Las mejores ofensivas de la Conferencia Americana de la NFL
Roethlisberger, Brown y Bell, armas fundamentales de la ofensiva acerera (foto Pittsburgh Steelers)

Anteriormente, se realizó un análisis preliminar de cuáles podrían ser las mejores ofensivas de cada división de la Conferencia Nacional. Ahora es el turno de efectuar idéntico análisis respecto de las mejores  ofensivas de cada división de la Conferencia Americana.

1. División Este – New England Patriots

El campeón reinante de la Conferencia Americana ha tenido bajas importantes en todos los sectores ofensivos, entre los que se destacan Nate Solder en la línea ofensiva, Dion Lewis en el sector de corredores y Danny Amendola y Brandin Cooks en el cuerpo de receptores. Más allá de dichas bajas, los Patriotas siguen teniendo la mejor ofensiva de la división por lejos. 

Y ello se debe a que contar con uno de los tres mejores mariscales de la historia como lo es Tom Brady, en el campo de juego, es sin duda sinónimo de una ofensiva elite. Y si encima, al lado suyo se encuentran el receptor abierto Julian Edelman y el mejor ala cerrada de NFL, Rob Gronkowsky, el título de mejor ofensiva de esta división pasa a ser indiscutido.

En el Draft 2018 incorporaron a uno de los mejores prospectos en la posición de corredor como es Sony Michel.  Con Michel y  Jeremy Hill, incorporado en la agencia libre y proveniente de Cincinnati Bengals, tienen el juego terrestre muy bien cubierto. Además, se sabe que tanto Brady como el entrenador en jefe  Bill Belichik pueden sacar agua de las piedras, y esto que es lo posiblemente logren de los receptores Malcolm Mitchell, Chris Hogan, Phillip Dorsett y  Jordan Matthews , quienes parecieran ser receptores mediocres pero con los Patriots liderados por Brady podrían lograr una buena temporada –a diferencia de lo que podrían obtener en algún otro equipo.

2. División Norte – Pittsburgh Steelers

Siendo que en la ofensiva se encuentra el mejor receptor de la liga de los últimos años (como lo es Antonio Brown) y el mejor corredor de liga (como lo es LeVeon Bell), los Steelers merecen ser proyectados como la mejor ofensiva de su división. Tanto Brown como Bell tienen acostumbrados a sus seguidores a un juego de elite que les ha permitido en ciertas oportunidades, ganar un partido con sólo una jugada.

Además, la ofensiva de Pittsburgh en los comandos cuenta también con Ben Roethlisberger, un mariscal que se encuentra en los últimos años de su carrera pero que sin duda se esforzará por demostrar que todavía está vigente. Es un QB sumamente inteligente que sabe atacar la debilidad de la defensiva rival. No por nada llegó a tres Super Bowls de los cuáles ganó dos (uno gracias a un pase milimétrico suyo al receptor Santana Moss). Por otra parte, el equipo de Pittsburgh tiene en su roster a Juju Smith-Schuster -un receptor que comenzará su segundo año en la NFL, y que en su año de novato demostró contar con una gran velocidad y muy buenos cortes-. Los alas cerradas Jesse James y Vance McDonald no son tan vistosos pero, congenian de gran manera con Roethlisberger y siempre resultan en una buena válvula de escape

3. División Sur – Houston Texans

Con Deshaun Watson nuevamente en los controles de la ofensiva texana, se puede vaticinar una excelente ofensiva. Hasta el momento de su lesión que lo dejó afuera por toda la temporada anterior (es decir,  su año de novato), Watson estaba alcanzando una gran temporada y se encaminaba a ser el novato del año. Tenía una excelente química con sus receptores Deandre Hopkins, Will Fuller y Bruce Ellington que llevaba a creer que jugaban juntos desde hace años ya.

