referencia

Los centrocampistas colchoneros ya saben, aunque no le vean, donde tienen que buscar al francés Griezmann que se mueve tanto por los carriles derecho e izquierdo del ataque como por el centro. El galo lo tiene todo, desmarque, visión de juego, compenetración con sus compañeros y sobre todo gol. La pasada temporada el francés fue el máximo realizador del Atlético de Madrid y además fue el máximo anotador en la Eurocopa con su selección francesa con la que anotó siete goles. En esta temporada ya lleva anotados cuatro goles, a un promedio de un gol por partido. Dos de ellos los hizo a domicilio contra el Celta y dos en el Vicente Calderón al Sporting de Gijón.

FOTO: Dani Mullor
FOTO: Dani Mullor

El club culé tendrá que afrontar el partido contra los colchoneros con una concentración mayor de lo habitual, no podrá jugar tan alegre con su tridente ofensivo y en más de una ocasión Messi y Neymar tendrá que ayudar a sus compañeros del centro del campo. Este partido contra el Atlético servirá como piedra de toque para conocer si el Barcelona  actual es el que goleó a Celtic o Leganés o es el que perdió en su casa contra el Alavés, a buen seguro el equipo colchonero va a ser el rival más difícil con el  que el Barcelona se va a enfrentar de todos los partidos que ha disputado. Un tropiezo culé y una victoria madridista en esta jornada harían dudar a los seguidores blaugranas sobre las posibilidades reales de su equipo.