Los novatos pasan su primera prueba en la NFL
Fournette vestido como jugador de los Jacksonville Jaguars. Fuente: NFL

La regla número uno en la NFL es no creer en lo que ocurre en la pretemporada como la realidad, la número dos es recordar que en esta época del año muchos jugadores tienen que ganarse el puesto, especialmente los novatos si desean ser titulares. Por lo tanto esta primera semana nos ha permitido catar que podemos esperar de ciertos jugadores y como pueden ser relevantes para sus equipos.

DeShaun Watson fue el primero de los novatos en presentar su candidatura para el puesto de titular. El flamante nuevo Quarterback de los Texans salía como suplente de Savage y no defraudó a pesar de la derrota texana frente a los Carolina Panthers por 17-27. La elección número 12 del draft se mostró cómodo escapando del pocket cuando era necesario, logrando al final de la noche 179 yardas de pase (Completó 15 pases de 25) y 24 yardas en 3 carreras, incluyendo un Touchdown.

A pesar de estos datos ilusionantes y de que se le vea con agilidad para mantener viva la jugada, hay que decir que no se le vio cómodo teniendo que pasar desde detrás de la protección, además de ser muy poco preciso en pases más allá de 10 yardas, mandando balones muy alejados de su receptor. Tras decir esto hay que reconocer que fue superior a lo visto en 3 drives de Savage y que podemos estar ante el titular en cuanto los Texans pierdan dos partidos seguidos.

Mitchell Trubisky es ahora mismo el chico de oro tras la primera semana a pesar de la derrota de los Bears frente a los Broncos. Tras un inicio desastroso de Glennon, con pick six incluido el número 2 del draft salió al césped con todos los ojos puestos en él. Su costoso traspaso no ha hecho más que poner en duda su calidad pero parece que esto no le afectó cuando tuvo que salir al campo.

Como todos los QB de esta generación, su movilidad es extraordinaria, conectando rápidamente con sus receptores nada más salir del pocket. Parece claro que las play action se le dan genial al joven jugador pero al contrario que con Watson sí se le vio cómodo dentro del pocket de Chicago, el cual no es uno de los mejores de la liga. Respecto a su precisión también fue mejor como muestran sus números, 166 yardas de pase, incluyendo 1 touchdown y completando 18 de los 25 pases intentados. A pesar de ello hay que decir que se enfrentó al segundo y tercer equipo defensivo de Broncos, lo cual hace que haya que calmar un poco la ilusión sobre el buen partido.

La guerra por el puesto de QB parecía cerrada en Chicago para la primera jornada, pero visto el lamentable nivel de Glennon puede que empiece a ser una batalla sería. Otro partido de este nivel del veterano y que nadie dude que mucha gente pedirá, y con motivo, a Trubisky como el titular.

Los Cleveland Browns acabaron el año con un resultado de 1-15, el equipo de Ohio desde su vuelta a la competición nunca ha hecho nada sorprendente, con estos antecedentes puede resultar raro, pero ahora mismo son el equipo al que hay que ver en esta pretemporada, y todo es gracias a Myles Garrett y DeShone Kizer.

Garrett demostró lo que se espera de un número 1 del draft, un verdadero dominio del juego desde el primer segundo, y la muestra de que es una verdadera superestrella. Más allá de los números (un sack y un placaje para pérdida de yardas) lo realmente bonito fue verle dominar en todos los aspectos, cerrando la carrera fue notable al igual que llevando presión al QB. Hay varios snaps en los que literalmente con un giro rompe a su defensor, aunque hay que recordar que sigue siendo frente a una defensa endeble como la de los Saints, tanto la titular (en parte) como la suplente.

Kizer por otro lado se está peleando por la titularidad frente a Brock Osweiler (como podeís leer en este gran artículo de Federico Motolo) y no desaprovechó su primera oportunidad de brillar. Enfrentándose a una secundaria débil como la de los Saints no solo se sintió nervioso, sino que se le notaron conocimientos de quarterback con fundamentos. La seguridad en el pocket fue evidente, la precisión en pases largos fue extraordinaria y su capacidad de escapar en situaciones de peligro fue muy buena, incluso acertó en varias jugadas donde el sack o la intercepción sería lógica para un novato. Sus números nos muestran esto en parte, 11 pases completados sobre 18 intentos con varios drops de sus receptores para 184 yardas, 1 touchdown y un increíble rating de 114

Dalvin Cook por otro lado se enfrentó a su mayor dificultad por otro lado en su debut con el morado de Minnesota, la línea ofensiva sigue siendo un coladero. A pesar de ello los números dados no fueron del todo malos, aunque en carrera solo consiguió 13 yardas en 5 carreras si fue capaz de recibir 4 pases para un total de 30 yardas, mostrando grandes manos para las jugadas de screen que va a necesitar hacer Bradford

No obstante, Zimmer no debe estar contento al 100% con el jugador. En dos ocasiones se vio al jugador evitando bloquear a defensores de Buffalo que iban directos a por el QB, lo cual no es una señal positiva en un jugador que ya de por sí bloquea mal. Aún con ello es evidente que Cook y Murray se van a repartir el backfield de Minnesota y que esta capacidad para la recepción puede ser decisiva para evitar derrotas como las del año pasado ante rivales como los Detroit Lions, claves para entrar en Playoff.

Leonard Fournette ha demostrado lo que se sabía de él cuando llegó a los Jacksonville Jaguars. Al más puro estilo Marshawn Lynch es capaz de aplastar defensas y de conseguir yardas donde parece que no las hay a base de avasallar a sus contrincantes. El problema con el jugador es que todas sus carreras fueron del mismo estilo, directo contra la defensa creando o buscando el hueco por pura potencia. Si no es capaz de aprovechar también de huecos fuera o hacer como Bell parando para permitir la segunda jugada tendrá difícil sobrevivir con los golpes tan duros que va a recibir. Sus datos fueron 31 yardas y 1 Touchdown en 9 carreras.

En definitiva los seis jugadores parecen ser carne de titularidad si no en la primera jornada antes de que terminé la temporada. Pero hay que prevenir sobre las reacciones excesivas que hay estas semanas, estos jugadores aún no han debutado y ya se les pone el cartel de estrellas, para ello tendremos que esperar años y lo más importante, primero tienen que empezar a ser jugadores profesionales de la NFL. Ilusión para el futuro pero sin confundirlo con creer que ya podrán dominar la liga.

VAVEL Logo