Si este año pueden desarrollar lo realizado la temporada pasada hasta el momento de la lesión de Watson, puede vaticinarse que los Texans llegarán a los playoff. Párrafo aparte merece Deandre Hopkins,  quien posiblemente no tenga la misma prensa que Antonio Brown o Julio Jones pero quien claramente está en su mismo nivel-. Y es que Hopkins cada año juega mejor. Con Watson lanzándole pases se le puede augurar tranquilamente más de 1300 yardas aéreas y más de 10 anotaciones. Lamar Miller y Donta  Foreman son corredores que se complementan muy bien y siempre alguno de los dos tiene un partido aceptable. Por ende, y al contar con todas estar armas, puede concluirse que Houston Texans posee la mejor ofensiva de la división Sur.

4.  División Oeste -  Los Angeles Chargers/Oakland Raiders

Al igual que en la División Norte de la Conferencia Nacional donde se calificó como la mejor ofensiva conjuntamente a Green Bay Packers y Minnesota Vikings;  en la división Oeste de la Conferencia Americana nos encontramos en una situación similar. No puede válidamente fijarse una única mejor ofensiva. Resulta imposible optar por uno en desmedro del otro. Tanto Los Angeles Chargers como Oakland Raiders merecen dicho calificativo. Ambos, a partir de haber mantenido el roster de la temporada anterior o mediante adquisiciones  de grandes jugadores en la agencia, han hecho méritos suficientes a esos fines.

Oakland Raiders ha realizado un muy buen trabajo en la agencia libre incorporando jugadores de gran calibre. En cuanto a los receptores abiertos, Oakland Raiders firmó al ex Packers, Jordy Nelson y al ex Steelers, Martavis Bryant. Estos jugadores junto al receptor Amari Cooper, conforman un trío de receptores muy difícil de marcar. El mariscal de campo Derek Carr no ha logrado una gran campaña la temporada pasada pero, en su defensa cabe señalar que es un mariscal joven, con un gran brazo y con mucha movilidad. Es más, con menos armas que este año, en la temporada 2016, logró un estupendo año que le significó estar candidateado a ser MVP de esa temporada.

Si logra congeniar bien con estos nuevos receptores, Carr podría tener una temporada de ensueño con un promedio de más 300 yardas aéreas por encuentro y así lograr estar nuevamente en la lucha por ser el MVP de la temporada. Marshawn Lynch y Doug Martin, también adquirido en la agencia libre proveniente de Tampa Bay Buccaneers, son corredores veteranos, pero de una gran calidad (que podrían brindar a los Raiders muy buenas yardas terrestres y abrir las defensivas para realizar luego el juego aéreo).

En este caso y por la incorporación de grandes jugadores a nivel ofensivo, Oakland merece ser señalado como uno de los mejores equipos ofensivos de la temporada.

Por el contrario, el motivo de que la ofensiva de Los Angeles Chargers deba ser calificada como una de las mejores ofensivas de la división, surge justamente del hecho de que mantuvieron el roster de temporadas pasadas. Hace años vienen jugando juntos y eso lleva a presuponer que este año será el año en que esta ofensiva definitivamente explote.

Con Philips Rivers en los controles, el juego aéreo está asegurado. Hace año los Chargers tienen un promedio de casi 300 yardas aéreas por encuentro, razón por la cual siempre están entre las cinco mejores ofensivas de la NFL en lo que respecta  al juego aéreo. Keenan Allen es un gran receptor que si lograr mantenerse sano, seguramente sobrepasará las 1100 yardas y las más de 10 anotaciones. Tyrell Williams, Travis Benjamin y Mike Williams son un trio de receptores muy rápidos que se pueden despegar fácilmente de sus esquineros. Melvin Gordon será su caballito de batalla en lo que respecta al juego terrestre ya que es un gran corredor que mejora años tras año y, de continuar con su mejoría, este año presumiblemente que supere las 1000 yardas terrestres.

Por todo lo anterior, los Angeles Chargers también son dueños del título de la mejor ofensiva de la división.

VAVEL Logo